Una visita inolvidable a las ruinas de Volubilis en Marruecos

A tan solo dos horas de Rabat, la capital, se encuentra las ruinas romanas de la antigua ciudad de Volubilis.

 

Los viajeros que hacen excursiones a Marruecos a menudo lo hacen para visitar las famosas ciudades de Marrakech y Casablanca.

Sin embargo, no se puede perder en una ciudad que se encuentra a dos horas de distancia de Rabat, la capital de Marruecos. Aquí se encuentra la antigua ciudad de Volubilis, donde yacen las ruinas del antiguo dominio romano en el norte de África.

Volubilis se encuentra al pie de las montañas Atlas, en la región de Meknes-Tafilalet de Marruecos. Fue fundada en el siglo III a.C. y convirtió en una importante base del Imperio Romano. En 1997 fue nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

En su viaje a Marruecos, no dejes de visitar uno de los sitios más ricos de este período en el norte de África, no solo por sus ruinas sino también por la gran riqueza de su evidencia epigráfica.

Esta ciudad se generó a partir de la producción local de oliva y trigo, así como de la exportación de animales salvajes para el Coliseo de Roma.

 

Aún hoy hay en pie ruinas de antiguas residencias de ricos que son posible visitar. Esto te da una idea de cómo vivían en aquella época y la rica historia relatada en los múltiples murales de varios edificios.

Imperdibles las visitas a la Casa de Venus, que una vez fuera el hogar del Rey Juba II, y la Casa de Orfeo. Esta última se hizo popular por el exquisito mosaico de Orfeo tocando el laúd para los animales.

Se dice que varias de las hazanas de Heracles (Hércules) tuvieron lugar en Volubilis. Él había matado a sus propios hijos y, para expiar el crimen, Euristeo le exigió que llevara a cabo 10 tareas. Cuando terminó, Euristeo agregó dos más, que se convirtieron en Doce Trabajos de Heracles.

Otros sitios para descubrir también son los hermosos mosaicos, como el de la Casa del Acróbata de Volútiles, en el cual un atleta gana las carreras. Otros ilustran a los dioses griegos y romanos del vino, Dionisio y Baco, en otras partes de las ruinas.

 

Muy cerca de Volubilis se encuentra la ciudad santa de Moulay Idriss Zerhoun, llamada así por el hombre que trajo el Islam al pueblo marroquí. Esta hermosa ciudad, que es visitada por los turistas que peregrina allí es otro lugar que vale la pena ser visto. Especialmente para ver los edificios construidos en la ladera de las montañas.

 

En las cercanias

Una de las atracciones más populares es el Mausoleo de Moulay Ismail en Meknès. Un sitio arquitectónico de gran prestigio también. El mausoleo lleva el nombre del gobernador que hizo de Meknès su capital en el siglo XVII. El mito dice que la visita a este lugar de descanso final es una bendición divina. El mausoleo cuenta con tres patios decorados con mosaicos de brillantes colores, la mezquita y las tumbas del sultán y su familia.

 

Cómo llegar
A 30 kilómetros al norte de Meknés, se encuentra Moulay Idriss. Puedes tomar un taxi desde la Place el Hedin o desde otro punto principal. Los costos son económicos. También hay autobuses que parten desde Bab Mansour. Desde Moulay Idriss, son solo unos 5 kilómetros en automóvil o si te animas puedes hacerlo tranquilamente a pie. Existen además taxis comunitarios como una opción más económica. Solo debes esperar a que se complete un número mínimo de viajeros.

 

Compartir con:
Valorá este artículo

Durante muchos años ha trabajado en la organización de viajes, con especialización en cruceros. También profesional del diseño y comunicación, fusiona en Discover Travel News sus dos pasiones. Ahora pasa gran parte de su tiempo estudiando e informándose para contar todo lo interesante, atractivo y diferente, con ideas reales y concretas, que el mundo tiene para ofrecernos.

sergio@discovertravelnews.com

Sin comentarios

DEJANOS TU COMENTARIO