a
HomeGuia de viajeAsia - Lejano OrienteUn día inolvidable camino a Phnom Penh, Camboya
Wat Kampong Tralach, Pagoda Leu Vihara

Un día inolvidable camino a Phnom Penh, Camboya

De camino a Phnom Penh, un paseo inolvidable en carros tirados por bueyes, a través de los campos de arroz, para coronar la visita y disfrutar de la liturgia en una pagoda local. Los lugareños, y en especial los niños, dando broche de oro a esta visita.

La temporada de lluvias en el en el sudeste Asiático tiene un clima mayormente nublado, y por lo tanto durante el amanecer y atardecer difícilmente pueda verse el sol.  Siempre nos conviene estar informados sobre el clima en esta región antes de viajar.

Al desembarcar en el pueblo de Kampong Tralach, una larga fila de carros de bueyes que esperan en lo alto de la colina te atraparán inmediatamente. Desde el momento en que subís, este viaje te transporta privadamente no solo al destino previsto, sino también a través del tiempo. Así comieza el viaje a través de Kampong Tralach.
Kampong Tralach, Cambodia

Kampong Tralach, Cambodia

El carro, a paso muy lento, te sumerje en un camino rodeado de paisajes hermosos, con pequeñas casas campestres y tiendas que comercializan el arroz que proviene de los arrozales que vemos allí mismo, del que nos impacta su verde tan vibrante.

Mientras disfrutas del viaje, repleto de baches rumbo a la pagoda, a través de la campiña camboyana, es imposible olvidar lo maravilloso que es este país. Es sin duda una experiencia única, un viaje inolvidable.
Al llegar a la pagoda uno es recibo por un grupo de niños con flores y aros de hierba en sus manos listas para ofrecerlas como regalos. Son hechos a manos por ellos mismos. Estos niños tienen dibujada una sonrisa en su rostros, y entre gestos alegres, sonrisas y sacudieron sus cabezas y comienzan a colocar sus obsequios en nuestras manos. Nunca dejan de reir. También los aldeanos te acompañan durante el resto de la visita.
Al entrar en la pagoda, hay una serie de coloridos murales y una gran estatua de Buda en el extremo de la sala donde vemos un monje de túnica naranja tradicional en su posición sentada sobre el suelo.  También nos invitan a sentarnos en el piso, cerrar los ojos y sumarse a una meditación guiada con canciones en sánscrito.
Uno a uno, tiene la oportunidad de participar en un ritual de bendición, donde pronuncia una breve oración por cada uno de los presentes antes de atarnos un brazalete rojo alrededor de las muñecas. Estas pulseras, algo muy común en todo el país, están destinadas a dar buena suerte y fortuna a sus poseedores.

El viaje de regreso, nuevamente en los carros tirados por bueyes, nos dejarán en Phnom Penh, la capital de Camboya. Sobre la cual tenemos muchas cosas que contar en un próximo envío.

Pagoda Wat Kampong Tralach, Leu Vihara, Cambodia

Pagoda Wat Kampong Tralach, Leu Vihara, Cambodia. Foto Olaf Tausch

Foto principal: Olaf Tausch

Compartir con:
Tags

Durante muchos años ha trabajado en la organización de viajes, con especialización en cruceros. También profesional del diseño y comunicación, fusiona en Discover Travel News sus dos pasiones. Ahora pasa gran parte de su tiempo estudiando e informándose para contar todo lo interesante, atractivo y diferente, con ideas reales y concretas, que el mundo tiene para ofrecernos.

[email protected]

Sin comentarios

Mil Disculpas. Cerramos momentáneamente la posibilidad de comentar en este post.