Una nueva alternativa para navegar el Mississippi

Desde agosto 2019 el nuevo navío de American Cruise Line, el American Harmony, está navegando por las aguas del río Mississippi entre Nueva Orleans y Memphis.

 

Esta compañía es especialista en cruceros por este río norteamericano gracias a la experiencia que han recogido por más de 30 años. Ahora, además de los tradicionales cruceros, también han incluido programas más completos y algunas salidas temáticas.

El American Harmony es el tercer barco que navega por el río Mississippi y el Nº 11 de la compañía. De esta manera, se ha unido a una flota integrada por barcos de ruedas de paleta (paddle wheels) de estilo victoriano y pequeños cruceros costeros. Todos tienen una capacidad entre 100 y 200 pasajeros, todos en los Estados Unidos.

El nuevo barco es moderno, de líneas contemporáneas y simples, con una capacidad para recibir hasta 190 huéspedes. Inicialmente estará destinado a realizar un itinerario de 7 noches desde New Orleans a Memphis y viceversa. Los puertos de escala son: Houmas House y St. Francisville (ambos en Louisiana); Natchez y Vicksburg, en Mississippi. Estas paradas ofrecen visitas a museos locales, plantaciones, espectáculos de música local, cementerios, un campo de batalla de guerra civil y Graceland, el hogar de Elvis Presley.

En su programación, el American Harmony también incluye un crucero titulado Grand Heartland de 15 días y otro de 21, mucho más completos a través del Mississippi, ambos entre Nueva Orleans y St. Paul.

 

 

Que encontraremos en el nuevo navío

Lo que más diferencia al nuevo American Harmony de los barcos a paletas de la flota de American Cruise Line es su diseño contemporáneo y lo espacio que resulta. El barco tiene seis cubiertas, cinco de las cuales están comunicadas por una gran escalera de vidrio, que parte desde el atrio central y que está coronada por una gran cúpula de cristal. Luce realmente bella con sus pasamanos (barandillas) de cromo y sus escalones color beige, dando una sensación de amplitud y luminosidad a todo el barco.

Casi toda la gama de colores está relacionada a lo náutico: azul, beige y blanco. Desde las alfombras al mobiliario. Para la decoración no faltan las obras de arte, que en mayor parte están inspiradas en lo regional, especialmente en Nueva Orleans y su escena musical.

 

Desde el piso cuatro al seis podrás encontrar gran cantidad de espacios al aire libre, con reposeras (tumbonas) para disfrutar de los paisajes mientras navegas. Inclusive el tamaño del barco ha permitido integrar un putting green y una cancha de croquet al aire libre.

 

En el interior no faltan los salones. Hay tres cómodos salones con hermosas vistas al exterior y con aire fresco. Uno más pequeño, el River Lounge, que da a popa, y los dos más grandes en cada extremo del piso 4, el Sky Lounge y el Magnolia Lounge.

 

El restaurante principal aloja a todos los huéspedes en un turno único. El diseño es realmente muy armonioso y ofrece vistas a ambos lados del barco (estribor y babor). En este espacio se sirve el desayuno desde las 6.30 hasta las 9 horas, siendo la primera hora una versión un poco más reducida en opciones y focalizada en los madrugadores. Aunque por supuesto puedes solicitar el desayuno sin cargo en tu cabina.

Luego allí mismo tienes algunas opciones de media mañana hasta el horario del almuerzo que se extiende hasta las 13.30 horas. La cena tiene un horario un poco temprano para las costumbres latinas y más acorde a las de Estados Unidos. Los huéspedes pueden ingresar desde las 17.30 hasta las 19.30 horas. En cada una de las comidas puedes optar por diferentes opciones a la carta y acompañar con bebidas, vino y cervezas incluidos. Si prefieres una opción más informal aún para el almuerzo, el Back Porch Cafe, donde se sirven hamburguesas, hotdogs, sándwiches, papas fritas y helados desde las 11 hasta las 14 horas.

