Playas de Mahe. Seychelles

Las Seychelles, el Jardín del Edén

Si buscas las llaves del paraíso, seguro las encontrarás en las islas Seychelles

 

Seychelles es uno de los paraísos que puedes encontrar en este, nuestro mundo. Playas de arena blanca, aguas cristalinas, una naturaleza abundante, una fauna diferente y más.

Estas islas del Océano Índico, frente a la costa este de África, despliegan su belleza en sus tierras de granito y coral. Sus paisajes son tan maravillosos que es reconocida como el «Jardín del Eden».

El archipiélago de las Seychelles es una cadena de 115 islas de diferentes tamaños ubicadas al noreste de Madagascar, justo debajo de la línea del Ecuador. Son tierras naturales y salvajes diseminadas en el mar, cubiertas con palmeras y en emergiendo de las aguas turquesas más hermosas del mundo.

Ofrecen infinitas oportunidades, tanto para grandes y chicos. Desde relajarse y descansar hasta actividades de aventura para experimentar la naturaleza.

Cada una de las islas tiene sus tesoros ocultos. Desde Mahé, la capital del archipiélago, hasta Praslin y La Digue, pasando por la isla de Curieuse y el atolón de Aldabra.

Una de las mejores maneras de conocerlas es navegando en un crucero de un puerto a otro.

 

Tierra y mar en armonía

El archipiélago de Seychelles ofrece una maravillosa interacción entre la tierra y el mar, la naturaleza con su gran diversidad de colores, formas y texturas.

Las elevaciones de granito irrumpen entre los imponentes bosques tropicales. En Praslin, el Valle de Mai es un increíble santuario de plantas prehistóricas, catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Entre las especies se destaca el coco gigantesco, fruto de una palmera endémica del archipiélago. Llegan a pesar entre 20 y 45 kilos y con sus casi 50 centímetros de ancho, es la fruta más grande en el reino vegetal. Es un verdadero símbolo nacional, y hasta está representado en su escudo.

Si de mar se trata, cada playa es mejor que otra. Si de sugerencias se trata, podemos ponerle especial atención a Anse Lazio, en Praslin, y Anse Source d’Argent, en la isla de La Digue. Sin lugar a dudas, las siluetas de piedra que se levantan a través de la costa de arenas blancas la convierten en una de las playas más bellas del mundo.

 

Playas de Mahe. Seychelles

Playas de Mahe. Seychelles

 

La naturaleza en forma animal

La abundante vegetación se combina también perfectamente con una fauna excepcional. Ya sea en tierra o en las profundidades del mar, la fauna de las Seychelles es única. La mitad del territorio del archipiélago tiene estatus de parque nacional. En la isla Aride, la reserva natural de El Dorado, alberga alrededor de 30 especies exóticas.

Las tortugas gigantes que habitan en las islas salvajes de Aldabra, llegan a pesar 300 kilos y medir hasta 120 centímetros de largo. Está catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO como el atolón de coral emergegido más grande del mundo.

Si te sumerges bajo el agua, la variedad allí es sorprendente. Los lugares más destacados son el arrecife de coral de la laguna Alphonse, o en el parque nacional marino de la isla de Sainte-Anne. Existen una gran cantidad de lugares ideales para los entusiastas del buceo, y demás formas de deportes subacuáticos, que ofrecen la oportunidad de ver desde pequeños peces hasta mantarrayas entre otras especies.

Navegar para las Seychelles equivale a partir hacia la búsqueda de un verdadero tesoro natural. La promesa, que se cumplirá, será la de experimentar una aventura increíble, un sueño donde la realidad a menudo supera la imaginación.

 

Compartir con:
Valorá este artículo

Durante muchos años ha trabajado en la organización de viajes, con especialización en cruceros. También profesional del diseño y comunicación, fusiona en Discover Travel News sus dos pasiones. Ahora pasa gran parte de su tiempo estudiando e informándose para contar todo lo interesante, atractivo y diferente, con ideas reales y concretas, que el mundo tiene para ofrecernos.

sergio@discovertravelnews.com

Sin comentarios

DEJANOS TU COMENTARIO