Casco antiguo, Plovdiv

Plovdiv, la joya secreta de Bulgaria

Seguramente pocos han oído hablar de Plovdiv, pero esta ciudad, Capital de la Cultura Europea 2019, tiene mucho para ofrecer, a viajeros de todas las edades y todos los gustos.

 

Con más de seis mil años de historia, Plovdiv, la segunda ciudad más grande de Bulgaria, y reclama ser la más antigua de Europa.
Por allí pasaron los tracios, romanos, bizantinos y otomanos; lo que se hace evidente en las huellas dejadas por estas civilizaciones en la arquitectura y cultura. Al fin y al cabo, estaba de paso en la ruta terrestre que unía la Europa y Asia Menor, sobre todo con Constantinopla (Estambul).  La ciudad tiene motivos suficientes por las que haya sido seleccionada como la Capital de la Cultura Europea 2019, y que se esté incluyendo en muchos de los itinerarios y rutas planeadas por la zona de los Balcanes.

 

Visitando el casco antiguo

 

Las calles empedradas y los edificios del siglo XIX en el casco antiguo te trasladan a otra época.  La zona tiene menos movimiento que otras en la ciudad, pero el encanto es extremadamente superior, justo donde la huella de las diferentes civilizaciones ha quedado manifiesta.
Durante el Renacimiento en este área residía la clase más acomodada y sus mansiones, son las coloridas casas que podemos ver en pié hoy día. Son más de 150 las casas catalogadas, muchas de las cuales fueron convertidas en museos o restaurantes. Una de estas propiedades más destacadas es la Casa Kuyumdzhiev que ahora alberga al Museo Etnográfico.
En el casco antiguo también se encuentra la iglesia más antigua de la ciudad, la iglesia de Sveti Konstantin y Elena, construida en 1578.
En el otro extremo del casco, en lo alto de la colina Nebet Tepet, se encuentran las ruinas de la antigua fortaleza y con las mejores vistas de la ciudad, y sobre todo al momento del atardecer. La fortaleza fue construida por los macedonios y luego terminada por los romanos sobre el viejo asentamiento de las tribus tracias.  Los otomanos como parte de su estrategia de expansión demolieron parte de la fortificación para evitar que los búlgaros rebeldes la utilizaran como guarnición. Aun así, las ruinas son un lugar hermoso para visitar.

 

Casa Kuyumdzhiev, Museo Etnográfico, Plovdiv

Casa Kuyumdzhiev, Museo Etnográfico, Plovdiv. Foto Visitplovdiv

 

Visitando el distrito cultural, Kapana, «La Trampa»

 

Descendiendo desde el casco antiguo se llega a la parte más moderna de la ciudad, el barrio de Kapana, conocido por los locales como ‘la trampa’ debido al trazado entreverado de las calles.
En otra época, Kapana era el barrio de los artesanos, lo que se hace palpable con solo ver los nombres de las diferentes calles haciendo alusión directa a las profesiones, como la Kozhuharska o calle del cuero, o la calle del oro o del hierro por ejemplo.
Gracias al apoyo del gobierno, hoy es un barrio renovado, con galerías de arte, cafés y bares de moda, lindas tiendas y lugares donde se puede disfrutar de música jazz. Esta zona de estilo muy hípster, se ha convertido en el centro de las actividades nocturnas sobre todo para los más jóvenes, estudiantes y profesionales, y epicentro de la escena cultural.
Gran parte de la oferta cultural tiene su centro en el Art News Café y la galería Sariev Contemporary. Este centro social de la comunidad artística que ofrece charlas, exhibiciones y festivales. Una lista de las principales galerías de Kapana incluye: Darvodelie Atelier, Point-Blank Gallery, Darvodelie Atelier, What A monster, Rubber Gallery, Our House, Atelier 42, Rakodelnitsata, GG Sisters, Art Place Kapana, Atelier Muza, The Craft Station, Trap Gallery, MBG Fashion Studio, Kanape Studio, Basquiat Wine and Art, etc. Varias semanas al año se lleva a cabo en las calles el Kapana Fest, con diversas actividades culturales.
La vida nocturna es muy variada y activa en la ciudad. No solo durante los fines de semana. Discotecas, bares, restaurantes. Algunos de los más conocidos y recomendados son el restaurante Dayana1, el Klub Marmalad, el pub para música en vivo Petnoto y el bar Nylon.
Amantes de las cervezas artesanales encuentran varios bares especiales, aunque sin duda el más reconocido es Kotka i Mishka (Котка и Мишка, Gatos y ratones) que ofrecen más de 100 clases de cervezas diferentes.
Conectando con el casco antiguo se encuentra la calle Knyaz Alxandar I. En competencia con la calle Stroget de Copenhagen, por ser la calle peatonal más larga de Europa, se extiende por 1750 metros, desde las orillas del río Maritsa hasta la plaza de la oficina del correo. Para bien de locales, es 250 metros más larga que la danesa.  El paseo es el corazón comercial de la ciudad.

 

Kapana, Plovdiv

Kapana, Plovdiv. Foto de Realsteel

 

Las ruinas y huellas de la antigüedad

 

En un extremo de la calle está la plaza de Dzhumayata y las ruinas del estadio romano que data de principios del siglo I. Este gran edificio tenía espacio para ¡30 mil espectadores!. Allí se celebraban los juegos deportivos al estilo de los griegos. Aún en esa zona de la ciudad se conoce hay más ruinas debajo de la ciudad, pero no han sido excavadas.
Junto al estadio se encuentra la Mezquita Dzumaya, construida a mediados del siglo XV durante el imperio otomano, y claro ejemplo de la mezcla de culturas e historia que caracterizan la ciudad. Con más de 600 años de antigüedad aún es utilizada por las familias turcas que se quedaron en la ciudad luego de la caída del dominio otomano. A lo largo de la ciudad hay gran cantidad de iglesias antiguas, la mayoría data de los siglos XVIII y XIX.
Plovdiv alberga un teatro romano, construido cerca del 90 d.C, cuando era una ciudad de frontera romana que se llamaba Philippopolis. Es uno de los mejor conservados del mundo y su restauración data de poco tiempo ya que se encontró debajo de la tierra en la década del ’70.
La construcción original tenía aforo para cerca de 6 mil personas, servía de escenario para representaciones teatrales y luchas de gladiadores. Hoy se utiliza con regularidad para representación de óperas, obras de teatro y conciertos de todo tipo. Es hogar del festival Opera Open que se hace entre junio y julio de cada año.
En la actualidad se sigue utilizando para conciertos y eventos, como el festival de folclore internacional o festivales de ópera y rock.
Compartir con:
Valorá este artículo

Durante muchos años ha trabajado en la organización de viajes, con especialización en cruceros. También profesional del diseño y comunicación, fusiona en Discover Travel News sus dos pasiones. Ahora pasa gran parte de su tiempo estudiando e informándose para contar todo lo interesante, atractivo y diferente, con ideas reales y concretas, que el mundo tiene para ofrecernos.

sergio@discovertravelnews.com

Sin comentarios

Mil Disculpas. Cerramos momentáneamente la posibilidad de comentar en este post.