a
HomeGuia de viajeEuropaCelebrando el sosticio de verano a la espera de nuevos amores
Festival del Solsticio de Verano. Jani en Letonia

Celebrando el sosticio de verano a la espera de nuevos amores

En el norte este día más largo del año marca el comienzo del verano. Esta estación, y temporada, ha estado vinculada a través de los siglos con la cosecha y especialmente a la fertilidad, y, por lo tanto, al amor.

 

Mientras que, en el hemisferio norte, el solsticio de junio tiene una larga historia de festejos, en el hemisferio sur, el día más corto, y las temperaturas más bajas, calman los ánimos.

También está ligada a algunas de las noches más famosas y espirituales en Europa, que durante mucho tiempo se ha asociado tanto por el lado del cristianismo por San Juan Bautista, como con los rituales paganos más antiguo.

 

Sin embargo, no solo Europa se celebra la llegada del día más largo. Distintos festejos se llevan a cabo, tanto en los países con climas más fríos y difíciles, como en los países más cercanos al ecuador.

 

 

En los países escandinavos

Una de las mayores celebraciones que transcurren cada año. En Suecia, las tradiciones incluyen bailar alrededor de un “maypole”, y aprovechar para deleitarse con los típicos platos con arenques y cantidades de vodka. El maypole, es un poste de madera que se levanta, alrededor del cual se baila y se enlazan las cintas de colores en él.

Todas las festividades tienen alguna simbología relacionada al despertar sexual y el romanticismo. Imaginemos que, en países como Suecia, se estima que un porcentaje muy elevado de las gestaciones de próximas generaciones se dan en esta época del año.

 

Las festividades de Midsommarstång en Suecia, están marcadas por las tradiciones decadentes y arraigadas en el paganismo, y reúnen a los habitantes de todas las edades. En las calles, mercados y casas privadas se reúnen para degustar las comidas tradicionales, como el arenque en escabeche, el salmón y las papas. Podrás ver a muchas personas en las calles con coronas de flores, los bailes del maypole y las danzas folclóricas, como el Små grodorna.

 

Hay una tradición entre las mujeres solteras, por la cuál si comían algo muy salado durante el verano, o si no recogían 7 tipos de flores y las ponían debajo de la almohada cuando dormían, soñaban y encontraban a sus futuros maridos.

 

Noruega, Finlandia e Islandia comparten muchas similitudes durante las celebraciones del solsticio de verano. En Noruega, se realizan enormes hogueras, que en Finlandia tienen su origen en las festividades de Juhannus, antiguamente centrado en el dios Ukko antes de ser bautizado por Juan Bautista.  En Islandia, por otro lado, también celebra sus 21 horas de luz diurna con un gran Festival de Música “Sol de Medianoche” que dura tres días.

 

Festival del Solsticio de Verano, Suecia

Festival del Solsticio de Verano – Midsommarstång, Suecia

 

 

En las Islas Británicas

Como ya lo podemos ver en la obra de Shakespeare, Sueño de una noche de verano, las festividades paganas inundaban las islas desde tiempos inmemorables. En épocas pre-cristianas se centraban en hadas, unicornios y otras criaturas místicas, hasta que el cristianismo eliminó, de acuerdo a sus preceptos, estas maravillosas tradiciones.

Hoy en día, en muchos lugares se reviven estos festejos con procesiones y juegos, mientras que las hogueras siguen siendo típicas en Cornualles e Irlanda.

 

Una de las celebraciones de solsticio más grandes del mundo, sin embargo, tiene lugar en Stonehenge, en Inglaterra, donde miles de personas se reúnen cada año para traer la temporada de verano. Si bien para muchos el evento es una excusa para festejar en el camino hacia el Festival de Glastonbury, también hay un fuerte contingente de neo-paganos y neo-druidas que tratan el día como la ceremonia matrimonial definitiva.

Todos los rituales druidas tienen un elemento de fertilidad, y el solsticio no es una excepción. Por eso se celebra la unión de las deidades masculinas y femeninas, el Sol y la Tierra, en el día más largo del año.

 

Festival del Solsticio de Verano en Stonehedge, Inglaterra

Festival del Solsticio de Verano en Stonehedge, Inglaterra

 

 

Tradiciones en Europa del este

También las coronas de flores son protagonistas en las celebraciones en Letonia. Estos accesorios adornas las cabezas de mujeres, y en versiones más frondosas, las de los hombres. Conocido como Jāņi (a partir de Juan el Bautista), este evento anual es acompañado de numerosas fiestas, donde se comen quesos y degustan cervezas, y se practican bailes y saldos sobre las hogueras que se mantienen encendidos durante toda la noche. También se entonan canciones tradicionales y se adornas autos y casas con ramas y flores.

 

El país vecino, Rusia, comparten notables similitudes en los festejos también con Ucrania. En particular los juegos letones de saltar sobre las fogatas. Pero no solo el fuego tiene lugar en estas latitudes, también el agua. Las actividades acuáticas comunes durante el solsticio de verano incluyen guirnaldas de flores flotantes en los ríos y lagos, que traen consigo predicciones basadas en sus movimientos. Las reconocidas Kupala o Día de Ivan en Rusia y Ucrania, tiene sus raíces en los festivales de fertilidad paganos, incluso inspirados en el nombre ruso de Juan el Bautista.

 

Este día festivo del Este de Europa tiene connotaciones románticas para muchos eslavos. «Kupala» se deriva de la misma palabra que «cupido». Se creía que la noche de Kupala era un momento para que las personas se enamoraran, y que aquellos que la celebraban serían felices y prósperos durante todo el año. Las mujeres jóvenes y solteras hacían flotar en el río las coronas de flores que esperaban ser atrapadas del otro lado de la costa por los jóvenes solteros.

Según esta tradición en el folklore polaco, el hombre y la mujer en cuestión se convertirían en pareja. Las hogueras también son una característica importante en este país, y es una tradición que una pareja salte de las llamas juntas mientras se toma de la mano; si no la sueltan, se dice que su amor durará.

 

 

En Grecia

En Grecia, como en muchos países europeos, el solsticio pagano fue cooptado por el cristianismo y renombrado como el Día de San Juan. Aún así, en muchas aldeas en el norte del país, los ritos antiguos todavía se celebran. La mitología también se centra en la posibilidad de encontrar una futura pareja.

Uno de los rituales más antiguos se llama Klidonas, e involucra a vírgenes locales que recogen agua del mar. Todas las mujeres solteras del pueblo colocan una pertenencia personal en una olla y la dejan debajo de una higuera durante la noche, como parte del folclore. Este mágico día impregnan cada momento, donde las chicas sueñan y prefetizan sobre sus futuros maridos. Al día siguiente, todas las mujeres de la aldea se reúnen, y se turnan para sacar los objetos y declamar las parejas, tratando de predecir la suerte romántica de cada propietaria del artículo. En estos días, sin embargo, el festival es más una excusa para que la comunidad de mujeres intercambie bromas.

Por la noche, hombres y mujeres se reúnen para saltar las hogueras. Y se dice que cualquier persona que tenga éxito saltando por encima de las llamas tres veces tendrá su deseo concedido.

 

Compartir con:

Durante muchos años ha trabajado en la organización de viajes, con especialización en cruceros. También profesional del diseño y comunicación, fusiona en Discover Travel News sus dos pasiones. Ahora pasa gran parte de su tiempo estudiando e informándose para contar todo lo interesante, atractivo y diferente, con ideas reales y concretas, que el mundo tiene para ofrecernos.

[email protected]

Sin comentarios

Dejános tu comentario.