a
HomeAtraccionesBayreuth, como anillo a Wagner
Bayreuth Festspielhaus. Teatro Wagner

Bayreuth, como anillo a Wagner

Richard Wagner ideo, concibió y levanto su mayor obra en vida, el teatro para «Gesamt-kunstwerk», obra de arte total, que en la actualidad conmemora y celebra su genio musical.

 

 

Cuando Richard Wagner comenzó a imaginar su idea del Festival en 1850, no tenía en mente a la ciudad de Bayreuth. Pensaba en algunas locaciones cerca de Zúrich o Weimar, antes de focalizarse en Múnich.

Sin embargo, pasaron unos veinte años hasta que Hans Richter lo condujo hasta el  Margravial Opera House de esta ciudad, lugar recomendado para realizar el «Anillo». En ese momento, este teatro de ópera tenía el escenario más grande de Alemania, lo que despertó el interés de Richard Wagner. Además, se ubicaba a mitad de camino entre Múnich y Berlín, pero en parte del territorio bajo el dominio de su mecenas, Ludwig II. A pesar de esto, el teatro no convenció a Richard Wagner por considerarlo pequeño para su música, además de opulento y muy pomposo, pero quedó fascinado con la ciudad de Bayreuth.

 

En 1871, Alemania se unificó bajo el mando de un emperador, pero Baviera mantuvo a su rey, con sus prerrogativas, y por consiguiente las subvenciones que éste le otorgaba a Wagner. A pesar de sus idas y venidas por las controvertidas exigencias de Ludwig II hacia Wagner, hubiese sido imposible para el músico reconstruir el teatro sin su ayuda financiera. Richard Wagner sentía la necesidad imperiosa de tener su Opera, ahora en Bayreuth, a pesar de una supuesta oferta atractiva de Chicago y el hecho de que el rey Ludwig hubiera preferido hacerlo en la ópera en Múnich. Después de que los primeros diseños de Gottfried Semper fueran rechazados, Richard Wagner contrató al arquitecto de Leipzig Otto Brückwald, quien se hizo cargo de las modificaciones sobre el proyecto. Los originales de Semper fueron utilizados para el Burghtheater de Viena.

 

 

 

Bayreuth Festival Hall hasta 1882

Bayreuth Festival Hall hasta 1882. Foto gentileza RWA National Archives Bayreuth

El avance de las obras

El 22 de mayo de 1872, el día de su cumpleaños, se pusieron los cimientos para la construcción del nuevo teatro. En esta ocasión, Richard Wagner dirigió la novena Sinfonía de Beethoven en la Margravial Opera House. Quince meses después, en la ceremonia de inauguración en agosto de 1873, un gran espectáculo de fuegos artificiales sobre la ciudad anunció la futura sala del festival.

 

Todo parecía fallar por momento: los obreros, los artesanos que no podían recibir los pagos, la falta de interés de los potenciales invitados para llegar hasta la ciudad. Pero no fue por mucho tiempo ya que se detuvo por problemas de financiación. Fue el propio rey quien le ofreció los avales necesarios a pesar de la resistencia de sus ministros. El crédito otorgado por el rey fue de 400,000 marcos. El edificio tardó cuatro años en terminarse, y si bien parece poco tiempo fuero un periodo muy complicado.

 

Wagner no buscaba un teatro donde representar las óperas, sino para lo que eran para él la «Gesamt-kunstwerk», obra de arte total, algo integrador de todas las artes. Por eso en su concepción se planteaba como un auditorio sencillo, sin adornos, en forma de abanico y sin pasillos. Desde cada ubicación se debía disfrutar de una excelente visión, y donde las luces se apagaran durante las funciones. Algo que hoy parece tan natural, no lo era hasta ese momento.

La acústica debía de ser perfecta. La orquesta estaría oculta tras una marquesina curva, que no distrajera la atención del público y para que los sonidos (con una orquestación mayor en su música) no taparan las voces de los intérpretes. La finalidad de su teatro de ópera no tendría que ser social, sino musical. Un lugar de encuentro entre el arte y el público. Incluso el mismo Wagner postulaba la idea de que los artistas debían presentarse sin cobrar honorarios a fin de mostrar su arte, y las personas no pagaran una entrada. Esto último resulto imposible, en parte por las abultadas deudas con las que tuvo que acarrear el compositor para afrontar y terminar el proyecto.

 

Corte del teatro Bayreuth

Corte del teatro Bayreuth Festspielhaus, Alemania

 

 

Retrospectiva del primer festival

En noviembre de 1874, la composición del «El Anillo del Nibelungo – Ring des Nibelungen» se completó con el «Götterdämmerung» (Crepúsculo de los Dioses), y en al verano siguiente, comenzaron los ensayos para el primer ciclo completo de actuación. El primer festival de ópera se abrió finalmente en 1876 con el estreno del Anillo de Nibelungo bajo los ojos del emperador Guillermo I y el emperador brasileño Don Pedro II. La lista de músicos que asistieron incluía a Chaikovski, Grieg, Gounod, Bruckner, Liszt y Saint-Saens. También, Nietzche, aún admirador del músico, estuvo allí.