 

Si bien el bar no está incluido en las tarifas, el Sky Lounge ofrece una hora de «happy hour» con cócteles gratuitos todos los días a las 17.30 horas, previo a la cena. Pero no es el único momento, ya que el Magnolia sirve bebidas complementarias durante el entretenimiento nocturno y a partir de las 20 horas. En el resto de los salones, las cervezas y vinos están disponibles sin costo durante todo el día.

 

El navío también cuenta con una biblioteca, un salón de juegos, e inclusive una lavandería con lavadoras y secadoras que puedes utilizar de manera libre. Lamentablemente, no hay piscina ni spa, pero sí un gimnasio muy bien equipado. Recuerda que al igual que la mayoría de los cruceros fluviales, en American Cruise Line, el código de vestimenta es informal, y considera un «elegant casual» para las cenas.

 

American Harmony - American Cruise Line

Cúpula de vidro. American Harmony – American Cruise Line

 

Espaciosas suites con balcón

Es claro que el diseño de las cabinas del American Harmony fue diseñado con la idea de integrar el interior al exterior, brindando a todos los huéspedes de estar en plena comunión con los paisajes circundantes.

Hay dos Grand Suites de más de 75 m2, tres Owner’s Suites de 60 m2, 10 Suites Veranda de más de 38 m2, y grandes suites o cabinas estándar que varían entre 25 a 35 m2. Inclusive hay cabinas individuales de 22 m2. Todas las cabinas son sumamente espaciosas, y poseen balcón privado amueblados con ventana de piso a techo. Las suites superiores tienen también grandes ventanales de vidrio, así como áreas separadas para estar y dormir, baños con doble tocador y balcones privados envolventes.

Están equipadas con unidades individuales de calefacción y aire acondicionado, minibar, cafetera Keurig, teléfonos y tomas con USB. Además, recibes en la cabina diariamente algunos detalles, Suite Treats.

Los días a bordo transcurren, como en casi todos los cruceros fluviales, con excursiones incluidas para visitar los atractivos de cada puerto de escala. Salvo las excursiones llamadas Premium o Signature no están incluidas en el costo del viaje.

 

American Harmony - American Cruise Line

Suite a bordo del American Harmony

 

Las excursiones son gratuitas para todos los huéspedes, y en la ruta de 7 noches se incluyen las visitas a Oak Alley Plantation, Houmas House and Plantation, Rosedown Plantation, St. Francisville, Baton Rouge, Natchez, Longwood, Vicksburg, Vicksburg National Military Park y Memphis City Experience.

 

Mientras que las excursiones premium suelen costar entre $ 20 y $ 70 dólares. Algunas de ellas son la visita a las plantaciones de Frogmore, las tumbas y los cuentos de Natchez, el tour y el concierto de JN Stone House y la experiencia de Antebellum Vicksburg. Estas excursiones tienen disponibilidad limitada y pueden comprarse con anticipación. En el viaje de 7 noches, la Deluxe Signature Graceland Exploration en Memphis, tiene un valor de $ 190 e incluye un recorrido a la mansión, además de acceso a cuatro nuevas exhibiciones que incluido el Museo del Automóvil Elvis Presley y acceso a su avión privado.

 

Si quieres recibir más información sobre los cruceros de American Cruise Line, puedes visitar su sitio web, consultar con tu asesor de viajes o comunícate con los expertos de Cruceros Diferentes.

Compartir con:
Valorá este artículo

Durante muchos años ha trabajado en la organización de viajes, con especialización en cruceros. También profesional del diseño y comunicación, fusiona en Discover Travel News sus dos pasiones. Ahora pasa gran parte de su tiempo estudiando e informándose para contar todo lo interesante, atractivo y diferente, con ideas reales y concretas, que el mundo tiene para ofrecernos.

sergio@discovertravelnews.com

Comentarios
  • Avatar

    Me gustaria tener una cotizacion

    julio 18, 2020

DEJANOS TU COMENTARIO