Safari en Parque Kaziranga, Assam, India

El crucero por el río Brahmaputra en la India

El Brahmaputra es como la vida misma, porque en cada movimiento es difícil predecir que es lo vendrá. Así y todo, el viaje por este río abre las puertas para experimentar la rica vida silvestre y cultural en la remota región de Assam.

 

Para lo hindúes navegar este río solo puede ser hecho bajo la mirada y guía de Ganesh, el dios elefante con guirnalda de flores, venerado por ser el motor en la vida para saltar todos los obstáculos.

Será porque para transitarlo, además del gran conocimiento del área, cada giro, cada rincón representa una verdadera aventura, entre su paisaje regado de bancos de arena y las corrientes inesperadas.

 

Brahmaputra significa «hijo de Brahma», hijo del dios creador del universo para el hinduismo. Nace en el interior glaciar del Monte Kailash en la meseta tibetana y termina en el delta del Ganges, en la Bahía de Bengala. En su curso medio, el río corre a través del Himalaya antes de extenderse a las amplias llanuras de Assam. Cada año el curso cambia, cobra vida, especialmente en la época de los monzones.

El crucero por el Brahmaputra tiene lugar entre los meses de octubre a abril, a bordo del pionero en esta ruta, el ms Mahabaahu. Un barco de lujo con solo 23 cabinas, con sus cinco pisos y 55 mentros de largo.

El Mahabaahu está bellamente decorado con lujosas cabinas, sauna e incluso una pequeña piscina al aire libre. La experiencia gastronómica es muy relajada, donde todos los pasajeros interactúan, incluso con los profesionales a bordo.

 

El viaje aguas abajo comienza en Neemati Ghata unos 30 minutos de distancia de la ciudad de Jorhat, en la región de Assam de la India. El itinerario finaliza en Guwahati, la ciudad más grande de Assam, y te acompañarán a bordo un profesional en vida silvestre y otro en la vida cultural de la región.

La primera parada es Majuli, isla con más de 200 aldeas, una población de alrededor de unos 50 mil habitantes y con una superficie media de 70 kilómetros de largo. No podemos hablar de una cifra exacta ya que cada año con las inundaciones producidas por los monzones, la superficie aumenta y decrece. Es la regla de las tierras en este río.

Los habitantes son descendientes de la tribu Mishing, conocidos por ser parte de los vaishnavita que se separaron del hinduismo en el siglo XV, rechazando las restricciones del sistema de castas.  Aprenderás sobre sus muertos, sobre su intrincada lengua, su adorado dios de múltiples brazos y cara azul Vishnu, y los extraños satra (monasterios), algunos para monjes célibes, y otros para familias completas.

La visita a varios de sus templos nos ilustra nos ilustra sobre la vida religiosa con gran incidencia en la vida de sus pobladores: Kamalabari Satra, el monasterio Shatzil y el templo en forma de cobra gigante.

 

Isla Majuli, India

Isla Majuli, India

 

La vida a orillas del río Brahmaputra

El andar por el río es tranquilo en apariencia. Por momentos el ancho del cauce es tal que no te permite avistar la orilla, y en otros, pasas a metros de pescadores que lanzan sus redes de naukas, niños que corren por la costa o canoas de madera.

El paisaje varía entre la extensión de aguas marrón y un horizonte brumoso en los primeros meses del año, variando a un verde más intenso de los campos de arroz cuando se acerca el otoño. El telón de fondo son los picos del Himalaya.

En estas diferencias temporales, lo más árido del paisaje en verano permite una mayor aproximación a la vida silvestre. Patos, cigüeñas y los hermosos delfines gangéticos, entre tanta diversidad.  Los delfines son muy comunes de ver, debido a que el nivel de agua es más bajo, en esta época del año. Son de casi dos metros de largo, casi totalmente ciegos y cazan por eco-ubicación.

 

Acercándonos al oeste, la llanura más desértica da paso a la colorida selva y campos de algodón. El barco hace una nueva parada, y asistido por pequeños botes, es la ocasión de acercarse a la fauna local.

Llega el momento de la navegación por las márgenes del sur de Kaziranga, uno de los grandes parques nacionales de la India y, con mucho, el destino turístico más popular de Assam. La excursión en el parque es uno de los puntos culminantes de este viaje en crucero, a través de la franja de pastizales, marismas y bosques.

Tienes la oportunidad de observar grupos de elefantes, y luego también de montarlos. Es momento para los guías de encontrar a los rinocerontes indios de un solo cuerno. Estas criaturas están en peligro crítico de extinción, y los 2300 animales en Kaziranga representan casi el 70% de la población mundial.

La aventura continúa con un safari en jeep, en busca de los búfalos salvajes, ciervos del pantano y jabalíes, y la posibilidad de avistar algunos tigres.

 

MV Mahabaahu. Foto gentileza ARC

 

Relax  antes del regreso a un mundo agitado

Entre las incursiones culturales y la observación de la vida silvestre, la vida a bordo es sumamente relajante. Y desde la cubierta superior, cada tarde es mágica y especial.

 

Gracias a los caprichos del río el itinerario exacto es un poco imprevisible, y algunas noches el barco amarra para disfrutar de una comida al aire libre. En algunos casos para ver la vida de alguna aldea que no fue afectada por el mundo moderno.

 

MV Mahabaahu en una parada nocturna en Assam

MV Mahabaahu en una parada nocturna en Assam. Foto gentileza ARC

 

Plantación de té en Assam, India

Plantación de té en Assam, India. Foto gentileza ARC

Muchos lugares viven tal como en la época del Raj.  Aquí los británicos llegaron más tarde, no antes de mediados del siglo XIX, al descubrir que las condiciones eran ideales para el cultivo de la variedad de té Camellia sinensis. Estas infusiones aromáticas se volvieron muy populares en todo el mundo.

Cerca de una de las últimas paradas, se visita una de las fincas de té, Kaliabor, próxima a la ciudad de Silghat. Una verdadera fotografía de la época colonial tardía, donde puedes imaginar la vida allí en el siglo pasado.

En Guwahati, el Mahabaahu amarra para el final de viaje. El regreso a la civilización es abrupto, y la marea de rickshaw y vendedores en el puerto es intenso.

La atracción principal en esta ciudad de más de un millón de habitantes es el templo Kamakhya, donde se reúnen una multitud de adoradores del poder tántrico de la diosa Sati. Tiene lugar el sangriento espectáculo del sacrificio de una cabra decapitada con una espada en un altar de piedra, que termina cubierto en sangre.

Antes de llegar al final, raramente te cruzarán con algún turista, lo que convierte y da mayor relevancia a la experiencia de este río, virgen para el turismo, y que parece seguirá siéndolo por mucho tiempo más.

 

Templo Kamakhya en Guwahati, Assam, India.

Templo Kamakhya en Guwahati, Assam, India. Foto gentileza ARC

Compartir con:
Valorá este artículo

Durante muchos años ha trabajado en la organización de viajes, con especialización en cruceros. También profesional del diseño y comunicación, fusiona en Discover Travel News sus dos pasiones. Ahora pasa gran parte de su tiempo estudiando e informándose para contar todo lo interesante, atractivo y diferente, con ideas reales y concretas, que el mundo tiene para ofrecernos.

sergio@discovertravelnews.com

Sin comentarios

DEJANOS TU COMENTARIO