a
HomeGuia de viajeEuropa¿Por qué asistir a San Fermín?
Encierros de San Fermín, Pamplona

¿Por qué asistir a San Fermín?

Entre el 6 y el 14 de julio de cada año, la pequeña ciudad de Pamplona, en el noreste de España, explota con su festival anual de San Fermín.

 

El punto más destacado de estas fiestas son las corridas de toros matutinas, “los encierros”. En esos momentos, los toros son llevados por las calles hasta la plaza de toros para las corridas de la noche. Cientos de participantes corren junto a los toros y los acompañan a destino.

Sin embargo, las corridas de toros son solo una de las razones por las que deberías experimentar San Fermín al menos una vez en su vida.

 

#La fiesta callejera

Sin lugar a dudas, San Fermín es la gran fiesta callejera española. Uno de los aspectos más destacados en estos días, son las grandes fiestas que se realizan en las calles. No sucede como en otros lugares donde todo transcurre en un recinto o en las afueras de la ciudad, como en las fiestas andaluzas. Aquí pasa en plena ciudad. Lo que implica que puedas entrar y salir de innumerables bares, tomando unas cervezas o los famosos claimotxos, una mezcla de vino tinto y Coca Cola, volver a andar a la calle. Los grupos de San Fermines beben, bailan, ríen y comen. Las bandas musicales van desfilando y tocando, llevando la alegría a cada rincón.

El ambiente en general es muy amigable y festivo, con muchas familias con niños por las calles, incluso hasta altas horas de la madrugada. ¡Es una fiesta realmente feliz!

 

Fiesta de cierre de San Fermin

Fiesta de cierre de San Fermin, Pamplona

 

#Los encierros

Todas las mañanas a las 8 am durante el San Fermín, los seis toros de la corrida de esa noche y seis bueyes de campana, se sueltan desde los corrales Pamplona. El camino los lleva desde allí hasta la plaza de toros, a través de un camino de 875 metros dentro del casco antiguo. Las calles son muy estrechas, y el camino está señalizado.

Estos encierros, de fama mundial, son el alma de San Fermín y atraen a un gran número de participantes y espectadores. Muchos esperan detrás de las barreras de madera, y otros desde los balcones sobre la calle. Muchos de estos balcones se alquilar, por un costo bastante alto, por los días que dura el evento.

Presenciar los encierros es algo muy divertido, pero considera que para tener un buen lugar tendrás que llegar al menos a las seis y media de la mañana. Ninguna foto o video puede transmitir la verdadera adrenalina y lo dramático de San Fermín.  Tampoco la mezcla de emociones que se siente en la calle antes, durante y después de correr.

El espectáculo solo dura unos segundos, ya que los toros hacen todo el recorrido en unos dos minutos y medio.

 

#Los pintxos

La versión del norte de España de las tapas, y muy representativa de Pamplona, son los pintxos (se pronuncian “pinchos”). Son pequeños bocaditos que se venden a unos dos euros cada uno, y se exponen en las barras. Todos los bares del centro exponen su pintxos durante las fiestas.

El tamaño es de un pequeño sándwich y hay muchas variedades de sabores. Las más comunes, sin embargo, son las combinaciones de jamones curados, chorizos y morcillas, por lo general acompañadas de quesos regionales y pimientos rojos o verdes.

Una opción, además de sabrosa, ideal para degustar comida local durante las fiestas donde es muy difícil encontrar un lugar indicado para sentarse en un restaurante.

 

#Las corridas de toros

Los toros que corren por las calles durante los encierros matutinos, son los mismos que esa noche realizaran las corridas en la plaza de toros. La plaza de la ciudad tiene una capacidad para 20 mil personas.

Durante San Fermín se llevan a cabo unas ocho corridas de toros en total. La mayoría son corridas completas, es decir, espectáculos en los que tres matadores matan a dos toros cada uno a pie. También hay una corrida de toros en la que los matadores la realizan a caballo.

Las corridas de toros de San Fermín suelen estar entre las mejores de la temporada española, y atraen a los mejores toreros del país y a los toros de las más prestigiosas granjas de crianza.

Por lo general, las entradas se venden por un paquete para todas las noches de San Fermín. Sin embargo, se pueden conseguir algunos tickets individuales en la taquilla el mismo día de las corridas.

El ambiente en las gradas es festivo y ruidoso, especialmente en las zonas de boletos más económicos. Es el lugar donde los grupos de San Fermines llevan su fiesta a la arena.

 

Corridas de San Fermín, Pamplona

Corridas de San Fermín, Pamplona

 

#Los desfiles

Los protagonistas de la fiesta callejera en San Fermín son los ruidosos y coloridos desfiles que recorren las multitudes, y que circulan regularmente, durante todo el día y la noche.

Cualquier visitante puede unirse a ellos, y aprovechar la fiesta para recorrer y visitar las distintas partes de la ciudad. Inclusive cruzarse y mezclarse con otros San Fermines. No te preocupes por cómo llegar hasta ellos, los escucharás antes, con el fuerte repique de sus tambores.

Verás la procesión de personas festivas que se van sumando a las procesiones, con un calimotxco en su mano

 

#La vestimenta típica

Los san fermines utilizan un traje rojo y blanco durante toda la fiesta. Si bien todos le agregan sus propias variantes, la básica camiseta y pantalones blancos, un pañuelo rojo atado en triángulo al cuello y una faja roja en la cintura.

El pañuelo para el cuello es la pieza del traje más importante y se vende en la mayoría de las tiendas de Pamplona durante la fiesta.

Existen muchas teorías sobre su importancia simbólica, una de las cuales es la del rojo alrededor del cuello representando la sangre de San Fermín. El santo fue decapitado en Amiens, Francia, en el siglo III. La mayoría de los pañuelos están bordados con su imagen o con el escudo de armas de Pamplona, ​​mientras que otros llevan los colores vascos, verde y blanco. Este uniforme rojo y blanco es crucial para la atmósfera de inclusión y la gran camaradería que define a San Fermín.

 

Panuelo rojo de San Fermin

Típico pañuelo rojo con el escudo de San Fermin

 

#Calimotxo

La mayoría de las fiestas españolas tienen su bebida distintiva, y ​​la de Pamplona es el calimotxo o Kalimotxo. La “tx” de la ortografía vasca se pronuncia como “ch”. Es un simple cóctel de Coca Cola y vino tinto. Aunque parezca una mezcla extraña, resulta sabrosa y refrescante, una versión menos dulce que la sangría.

Resulta perfecto para una fiesta tan movida y agitada como la semana de San Fermín. Te mantiene con energías, pero no es demasiado fuerte. Al ser servida con hielo, es una bebida refrescante, ideal para las temperaturas de 25 a 30 grados que hace en julio en Pamplona.

 

Calomotxo

Calomotxo, el clásico trago de las fiestas e San Fermín

Inicio

Compartir con:

Durante muchos años ha trabajado en la organización de viajes, con especialización en cruceros. También profesional del diseño y comunicación, fusiona en Discover Travel News sus dos pasiones. Ahora pasa gran parte de su tiempo estudiando e informándose para contar todo lo interesante, atractivo y diferente, con ideas reales y concretas, que el mundo tiene para ofrecernos.

[email protected]

Sin comentarios

DEJANOS TU COMENTARIO