a
HomeGuia de viajeOceania y Pacifico SurUna ruta por la isla norte de Nueva Zelanda
Martinborough, Nueva Zelanda

Una ruta por la isla norte de Nueva Zelanda

Gisborne a Wellington

En la isla Norte de Nueva Zelanda, la ruta desde Gisborne a Wellington, es un paseo a través de la naturaleza y los sabores. Ideal para visitar en verano, con su belleza natural, las playas, las encantadoras ciudades y los mejores viñedos.

 

Anímate a recorrer Nueva Zelanda en automóvil, una manera cómodo y fácil para organizar tu próximo viaje. El recorrido incluye 10 puntos de interés y dejamos a tu elección la duración e intensidad que quieras imprimirle al viaje.

 

#1 Gisborne

Partimos desde Gisborne. Esta hermosa ciudad que despierta gran interés, además de la cultura maorí, para los amantes del buen comer, y sus excelentes vinos. Allí podrás disfrutar de múltiples tours con visitas a bodegas boutique para degustar algunos de los mejores Chardonnay del mundo.

Las playas son un verdadero imán para los surfistas. Entre ellas, la playa Kaiti, fue el primer lugar al que arribó el capitán Cook en Nueva Zelanda allá por 1769. Aún puedes visitar la pintoresca casa de reunión, Te Poho O Rawiri Marae.

Pero la cultura maorí se encuentra especialmente viva Gisborne. Las antiguas tradiciones están muy arraigadas en parte de la población y puedes escuchar muchas historias acerca del Titirangi, en Kaiti, donde arribaron los primeros maoríes a la zona en sus canoas (waka).

Antes de salir de la ciudad, tomate un día más en la región y ve hacia Rere Rock Slide. Se trata de un viaje de cuarenta minutos.

Aquí está el tobogán acuático natural de 60 metros de largo, que ha sido tallado por el implacable río Wharekopae. Utiliza una colchoneta inflable, una tabla de surf o cámara de aire y lánzate. Eso si es verano, pero en invierno, las Rere Falls son un lugar mágico también. ¡Todo es naturaleza aquí!

 

Monumento a Thomas Cook en Gisborne, Nueva Zelanda

Monumento a Thomas Cook en Gisborne, Nueva Zelanda

 

#2 Aguas termales de Morere

Distancia: kilómetros 60 kilómetros

Morere tiene aguas termales, frías y calientes, en medio de hectáreas de selva repleta de las grandes palmeras nikau. Hay senderos para hacer caminatas que van de 15 minutos a 3 horas por la selva tropical. Como descanso puedes aprovechar los manantiales terapéuticos.

La fuente termal es antigua, y el agua de mar curativa se canaliza en piscinas públicas y privadas. Lo mejor es sumergirse en una de las piscinas de agua fría antes de partir hacia el próximo destino.

 

Aguas termales en Morere, Nueva Zelanda

Aguas termales en Morere, Nueva Zelanda

 

#3 Centro de antigüedades y joyería de Napier

Distancia: kilómetros 160 kilómetros

Napier es la autoproclamada Capital Mundial del Art Decó. No es la única de su tipo en el mundo, ya que también otras se arrogan este título, como Durban en Sudáfrica, Mumbai en India, La Habana en Cuba, Casablanca en Marruecos, Shanghai en China y Tel Aviv en Israel. Pero como Napier es más pequeña, es más fácil ver todos sus encantos a pie.

En 1931 un terremoto masivo golpeó a Napier reduciendo la ciudad a escombros. La reconstrucción se hizo enteramente en el estilo reinante en esa época, el moderno Art Deco, que se imprimó en todo, desde los edificios hasta la moda. El Art Deco de Napier es único con motivos maoríes y muchos edificios fueron diseñados por Louis Hay, gran admirador de Frank Lloyd Wright. Cada año se celebra en Napier un festival Art Deco en el mes de febrero.

Puedes dejar el auto cerca de Marine Parade y caminar. Todo está en pocas cuadras. No te pierdas el paseo por Tennyson Street.

 

Mientras caminas admirando los edificios, asegúrate de tener descargado en tu dispositivo móvil, el circuito por los murales callejeros de la ciudad. El proyecto Murales para los Océanos trajo a 20 artistas de todo el mundo a la ciudad, por el lapso de una semana, con la finalidad de crear murales sobre la temática de la crítica situación de la vida en los océanos. Las increíbles obras de arte abordan temas sobre la pesca, los plásticos, la contaminación y el cambio climático.

