Bordeaux

Donde permanece vivo el matrimonio perfecto entre el Vino y el Romance

¿Crees que exista un maridaje más perfecto para un buen vino que una mezcla de romance y caballeros legendarios? Eso nos ofrece una visita en crucero a las regiones de la Gironda y Dordoña.

La ciudad francesa de Bergerac se ha hecho tan famosa por la historia de amor de Cyrano de Bergerac como por sus excelentes vinos. Y si tan solo nos referimos a ellos dejaríamos de lado sus elegantes castillos y el maravilloso centro histórico medieval.

 

Monbazillac (pronunciado moh-bah-zee-yah) son unos raros, dulces y encantadores vinos de postre que incluso pocos conocedores de vino han degustado. Este vino blanco a menudo se compara con otros vinos franceses tardíos de Sauternes y nacen de las mismas uvas: semillón, sauvignon blanc y muscadelle. El Monbazillac, sin embargo, tiene una mayor proporción de uvas muscadelle, y por lo tanto, conserva aromas más dulces.

 

Sauternes - Vinos de Francia

Sauternes – Vinos de Francia

Su nombre es una Appellation d’Origine Contrôlée (AOC). Solo las uvas afectadas por la «podredumbre noble» (Botrytis cinerea) se pueden clasificar como Monbazillac; el resto de las uvas regionales se utilizan para la producción de vinos blancos secos clasificados como Bergerac Sec.

 

Más ligeros que un Sauternes, pero con un poco menos de graduación alcoholica, un buen vino Monbazillac tiene una tonalidad dorada o ámbar, con notas florales y un sabor más picante. Disfruta los sabores de miel y notas más exóticas como pomelo, flor de saúco, membrillo, mango, maracuyá y cítricos con un dejo a nuez.

 

Es muy famoso por su maridaje con Foie Gras, pero también con diferentes postres, platos principales y aperitivos. También se sirve frío como aperitivo.

 

AmaWaterways ofrece especial para sus huéspedes visitando el legendario castillo de Monbazillac, un hito en el siglo XVI en estilo renacentista temprano con algunas de las mejores vistas de la campiña francesa para disfrutar del sabor de este exquisito vino y una visita guiada por la región. Es el lugar perfecto para degustarlo, más teniendo en cuenta que solo se exporta alrededor del 20 por ciento de la producción al exterior de Francia, en gran medida a Bélgica y los Países Bajos.

 

Chateau de Monbazillac

Chateau de Monbazillac

Ninguna visita al Chateau de Monbazillac se considera completa sin visitar la región de Bergerac. En conexión directa por siempre con Cyrano de Bergerac de Edmond Rostand, la ciudad recuerda su tradición literaria con dos estatuas en honor al romántico Cyrano. También hay un viñedo, que tiene una pequeña exposición sobre la historia del viñedo en la región.

 

Uno de los puntos destacados es el gran centro medieval y la encantadora «ciudad vieja», con hermosas plazas y tiendas. Aquí está vivo el matrimonio perfecto de vino y romance.

Compartir con:
Valorá este artículo

Durante muchos años ha trabajado en la organización de viajes, con especialización en cruceros. También profesional del diseño y comunicación, fusiona en Discover Travel News sus dos pasiones. Ahora pasa gran parte de su tiempo estudiando e informándose para contar todo lo interesante, atractivo y diferente, con ideas reales y concretas, que el mundo tiene para ofrecernos.

sergio@discovertravelnews.com

Sin comentarios

DEJANOS TU COMENTARIO

 

Suscríbete a nuestro newsletter de viajes

Déjate sorprender y recibe las mejores propuestas de viaje en tu correo electrónico.