a
HomeAtraccionesTeatro Bolshói, símbolo de Rusia y de la danza
Performance Ballet El Corsario. Teatro Bolshói

Teatro Bolshói, símbolo de Rusia y de la danza

Es un símbolo de Rusia, y una de las compañías de ballet y ópera líderes en el mundo. Un viaje a Moscú no estaría completo sin una visita al teatro.

 

El Teatro Bolshói (grande, en ruso) es tanto un teatro como una compañía de teatro, danza y ópera fundada en 1776 por el príncipe Piotr Urúsov y el empresario inglés Michael Maddox, siguiendo órdenes de la emperatriz Catalina II. El teatro actual, construido sobre el anterior, que se incendió, es, después de La Scala, el mayor de Europa. Su fama mueve multitudes y los artistas sueñan pisar su escenario.

El museo del teatro también colabora con grandes exposiciones en conjunto con otros museos como la Galería Tretyakov. Participa activamente en la vida artística de Moscú y otras ciudades rusas.

 

Cualquier actuación en este teatro es un verdadero evento artístico internacional, y una noche en el Bolshói sigue siendo uno de los placeres exquisitos para darse de Moscú. El encantador teatro acústicamente excelente es un lugar muy cautivador.

 

Exterior Teatro Bolshói, Moscu

Exterior Teatro Bolshói, Moscu

 

 

Historia del teatro Bolshói en Moscú.

El teatro más importante de Moscú se fundó en 1776, cuando Catalina II le otorgó al Príncipe Peter Urussov el derecho a representar obras de teatro y representaciones líricas.

Originalmente, el teatro no tenía su propio edificio, y las primeras actuaciones se realizaban en el palacio privado de un miembro de la nobleza, la familia Vorontsov en la calle Znamenka. Los actores eran personas de su propia servidumbre.

Un primer teatro fue construido a partir de 1780, asentando su base en pilares debido a que el suelo era muy pantanoso. De acuerdo al nombre de la calle en que se encontraba, se lo conocía como el Teatro Petrovsky.

El repertorio de este primer teatro musical profesional de Moscú consistía en teatro, ópera y ballet. Pero el foco estaba puesto en la ópera. De allí que se lo llamaba la Casa de la Ópera. La compañía de teatro no estaba dividida en compañías de ópera y teatro: los mismos actores aparecieron en representaciones dramáticas y de ópera.

Los contactos del grupo Petrovsky Theatre con el arte musical popular aportaron a la construcción de los rasgos nacionalistas en el estilo y repertorio. Consistía principalmente en óperas de compositores rusos escritas en base a temas nacionales con reminiscencias a las canciones populares. Las óperas más significativas fueron «The Miller – Sorcerer, Deceiver y Match-Maker» de Mikhail Sokolovsky, «The Bad Luck from the Coach», «Stalls de San Petersburgo», «The Miser» de Vassily Pashkevich y muchos otros.

Este teatro fue destruido por un incendio en 1805. En el mismo lugar del Teatro Petrovsky, se construyó un nuevo teatro. La reconstrucción estuvo a cargo del arquitecto Iossip Bové pero no se terminó hasta 1825.  Fue inaugurado el 18 de enero de 1825 con el Prólogo de «El triunfo de las musas» con música de Alexander Aliabiev.

El nuevo edificio del Teatro Bolshói se convirtió en uno de los edificios teatrales más bellos del mundo debido a su perfecta arquitectura clásica.

Durante los años soviéticos, el Bolshói se reformó varias veces, pero el interior y la acústica zaristas originales sufrieron graves daños. Un nuevo incendio en 1853 dañó el interior. La reconstrucción del arquitecto Catterino Cavos, finalmente acertó en los decoradores interiores. Se reinauguró el 20 de octubre de 1856, el día de la coronación del Zar Alejandro II.

Ahora los expertos aseguraban que la acústica única y las decoraciones interiores del teatro habían sido completamente restauradas.

