a
HomeGuia de viajeEuropa del NorteDónde alojarse en Dublín
Dublin, Irlanda

Dónde alojarse en Dublín

La capital irlandesa puede carecer de grandes monumentos como el Coliseo o la torre Eiffel, pero lo que le falta lo compensa en vida nocturna, la escena cultural, y un ambiente relajado, cosmopolita y sobre todo amistoso.

 

Dublín, ubicada cerca de la costa del mar de Irlanda, es una de las capitales más interesantes de Europa. El clima de la capital de Irlanda se caracteriza por inviernos cortos y suaves, entre enero a febrero, y veranos frescos y largos, de julio a agosto. Cada estación tiene sus encantos y muestra una cara diferente de Dublín. A la hora de elegir la época recomendada para visitarla es primavera y verano.

El sistema de transporte púbico local es amplio y cubre casi toda la ciudad. El tren metropolitano recorre la bahía de costa a costa; hay autobuses con sus distintas rutas por toda la ciudad y el Luas (tranvía) cubre toda la zona urbana, inclusive llega hasta el puerto de crucero. El alquiler de bicicletas para los más activos es una muy buena opción.

 

El río Liffey, que parte en dos a Dublín, divide la ciudad en dos sectores diferenciados, el norte, tradicionalmente de clase obrera, ahora con un fuerte revival cultural, y el sur, donde tradicionalmente se establecieron las clases más altas. Esta última es la zona de Temple Bar y donde están las atracciones históricas más relevantes de Dublín, es la zona más recomendada para alojarse en Dublín.

 

 

Temple Bar, lo mejor sin mirar el presupuesto

Al sur del río Liffey, en pleno centro de la ciudad se ubica el barrio de Temple Bar. Es uno de los lugares más antiguos, bonitos y famosos de Dublín, además de ser el epicentro cultural y de entretenimiento de la ciudad. Todas las calles tienen mucha vida durante la noche, especialmente durante los fines de semana.

Temple Bar reúne las mejores salas de conciertos, los mejores pubs y los restaurantes más tradicionales de Dublín. Por supuesto, al estar en el centro todo el transporte confluye allí, aunque por el tamaño de la ciudad. Sin embargo, por su posición estratégica, y al tamaño accesible de la ciudad, posiblemente no necesites más que desplazarte a pie.

Si tu presupuesto no es el más acotado, con certeza es la primera opción a considerar al momento de elegir donde alojarse.

 

Temple Bar, Dublin

Temple Bar, Dublin

 

 

Stoneybatter & Smithfield, para los más jóvenes

Para los que quieran vivir en el Dublín más genuino y disfrutar de la vida nocturna alternativa de la capital irlandesa, es mejor alojarse al norte del río Liffey. Los barrios son Stoneybatter y Smithfield.

Antiguamente esta era una zona de fábricas y residencias para la clase obrera, pero en los últimos años se convirtió en una de las zonas de moda y más buscadas para vivir en Dublín. A partir de su «gentrificación» han surgido fantásticos restaurantes, cafés independientes y modernos pubs gastronómicos.

La zona de Stoneybatter está cerca del gran Phoenix Park. También atrajo a muchos habitantes con su jardín comunitario urbano y el estudio de yoga ubicado dentro de un antiguo molino de lana. Pero el principal atractivo es la destilería de whiskey Jameson Distillery Bow St. Muchos viajeros aprovechar la vista y recorrido de las instalaciones con cata de whiskey incluida.

Gracias al transporte público, el tranvía, está muy bien conectado con sus estaciones Smithfield y Museum, en la línea roja.

Definitivamente Stoneybatter & Smithfield son barrios son ideales para los viajeros jóvenes que buscan adentrarse en el lado más alternativo de la capital irlandesa. Una zona muy hipster, con excelentes opciones para la vida nocturna.

 

Jameson Distillery Bow St, Stoneybatter, Dublin

 

City Centre, todo cerca, para todos los presupuestos

Justo al lado del Temple Bar, hacia el este, se ubica el centro comercial de la ciudad. La zona incluye los barrios más antiguos de la ciudad y las muchas de las principales atracciones turísticas, como el Castillo de Dublín, el Trinity College o la Catedral de San Esteban.  Allí están las principales calles y los shoppings, tales como O’Connel Street o la comercial Grafton Street.

También en esta zona, es más sencillo desplazarse a pie, y si necesitas el transporte público puedes tomar el autobús o el tranvía. La línea verde de Luas (tranvía) tiene paradas en St Stephen’s Green, Trinity y Westmoreland.

Gran parte de la oferta hotelera se concentra en esta zona, desde hostales económicos a hoteles cinco estrellas y hoteles de negocios.

