a
HomeGuia de viajeAsia - Medio OrienteUn día en Muscat, capital de Omán
Mesquita Sultán Qaboos

Un día en Muscat, capital de Omán

La capital de Omán, Muscat, pasa por su mejor momento. Esta bulliciosa ciudad combina exponentes de la arquitectura más moderna y todo el romance de la antigua Arabia.

 

Hasta la década de 1970, Muscat solo era una sombra de la ciudad actual. Detrás de los altos muros, el pequeño asentamiento albergaba el tribunal desde el cual Said bin Taimur decretaba y dirigí de forma opresiva a toda la nación. Pero en julio de 1970, su hijo Qaboos bin Said Al Said dio un golpe de estado contra el gobierno de su propio padre, quien se exilió en Londres.

El sultán Qaboos reclamó el trono en un momento en que la pobreza era arrasadora y el país solo tenía dos escuelas. Esto es impensable viendo la Muscat actual, tan rica y cosmopolita.

 

Toda la ciudad ha sido reconstruida, gracias a un gran presupuesto, y grandes diseños y proyectos. Y gracias que los rascacielos están prohibidos, la nueva arquitectura está repleta de motivos ornamentales del Medio Oriente. Es como imaginar una escenografía de las Mil y una noches en mármol italiano.

Aún quedan algunos edificios originales: el Viejo Muscat, donde Taimur tenía su corte, y que hoy está conservada como un parte de patrimonio cultural. A la par que el viejo Muscat se desmorona lentamente, el nuevo, avanza.

 

Omán es una monarquía absoluta, pero su sultán construyó uno de los países más estables de la región. Muchos de los edificios exhiben su nombre a través de toda la ciudad.

La ciudad se extiende a lo largo de una costa de imponentes acantilados de piedra caliza frente al Mar Arábigo. Su corazón es la zona de Muttrah, con un puerto bullicioso, con edificios relucientes y un agitado zoco.

La Gran Mezquita del Sultán Qaboos es el punto más alto de la visita en cuanto a arquitectura. Todo allí es superlativo: lo más grande, lo más alto, lo más caro. Exclamaciones y suspiros de todos los visitantes mientras contemplan la araña Swarovski de ocho toneladas y la enorme alfombra iraní, que tejieron durante cuatro años 400 tejedores.

 

Mesquita Sultán Qaboos

Vista exterior desde la Mesquita Sultán Qaboos

 

Los imperdibles de un día en Muscat

La Gran Mezquita del Sultán Qaboos, abierta de sábado a jueves, de 8 a 11 de la mañana, tiene entrada gratuita. Pero debes llegar temprano, preferentemente antes de las 9, ya que está inundada de turistas. Es una verdadera fiesta de la opulencia sacrosanta. Los jardines inmaculados también valen la pena ser vistos. Todas las mujeres deben recordar llevar un pañuelo para cubrir la cabeza.

 

Dejando atrás a la multitud de turistas, dirígete al mercado de pescado de Muttrah. Está en proyecto su traslado a un área especialmente diseñada, que seguramente será espléndida, pero perderá parte de su magia. La visita es una oportunidad única para ver cómo viven y comercian los habitantes de la ciudad.

 

Muy cerca se encuentra el Museo Bait al Zubair con la colección nacional de la cultura de Omán. Está abierto de sábado a jueves, desde las 9.30 hasta las 18.30 horas. El costo de la entrada es de solo 1 OMR.

 

Palacio Al Alam en Muscat

Palacio Al Alam en Muscat, capital de Omán

El Palacio Al Alam completamente adornado en oro, es una de las tantas residencias del sultán Qaboos. Es posible pasear por sus alrededores. A tan solo diez minutos a pie desde allí, el antiguo puerto exhibe históricos graffitis que han dejado los tripulantes que arribaron durante los últimos 500 años.

 

Lindero al puerto de cruceros Sultán Qaboos, está la maravillosa costanera, la Muttrah Corniche. Un hermoso paseo a cualquier hora del día, concurrido por gran cantidad de super yates de lujo y los tradicionales dhows (veleros).

 

 

Frente a la costanera, el zoco de Muttrah está abierto todos los días desde las 9 hasta el mediodía y también por la tarde después de las 16 horas a excepción de los viernes. Un lugar mágico para encontrar todo tipo de elementos típicos regionales, platería, cafeteras y los cuchillos ceremoniales llamados khanjars. La compra requiere de ejercitar con fuerza y destreza el regateo.

 

Zoco de Muscat, Oman

Zoco de Muscat, Oman

 

Cómo llegar a Muscat

El aeropuerto Internacional de Muscat recibe cantidad de vuelos internacionales. Una vez allí se puede obtener una visa «on arrival», lo que significa que la puedes obtener en el lugar de control de pasaporte, sin necesidad de trámites previos. Obviamente costo mediante. Se puede pagar una visa de 10 días (5 OMR) o de 30 días (20 OMR).

En el mismo aeropuerto se puede cambiar dividas, alquilar un automóvil y conseguir taxis. Al no existir un transporte público, ni trenes o autobús, los taxis son la única opción. Los taxis a la ciudad deben pagarse por adelantado en un stand a la salida de los arribos. El costo hasta el centro de la ciudad, Muttrah, es de 10 OMR (Rial Omaní) que equivale a unos 25 dólares. El trayecto dura unos 40 minutos aproximadamente.

 

El Puerto Sultán Qaboos es una parada muy popular para los cruceros. También sirve para los ferris a Musandam (con un trayecto de cinco horas, por 23 OMR.

 

Los autobuses interurbanos conectan Muscat con las principales ciudades de Omán. Salen de la estación principal de autobuses en Ruwi. Desde allí funciona un servicio de buses a Dubái tres veces al día. Este recorrido es de unas 6 horas de duración y tiene un costo de unos 9 OMR ida y vuelta.

 

El clima en Muscat

Desde octubre a mayo encontrarás temperaturas entre 20-35 ° C y muy baja humedad. En cuanto a las precipitaciones, solo ocasionalmente de diciembre a febrero.

De junio a septiembre las temperaturas se elevan y pueden llegar a máximas de 45 ° C y la humedad es bastante alta.

 

Araña Mesquita Sultán Qaboos

Araña de Swaroski en la Mesquita Sultán Qaboos

 

Compartir con:

Durante muchos años ha trabajado en la organización de viajes, con especialización en cruceros. También profesional del diseño y comunicación, fusiona en Discover Travel News sus dos pasiones. Ahora pasa gran parte de su tiempo estudiando e informándose para contar todo lo interesante, atractivo y diferente, con ideas reales y concretas, que el mundo tiene para ofrecernos.

[email protected]

Sin comentarios

DEJANOS TU COMENTARIO