AmaDolce frente a la Abadia de Melk

Un día en el pasado de la Abadía de Melk

La Abadía de Melk se abre camino entre Viena, Budapest o Bratislava, como una joya de la arquitectura barroca que es imprescindible entre las visitas en el viaje por el Danubio.

Cuando comenzamos a estudiar las diferentes alternativas de itinerarios de cruceros en Danubio, y entramos en detalle, nuestra mirada queda deslumbrada por los nombres más reconocidos como Viena, Budapest o Bratislava. Sin embargo, el entusiasmo decae al encontrarnos con lugares como Dürnstein o Melk en el Valle del Wachau. Posiblemente por desconocimiento, o porque creemos que no ofrecerán nada interesante para ver.
Definitivamente esa primera conclusión estará equivocada. Una de las partes favoritas en el Danubio resultará ser el Valle del Wachau y los pueblitos cercanos.

En esta ocasión especialmente me referiré a la visita de la Abadía de Melk. Un lugar para el que nunca nos sobran los buenos calificativos.

Estructuralmente la abadía es del tamaño de una pequeña ciudad y es sin duda uno de los conjuntos arquitectónicos más hermosos y grandes del barroco. Hoy día, como no puede ser de otra manera, es parte del Patrimonio cultural de la Humanidad de la UNESCO. El lugar en que se levanta la expone como una joya que se aprecia desde Danubio si navegamos por el valle del Wachau.

A algunos nos es familiar a partir de su mención en la famosa novela de Umberto Eco «En el nombre de la rosa», en la cual el narrador era un joven monje llamado Adso de Melk proveniente de esta abadía. Y aunque la trama de la novela está situada en otro monasterio nos remite a ella a lo largo de su trama.

 

Escalera caracol. Abadia de Melk

Escalera caracol. Abadia de Melk, Foto de Jorge Royan

Un poco de historia

Su origen se remonta a la fundación en 1089, con la entrega de las tierras que hizo Leopoldo II a los monjes benedictinos de Lambach que vivieron y trabajaron en el monasterio sin interrupción bajo la regla de San Benito.
Con el correr de los siglos se fueron construyendo nuevas dependencias, incluyendo la escuela y la gran biblioteca de la abadía. Esta tuvo mucha importancia ya que fue un referente en la producción de manuscritos iluminados. La biblioteca de Melk es impresionante, y que alberga hoy entre miles de libros muchos de los manuscritos e incunables.
Con la Reforma durante el siglo XV, muchos monasterios vivieron un momento de resurgimiento incluyendo Melk como un lugar central en Austria.
Pero del esplendor arquitectónico que hoy exhibe data de la reforma que se llevó a cabo bajo la dirección del arquitecto Jakob Prandtauer entre 1702 y 1736. La obra abarcó la nueva iglesia de la abadía, la grandiosa biblioteca y los frescos de Johann Michael Rottmayr y Paul Troger. La alta consideración y reputación que tenía entre los centros académicos de su época hicieron que no sufra las confiscaciones como el resto de las abadías austríacas a finales del siglo XVIII.

 

La visita a la Abadía

Si estás realizando un crucero por el Danubio, la visita estará incluida o se ofrecerá como un opcional. Como hemos comentado tantas veces las excursiones terrestres están incluidas en los cruceros de mayor categoría y es un punto a tener en cuenta a la hora de contratar un crucero.
Si llegas a Austria en forma terrestre, o la excursión la quieres hacer por cuenta propia, estas son algunas de las cosas a tener en cuenta. Se puede acceder en auto, autobús o barcos de excursión desde las localidades de Krems y Emmersdorf.
La Abadía está abierta a las visitas desde abril a octubre de cada año, desde las 9.00 a las 17.30. Hay visitas guiadas en español cada día a las 14.50 hrs y su duración es de 50 minutos aproximadamente.
Los lugares abiertos al público incluyen la escalera Imperial, el Ala Imperial, el museo del monasterio, la Sala de Mármol, la terraza y la biblioteca.
El museo de la abadía que se despliega en el lugar de las antiguas habitaciones imperiales cuenta con la muestra permanente titulada “Pasando del pasado al presente” y relata la los más de 900 años de historia con una colección de tesoros y presentaciones multimedia. La muestra se extiende en 10 salas.

La visita continúa luego por el Marble Hall, la sala de mármol, antes de pasar a la terraza desde la cual se tiene una de las mejores vistas del Danubio y de la fachada oeste de la iglesia del monasterio.

Iglesia barroca. Abadia de Melk, Austria

Iglesia barroca. Abadia de Melk, Austria

La biblioteca de la Abadía de Melk consta de un total de doce salas que contienen aproximadamente 1900 manuscritos, 750 incunables, unas 1700 obras del siglo XVI, 4500 obras de siglo SXII y cerca de 18 mil del siglo XVIII; además de libros más cercanos en el tiempo totalizando una colección de 100 mil volúmenes en total.
La salida de la biblioteca, a través de la hermosa escalera de caracol, te llevará directo a la iglesia barroca. Maravillosa, deslumbrante, exuberante. El dorado brilla por doquier. Sin lugar a dudas se encuentra entre las iglesias barrocas más hermosas del mundo, y como en el resto del monasterio han trabajo artísticas muy destacados.

La entrada, además de incluir la visita al monasterio incluye el parque con el pabellón barroco en los jardines y el bastión norte con el Laboratorio Wachau. El bastión norte, un edificio histórico barroco y luego ampliado, se encuentra entre el complejo del monasterio y el parque. En el primer piso se encuentra el Laboratorio, donde los curadores del museo organizan exposiciones temporales.
Por último, los jardines de la abadía creados según el modelo de Walahfrid Strabo (del siglo IX) y que ofrece durante todas las estaciones del año diferentes especies florales, plantas curativas y comestibles, el jardín mediterráneo moderno, el jardín oriental que cuenta con hermosas vistas del valle del Danubio, las pilas históricas y el sendero de los tilos de 250 años.

Permite un rato y disfruta de este verdadero paraíso que te invita a descansar de esta visita inolvidable.

Marble Hall. Abadia de Melk, Austria

Marble Hall. Abadia de Melk


Pavellon del Jardín. Abadia de Melk, Austria

Pavellon del Jardín. Abadia de Melk. Foto de Uoaeil

Compartir con:
Valorá este artículo

Durante muchos años ha trabajado en la organización de viajes, con especialización en cruceros. También profesional del diseño y comunicación, fusiona en Discover Travel News sus dos pasiones. Ahora pasa gran parte de su tiempo estudiando e informándose para contar todo lo interesante, atractivo y diferente, con ideas reales y concretas, que el mundo tiene para ofrecernos.

sergio@discovertravelnews.com

Sin comentarios

Mil Disculpas. Cerramos momentáneamente la posibilidad de comentar en este post.