La última renovación del Bolshói duró 6 años y culminó la primera etapa en 2011. Se trabajó arduamente en esta restauración. Doradores, tejedores y decoradores han estado trabajando las 24 horas del día para restaurar la gloria del teatro como lo era en el siglo XIX, considerado como su momento de mayor esplendor.

El regreso de Bolshói a la gloria incluye la remodelación de un interior con las maderas originales y dorados a mano con oro real. Se cambiaron muchos aspectos que mejoraron la acústica, corrigiendo los problemas que arrastraba desde la época soviética. La acústica de la sala principal resultó en algo ideal para las óperas. También se trabajó en el escenario de ballet que regresa a su famoso ángulo de cuatro grados para absorber el impacto, lo que hace que el salto sea más seguro para los bailarines.

Es este hermoso teatro, al estilo del clasicismo ruso, el que aún se puede admirar hoy. Emplea a 900 actores, cantantes, bailarines, músicos.

 

Techo del Auditorium, Teatro Bolshói

Techo del Auditorium, Teatro Bolshói, Moscu. Foto de Damir Yusupov, Teatro Bolshói

 

El museo del Bolshói

El museo se pensó con la finalidad de preservar la memoria histórica del Teatro Bolshói, desde su creación. En la primera mitad del siglo XIX, contaban con mucho material proveniente de los artísticas, músicos y representaciones, en la oficina de los Teatros Imperiales, que dio lugar a una primera colección.

Con todo este material en 1918, la Dirección y el Departamento de Teatros Académicos del Estado decidieron crear un museo. Desde ese momento, la colección siguió creciendo hasta incluir todo lo relacionado con la historia del teatro, los archivos de las compañías de artes escénicas, la fundación y la renovación del edificio en la Plaza del Teatro. También se decidió fomentar una gran labor educativa con actividades llevada a cabo por los admiradores de la ópera y el ballet.

Para 1921, en los pasillos del círculo de vestimenta de Bolshói, se abrió la primera exposición, que los que asistían al teatro podían recorrer durante los intermedios. Fyodor Fedorovsky, unos de los principales artistas que tuvo el teatro durante años, fue uno de los fundadores de este museo.

 

Interio, Teatro Bolshói, Moscu

Interio, Teatro Bolshói, Moscu. Foto de Damir Yusupov, Teatro Bolshói

 

 

Hoy día, el museo funciona como un apéndice del Teatro Bolshói, conservando el material y también promoviendo el arte musical. Tiene sus propias características y está íntimamente relacionado con la vida actual del teatro.

Con el tiempo, el museo se convirtió en un importante centro de investigación. Muchos escritores famosos, críticos de arte y teatro, y musicólogos, han aprovechado el material para realizar estudios.

Durante la visita se pueden disfrutar de la exhibición de trajes, maquetas de producciones realizadas entre los siglos XIX y XXI y bocetos de escenografías. Muchos de ellos realizados por artistas excepcionales y muy reconocidos.

 

La colección de trajes es única. La mayoría perteneció a los artistas más famosos que pasaron por su escenario: Feodor Chaliapin, Catherine Geltser, Antonina Nezhdanova, Galina Ulanova, Sergei Lemeshev, Ivan Kozlovsky, Maya Plisetskaya, Irina Arkhipova, Ekaterina Maximova, Vladimir Vasiliev. Un lugar destacado lo ocupa el vestuario de Leonid Sobinov. 

Entre los objetos personales de famosos artistas puedes ver el evangelio de Mikhail Glinka, fanáticos de Maria Taglioni, Anna Pavlova, Antonina Nezhdanova, un cofre para maquillaje de Maria Maksakova, o el piano de Vera Dulova, firmado por Dmitri Shostakovich, Aram Khachaturian, Alexander Melik-Pashayev.

También de los objetos personales de famosos artistas, hay fotografías, afiches, obras de arte y litografías históricas de los edificios del Teatro Bolshói en sus diferentes épocas.

