Bahia Roshilli - Gales

Rumbo a Gales: regreso a aquel punto de partida

Un destino no tan transitado, pero ideal para practicar senderismo entre valles y montañas.

El ser capaz de llenar el ocio de una manera inteligente es el último resultado de la civilización, afirmaba el pensador galés más importante del siglo XX. Acaso Bertrand Russell, gran viajero, conectaba su reflexión con el placer de recorrer paisajes nuevos. Había nacido en Trellech, a escasa media hora de uno de los lugares más bellos de Gales, el Parque Nacional Brecon Beacons.

Claro que la declaratoria de parque nacional devino cuando don Bertrand había pasado largamente los 80, pues eso ocurrió en 1957. Fue el último de los tres parques nacionales con los que cuenta Gales.

Es interesante observar que se trata de un territorio mayormente formado por un páramo salpicado por algunos valles verdes y plantaciones. Acaso en ciertos lugares no difiera demasiado de algunas áreas patagónicas, donde tuvo su principal asiento la colonia galesa afincada en la Argentina.

Desde Cardiff, capital de la nación, la distancia con Brecon Beacons es de apenas 40 kilómetros hacia el norte -si bien el Parque podría decirse que se sitúa en el sur de Gales-, lo que implica unos 45 minutos en auto por la A470. Si viene de Londres el viaje le llevará no menos de tres horas y deberá tomar la M4 y luego la A4042.
Su extensión es de 135 mil hectáreas. Y tiene cuatro cadenas montañosas: la Black Mountain al Oeste, la Forest Fawr, la Brecon Beacons y la Blacks Montains al Este. Si bien cada una de estas cadenas tiene su propio paisaje, mayormente lo que se observa son laderas -algunas empinadas- sin otra vegetación que la pura hierba. Claro está, algunos villorrios aparecen en los valles, algo más verdes.

 

Camino al andar

Quienes están de parabienes son los caminantes. Como es típico en todo el Reino Unido, existen senderos a campo traviesa a los que se animan muchos de los que buscan contacto con la naturaleza. Ovejas, lomas con pircas o cerco vivo formando dameros para separar cultivos o animales -entre ellos los ponies montañeses galeses-, tal vez las ruinas de un viejo castillo y suelo calizo colorado conforman el panorama que se abre a los ojos de los viandantes.

Hace pocos años se habilitó un nuevo sendero que tiene 160 kilómetros. Lo llaman The Beacons Way. Va de Abergavenny en el este hasta Llangadog en el oeste. Desde allí se conecta con el sendero nacional Offa’s Dike -relativamente fácil de transitar-, que recorre el límite este del Parque con una ruta elevada, y permite increíbles vistas de los puntos más destacados del área. Y desde Brecon Beacons hasta Cardiff otro sendero, el Taff -que toma su nombre del río que acompaña gran parte de su recorrido-, permite cerrar el circuito.

Todos estos senderos están muy bien señalizados, aunque es aconsejable procurarse un mapa de rutas para estar seguros de ciertos detalles. Durante todo el recorrido existen paradores y servicios donde alimentarse, ducharse y dormir.

El punto más alto del parque es el monte Pen y Fan, que tiene 886 metros. Antiguamente allí se encendía fuego para hacer señales advirtiendo del ataque de los ingleses. Llegar a su cima es algo que muchos turistas hacen, pues desde allí las vistas hacia el norte desde los escarpados acantilados permiten observar el paisaje de lo que se llama el Gales Medio. Llegar a ese sitio desde Storey Arms sobre la A470 es muy sencillo.

Claro que si lo suyo no es caminar ni manejar, la alternativa bien puede ser tomar una excursión en Cardiff, ya que unas minivans llegan a Brecon Beacons retornando el mismo día.

Más allá del senderismo, las bicicletas -particularmente las de montaña- son muy populares. Y la equitación es una actividad típica de todo Gran Bretaña y no podía estar ausente en Gales, al igual que el camping, los escalamientos, el canotaje y la pesca.

El clima cambiante e inclemente hace aconsejable realizar todas estas actividades fuera de la época invernal.

 

La playa de Rhossili

Cuando escuchamos que tal lugar es uno de los más bellos del mundo, pensamos en exageraciones chauvinistas o estrategias de marketing. El prejuicio desaparece al llegar a la playa de Rhossili, considerada la mejor playa del Reino Unido, la tercera de Europa y entre las top ten del mundo, nada menos.

Una enorme herradura de arenas blancas como remate de unas laderas pronunciadas hace que desde lo alto quedemos bastante tiempo admirando las vistas. Un parapentista vuela delante de nosotros volviéndose un punto cada vez más pequeño a medida que se acercaba al otro extremo de la bahía de cinco kilómetros de extensión.

En la punta donde estábamos almorzando en una mesa al aire libre se despliega una gran meseta con altos acantilados. Lo raro es ver esa superficie absolutamente verde a la vera del mar, con animales que parecen indiferentes al increíble paisaje que los rodea. Pero hay más. El acantilado se termina, pero las posibilidades de seguir más allá continúan.

Es que en ese punto comienza una península alargada que tiene un curioso nombre: cabeza de gusano. Cuando la marea baja se puede llegar caminando. Pero, ya sabemos, la marea sube. Es en ese momento en que la península queda aislada. Hay carteles que advierten de ese peligro. En la estación costera que hay en la parte continental advierten de los horarios y también mencionan que si alguien se ve impedido de volver porque el mar subió?, bueno, que toque fuertemente una campana puesta adrede en el lugar.

La bahía de Rhossili es parte del municipio de Swansea y queda a casi 100 kilómetros al este de Cardiff. Otra vez…, imperdible.

Hay que animarse porque como dijo en la película Instinto otro galés célebre, Anthony Hopkins: La libertad está ahí fuera, sólo hay que cruzar los muros que nosotros mismos construimos.

Gentileza LA NACION (Julio 25, 2015)

Foto principal: Stewart Black

Compartir con:
Valorá este artículo

Nino es periodista y gestor cultural. Fue corresponsal durante 18 años del Diario La Nación y dirigió el Centro Cultural Victoria Ocampo (Villa Victoria) en Mar del Plata. Presidió el Ente de Cultura de la Municipalidad de Gral. Pueyrredón y el Gabinete Social del Instituto Cultural de la Prov. de Buenos Aires.

editorial@discovertravelnews.com

Sin comentarios

DEJANOS TU COMENTARIO