 

City Centre Dublin

Zona comercial en el City Centre Dublin

 

St. Stephen’s Green, elegancia y mucho verde

Saint Stephen’s Green, es el parque público más grande y elegante del centro de Dublín. También da nombre a una de las zonas que se encuentran en el extremo de Grafton Street, la importante calle comercial de la urbe dublinesa. El parque está rodeado de museos, galerías, restaurantes, centros comerciales y hoteles cuatro y cinco estrellas.

Los edificios que característicos son de estilo georgiano, muchos de los cuales fueron el hogar de algunas de las figuras más emblemáticas de la historia de Irlanda. Sin lugar a dudas, es una de las zonas más elegantes para alojarse en Dublín.

El parque es el centro verde que concentra y reúne la vida al aire libre en cada primavera y verano gracias a sus grandes áreas arboladas y la extensa pradera.

Al estar justo en la parte sur del centro, tiene muy fácil acceso también a través de diferentes líneas de buses y gracias a la parada del Luas St. Stephen’s Green (tranvía).

 

St Stephen's Green Park, Dublin

Uno de los ingresos al St Stephen’s Green Park, Dublin

 

Parnell Square, al norte de la ciudad

Parnell Square se encuentra en el centro de Dublín, al norte del río Liffey, desde O’ Connel Street y Dame Street hasta Christchurch. Es una de las mejores zonas georgianas de Dublín.

Desde siempre ha sido un punto de partida para todas las manifestaciones y desfiles más importantes de la ciudad, y a su vez donde residen la mayor cantidad de inmigrantes en Dublin.

La zona originalmente era reconocida por ser la de los hospitales, galerías de arte, academias, y en la actualidad se convirtió en un distrito cultural con jardines y muchas áreas verdes. Muy bien comunicada por el transporte público, tanto autobuses y tranvía. Uno de los puntos destacados, es que puedes encontrar en Parnell Square hoteles más económicos a tan solo 15 minutos a pie del centro de Dublin.

 

 

Cerca pero fuera de la ciudad

 

Ballsbridge

Fuera del centro de la ciudad, Ballsbridge es uno de los barrios más prósperos de la ciudad de Dublín. Se encuentra justo al sur de la ciudad.  Ballsbridge es una zona tranquila y lujosa donde alojarse en Dublín.

Ballsbridge es un distrito que se levantó sobre un área rural y pantanosa y dividida por el río Dodder. Allí se encuentran muchas de las sedes diplomáticas y embajadas, y aloja a prominentes edificios, inclusive al icónico edificio cilíndrico de la embajada de Estados Unidos.

Ballsbridge además cuenta con el Herbert Park y, a su alrededor, lujosas casas, puentes de piedra, jardines, y hoteles de lujo de cuatro y cinco estrellas. Desde allí se puede llegar al centro en los autobuses de color azul.

 

Drumcondra

Drumcondra es una zona residencial, universitaria y deportiva al norte de Dublín.

Aquí se encuentran los estadios Croke Park y Tolka Park. El primero, uno de los escenarios deportivos más grandes de Europa, que incluye un museo y un pub típico dublinés.

Drumcondra se encuentra cerca al parque Mountjoy Square. Con zonas para jugar fútbol y parque infantil pero también con ambiente residencial típico de la ciudad. Drumcondra es una buena zona para alojarse dada su cercanía con el centro de Dublín.

Es la zona más cercana al aeropuerto y a diez minutos en auto del centro. También cuenta con buenas conexiones de autobús y tranvía (Línea roja). El aeropuerto está ubicado a unos diez kilómetros al norte del centro de la ciudad.

 

Rathmines

Rathmines es un barrio con aire cosmopolita, alejado del centro de la ciudad, entre calles arboladas y casas grandes. Una zona próspera con emblemáticos edificios que remiten la riqueza de la zona.

En la actualidad Rathmines ofrece una alternativa suburbana al centro de Dublín, con muchos comercios, tiendas vintage, restaurantes y pubs, pero mucho más tranquilo.

Los precios allí son mucho más bajos, y está bien comunicada con autobuses.

 

Clayton Hotel en Ballsbridge, Dublin.

Clayton Hotel en Ballsbridge, Dublin. Foto cortesía del hotel

Compartir con:

Durante muchos años ha trabajado en la organización de viajes, con especialización en cruceros. También profesional del diseño y comunicación, fusiona en Discover Travel News sus dos pasiones. Ahora pasa gran parte de su tiempo estudiando e informándose para contar todo lo interesante, atractivo y diferente, con ideas reales y concretas, que el mundo tiene para ofrecernos.

[email protected]

Sin comentarios

DEJANOS TU COMENTARIO