La colección de manuscritos del museo cuenta con autógrafos de destacados compositores rusos: Modest Mussorgsky, Alexander Borodin, Pyotr Tchaikovsky, Alexander Glazunov, Nikolai Rimsky-Korsakov, Sergei Prokofiev, Sergei Rachmaninov, Dmitri Shostakovich.

El Museo del Teatro Bolshói tiene una colección única de fotos y negativos. Entre las exhibiciones hay obras de fotógrafos teatrales. La parte más valiosa de la colección son las fotos de 1860 – 1910.

En los pasillos del vestíbulo del teatro se realizan exposiciones temporales con objetos de destacados directores e intérpretes que han llevado a cabo actuaciones muy recordadas.

 

Auditorium, Teatro Bolshói

Auditorium, Teatro Bolshói, Moscu. Foto de Damir Yusupov, Teatro Bolshói

 

 

La visita al teatro

Después de 6 años de remodelación y reformas, el Teatro Bolshói reabrió sus puertas en 2011. El Bolshói de hoy es uno de los teatros más avanzados técnicamente en el mundo.

Durante el recorrido, verás los fabulosos salones con interiores restaurados del siglo XIX, aprenderás sobre las tecnologías más avanzadas que se utilizan en el teatro actualmente e incluso podrás visitar el detrás de escena.

Verás el vestíbulo inferior, el vestíbulo blanco (principal), las lujosas grandes salas y las pequeñas imperiales que ofrecen exposiciones de ópera y ballet. También aprenderá sobre las características de la sala subterráneo de Beethoven: increíble ver como en pocos minutos se puede convertir en una sala de conciertos, en una fosa de orquesta o en una sala de coros o auditorio, de acuerdo al evento que albergue.

El punto culminante del recorrido es admirar el escenario principal del Teatro Bolshói desde el nivel superior. Puedes tener suerte y asistir a algún ensayo o instalación de escenografías para la próxima representación.

Hay tours en ruso e inglés una vez al día cerca del mediodia, mientras que los tours privados pueden organizarse a pedido de lunes a viernes en diferentes idiomas.

Las visitas teatrales en ruso e inglés se realizan los martes, miércoles y viernes. Los recorridos duran una hora. En inglés a las 11.30; y el precio de las entradas es de 2000 rublos.

 

Las visitas se realizan con un grupo de 20 personas máximo. Los niños en edad escolar están permitidos en un tour con un boleto y acompañados por adultos.

Puedes realizar la compra anticipada de la entrada en el sitio web online por lo general para los días jueves, para determinas, fechas con 7 o 15 días de anticipación. Los boletos se pueden comprar el día del tour en la taquilla ubicada en el edificio histórico (entrada 12).

Si te interesa aprovechar tu estadía en Moscú para asistir a alguna representación de ópera, ballet o concierto, como tus entradas con anticipación en el sitio web.

 

Sala principal del Teatro Bolshói, Moscu

Sala principal del Teatro Bolshói, Moscu. Foto de Damir Yusupov, Teatro Bolshói

 

 

¿Cómo llegar al teatro?

Puedes llegar hasta el teatro en el metro que va hacia Teatralnaya, tomando la salida indicada hacia el teatro, o la línea Okhotnyi. 

El museo participa en el proyecto Google Art & Culture, brinda a los usuarios de Internet la oportunidad de familiarizarse con la exposición virtual del museo o realizar una visita virtual al edificio del teatro.

 

 

Interio, Teatro Bolshói, Moscu

Interio, Teatro Bolshói, Moscu. Foto de Damir Yusupov, Teatro Bolshói

Compartir con:

Durante muchos años ha trabajado en la organización de viajes, con especialización en cruceros. También profesional del diseño y comunicación, fusiona en Discover Travel News sus dos pasiones. Ahora pasa gran parte de su tiempo estudiando e informándose para contar todo lo interesante, atractivo y diferente, con ideas reales y concretas, que el mundo tiene para ofrecernos.

[email protected]

Comentarios
  • Conozco el teatro y el artículo lo describe a la perfección. Muchas gracias

    julio 3, 2019

Dejános tu comentario.