 

El festival no se convirtió en un éxito inmediato. En parte porque la ciudad, por su envergadura, no estaba lista para un evento de aquella dimensión. Famosos invitados tendrían problemas para encontrar alojamiento e incluso para comer. La casa del festival contribuyó con su parte al mito de Bayreuth que comenzó ese día. Tampoco técnicamente todo funcionaba como hoy en día, y las toscas maquinarias que se utilizaban en la escenografía ofrecían algunos inconvenientes para los artistas. A pesar de ello, musicalmente las representaciones eran exquisitas y soberbias. Wagner había tenido éxito considerando sus colosales y desmedidas ambiciones. 

 

Los tres primeros festivales terminaron en un desastre financiero, lo que dio lugar a un vacío de seis años posteriores. Sin embargo, Richard Wagner no renunció artísticamente, y negoció un contrato de financiación con Múnich. Bayreuth recibió un préstamo sin intereses que equivaldrían a 750 mil euros actuales, que fueron pagados con regalías de sus obras e interpretaciones en la ciudad. Todas sus obras fueron ejecutadas en Bayreuth, y el 26 de julio de 1882 se estrenó allí Parsifal, seis meses antes de su muerte en Venecia.

 

Bayreuth Festspielhaus, Alemania

Vista aérea del teatro Bayreuth Festspielhaus, Alemania

 

 

La concepción de la idea del teatro y Festival

Richard Wagner, quien nació en Leipzig en 1813, recopiló sus primeras experiencias teatrales en Magdeburgo, Königsberg y Riga, donde fue el primer «Kapellmeister» entre 1837 a 1839. Este edificio teatral que algunos músicos llamaban de manera peyorativa el «granero», lo tenía impresionado por su simplicidad. Wagner comentaba que tres cosas rondaban siempre su mente: “Primero, techos muy alto en madera como cubierta de un anfiteatro, lo segunda la oscuridad en el recinto y, por último, la atmósfera de una orquesta oculta».

En 1846, Richard Wagner fue nombrado Royal Court Kapellmeister de Saxon. Había estrenado las obras Rienzi y Der fliegende Holländer. En Dresde entró en contacto con las corrientes revolucionarias que inspiraron sus ideas sobre el rol social y comercial de la artes. Lo que finalmente termina con el exilio en Suiza donde termina de diseñar su visión de la «Gesamtkunstwerk».  Con la creación del Anillo, comienzan sus ideas más intensas sobre el Festival y el teatro.

 

 

Jardines del Bayreuth Festspielhaus

Jardines del Bayreuth Festspielhaus, Alemania

El festival hoy

Cada verano Bayreuth se convierte en un centro cultural dedicado a la música de Richard Wagner. El Festival de la Ópera de Bayreuth (Festspiele) hizo famosa a la ciudad a nivel internacional, y con gran apoyo e interés de sus fanáticos, interpretes, directores y escenógrafos. Con el sonido de las fanfarrias de apertura del festival Richard Wagner, público de todo el mundo se congrega en la ciudad año tras año. año.

La excelente reputación del teatro acompaña la del compositor. Seguramente no se debe a su sencilla fachada de ladrillo rojo, que recuerda más a un edificio industrial del siglo XIX que a un teatro de ópera. La construcción de madera, la disposición de las plateas y una acústica única la han construido y mantenido en el tiempo. También debido al foso de orquesta, que llega hasta 12 metros de profundidad, que eleva el sonido de la orquesta oculta de manera indirecta al auditorio.

Por último, y no menos importante, la orquestación que reúnen sus obras es considerada la mejor del mundo. De su foso no surge solo música, sino todo el mito wagneriano.

 

 

Como conseguir tickets y llegar a Bayreuth

Conseguir ticket para el festival requiere de cierta ingeniería. Se pueden conseguir con un año de antelación por correo (email) y más cerca de la fecha optar por el remanente y devoluciones de última hora. Pero la manera usual es registrarse en el sitio, unirse a una «fila» de espera y cuando se recibe el aviso disponer de la compra.

Lo bueno es que todos tienen la misma oportunidad, siempre y cuando la «cola virtual» llegue a tiempo. Mejor planificarlo con un año de anticipación.

También se realizan visitas guiadas para todo el público que quiera conocerlo.  Te dejamos el link para que conozcas los detalles actualizados sobre el festival.

 

 

 

 

Compartir con:

Durante muchos años ha trabajado en la organización de viajes, con especialización en cruceros. También profesional del diseño y comunicación, fusiona en Discover Travel News sus dos pasiones. Ahora pasa gran parte de su tiempo estudiando e informándose para contar todo lo interesante, atractivo y diferente, con ideas reales y concretas, que el mundo tiene para ofrecernos.

[email protected]

Sin comentarios

DEJANOS TU COMENTARIO