Mercado Navideño de Viena

Los 5 mercados navideños más mágicos de Europa

¿Soñas con una Navidad blanca?  Te recomendamos los mejores mercados navideños de Europa para que puedas organizar tu propio recorrido.

 

Los mercados de Navidad nos ofrecen un viaje a través de la magia y las tradiciones con todos los elementos que nos recuerdan y simbolizan las fiestas.
En cada una de las ciudades donde se llevan a cabo año a año, se levantan cientos de puestos de madera hechos a mano que se decoran con guirnaldas y miles de luces de colores. Se ofrecen cientos de regalos artesanales, adornos de madera o cristal pintados a mano, velas caseras, dulces con aromatizados, almendras confitadas y galletas de jengibre en forma de corazón y tazas de gluhwein (vino aromático).

Estar allí, y pasear entre estos puestos es como retroceder en el tiempo: los regalos no son piezas elaboradas con tecnología sino juguetes de madera y mitones de lana. Es una experiencia sorprendentemente refrescante que te permite comprender lo que realmente hace de la Navidad la época más maravillosa del año.

 

Mercado Navideño de Colonia, Alemania

Mercado Navideño de Colonia. Foto gentileza Avalon Waterways

Te acercamos 5 de nuestros mercados navideños europeos favoritos y las razones por las que debes visitarlos:

Estrasburgo, Francia
Con el mercado navideño más antiguo de Francia, Estrasburgo se autoproclama la «Capital de la Navidad». El mercado se extiende por toda la ciudad, con más de 300 vendedores llenando las calles. Cada callejón está repleto de luces y adornos , y las fachadas de los edificios adornadas con decoraciones festivas con lazos de paño rojo gigante, estrellas iluminadas, grandes cajas de regalos envueltas con papeles coloridos y figuras de Papá Noel. El mercado de Estrasburgo está dominado por los alimentos típicos de las fiestas. y ¡probablemente sea la razón por la que es tan popular! Se venden en cada esquina sabrosas golosinas, sidra caliente, crepes rellenas de con chocolate y nutella y galletas salas.

 

Colonia, Alemania
Colonia cuenta con 7 mercados de Navidad, todos con diferentes especialidades, sin embargo, el mercado principal está situado en la base de la famosa catedral de la ciudad, alrededor de un gran árbol decorado y un escenario para actuaciones navideñas. Son muy típicos los puestos de venta de bratwurst (salchichas alemanas) servidas con tazas de vino caliente especiado. Todos los puestos están cubiertos con carpas con dosel rojo.
Entre los productos más populares se encuentras las medias de lana y piel de oveja, muñecas de madera y jabones de miel hechos a mano.
No puedes irte sin haber probado el strudel y las lebkuchen, las famosas galletas de jengibre alemanas con formas y decoradas con glaseado.

 

Viena, Austria
El Christkindlmarkt, cerca del Rathaus de Viena, ofrece algo para cada uno de los visitantes. Desde comidas y bebidas típicas, como sopa caliente servida en el clásico tazón de pan, bratwursts y pasteles rellenos de crema, hasta gran variedad de adornos de vidrio decorados y juguetes para niños. También hay una pista de hielo junto al mercado para aquellos que deseen realizar algunas piruetas. El mejor momento para visitarlo es durante la noche, cuando la iluminación de cientos copos de nieves, ángeles y estrellas se iluminan.

 

Praga, República Checa
La Plaza de la Ciudad Vieja de Praga se vive por esos días como sacada por un cuento de hadas, transformada en un gran centro de fiestas con un árbol de Navidad gigante, puestos con techos rojos que ofrecen desde simples adornos hasta los más elaborados de cristal de bohemia. El aroma del Trdelnik (masa cocida a las brasas bañada en azúcar y canela, invade toda la plaza.
¡La plaza en su conjunto se convierte en un verdadero sueño navideño! Si subes a la cima de la torre del Reloj Astronómico tendrás las mejores imágenes de la plaza del mercado.

 

Bruselas, Bélgica
Los mercados de Navidad repartidos por la ciudad de Bruselas venden una gran cantidad y variedad de dulces y chocolates belgas, tazas de cacao espeso, y el famoso combo de cerveza artesanal belga con papas fritas calientes.
Como bien dijimos, los mercados están diseminados por todo el centro de la ciudad y cada uno tiene su característica. Uno tiene una pista de patinaje sobre hielo iluminada, otro posee una noria con varios carruseles que se llenan de niños. Lo común en todos son las docenas de puestos de madera, música festiva y los gritos y risas que se propagan en el aire.
La Grand Place de la ciudad también alberga un espectáculo nocturno de luz y sonido que te deja maravillado. Y es tan espectacular que querrás verlo más de una vez. Por lo que la sugerencia principal es: ¡Dedícale un par de días a disfrutar de los mercados de Bruselas!

 

Mercados Navideños de Europa

Mercados Navideños de Europa. Foto gentileza Avalon Waterways

 

Compartir con:
Valorá este artículo

Durante muchos años ha trabajado en la organización de viajes, con especialización en cruceros. También profesional del diseño y comunicación, fusiona en Discover Travel News sus dos pasiones. Ahora pasa gran parte de su tiempo estudiando e informándose para contar todo lo interesante, atractivo y diferente, con ideas reales y concretas, que el mundo tiene para ofrecernos.

sergio@discovertravelnews.com

Sin comentarios

DEJANOS TU COMENTARIO

 

Suscríbete a nuestro newsletter de viajes

Déjate sorprender y recibe las mejores propuestas de viaje en tu correo electrónico.