Puedes ver en su sitio web más detalles sobre este recorrido.

 

En el paseo marítimo bordeado por árboles, encontrarás la clásica cafetería Six Sisters. Su nombre hace referencia a los seis edificios victorianos de la década del 1890 que se ven desde allí. Además, aquí se sirve un buen café y dulces exquisitos.

 

El mar aquí no es muy seguro por lo que rara vez verás a alguien nadando. Si buscas una playa cerca, la mejor alternativa es lo mejor es regresar hacia Westshore, del otro lado de Napier Hill.

 

Murales en Napier, Nueva Zelanda

Murales en Napier, Nueva Zelanda. Foto de Samuel Mann

 

#4 Taradade y Hastings

Distancia: cercanías

Sin moverte de tu hotel, hay dos lugares hermosos para visitar desde Napier.

A tan solo unos 8 kilómetros de la ciudad, en Taradale, encontrarás el Sugar Loaf Hill, una pequeña colina cubierta de hierba, y la más famosa del Hawkes Bay. Las vistas son increíbles desde allí y también desde la ciudad hacia la Bahía en dos ángulos diferentes.

Mientras estés en la zona, una buena opción es visitar la bodega más antigua de Nueva Zelanda. El histórico viñedo Mission Estate fue construido en 1851 por misioneros maristas franceses que necesitaban vino para la comunión. Hoy en día, todavía usan algunas de las técnicas tradicionales de elaboración del vino fusionadas con otras más modernas. La puerta de ingreso a la bodega está en el edificio restaurado del seminario y es la bodega más visitada del país. El restaurante, ubicado en las colinas de Taradale, está abierto todos los días de la semana.

 

A 20 minutos en auto de Taradale, puedes disfrutar de una de las mejores hamburguesas premium de la región, además de visitar las escarpadas playas en Haumoana. Los vegetarianos también tienen sus opciones, y además de las de carne vacuna, también las hacen de la pesca local. Está abierto de jueves a domingo.

 

Si las hamburguesas no son lo tuyo, una opción más elegante, es el restaurante de playa Black Barn. Con hermosas pérgolas al exterior durante el verano, y el bistró dentro del edificio principal para el invierno.  Fueron precursores en ofrecer platos y un menú basado en productos locales. Este resto forma parte de la bodega, creada por una familia en Havelock North. La pequeña bodega de Black Barn produce 4000 cajas al año y la mayoría se venden in situ. Prueba el Sauvignon Blanc o el Reserve Chardonnay.

Mientras estés allí, en la Bahía Hawkes, hay una heladería que es toda una institución. Existe desde 1926, y ha subsistido con gran éxito terremotos y años. A lo largo de las décadas, siempre se han apegado a sus principios: hacer helados naturales sin aditivos, sin conservantes, con productos naturales y locales.

 

Vista desde colina en Hasting, Nueva Zelanda

Vista desde colina en Hasting, Nueva Zelanda

 

#5 Playa Te Paerahi

Distancia: 120 kilómetros

Una vez que hayas dejado atrás Hastings (o Taradale), de camino hacia Waipukurau, saldremos de la carretera para visitar Te Paerahi.  A 50 minutos de Waipukurau, es la mejor playa para nadar y descansar sobre arena dorada. Encontrarás un pub que sirve cocina casera de estilo rural.

 

Te Paerahi Beach, Nueva Zelanda

Te Paerahi Beach, Nueva Zelanda

 

#6 Agujeros gigantes para nadar en Kaituna

Distancia: 200 kilómetros

Es hora de recorrer una larga distancia dejando la costa en dirección a las montañas. El río Waingawa baja desde uno de los picos más altos de la cordillera de Tararua, a través de Masterton y desemboca en el río Ruamahanga. Hace frío hasta en los días más calurosos.

En esta área se encuentra Kaituna, uno de los lugares favoritos para nadar desde los años 50 debido a los gigantescos hoyos. Si hace demasiado frío como para disfrutar de la experiencia única de nadar en estos agujeros, aprovecha el día para hacer un picnic.

La ciudad de Masterton está a solo 10 kilómetros donde puedes descansar y pasar la noche.

 

Hoyos para nadar en región de Kaituna, Nueva Zelanda

Hoyos para nadar en región de Kaituna, Nueva Zelanda

 

#7 Faro de Castlepoint

Distancia: 75 kilómetros

En otro desvío desde la ruta principal encontrarás un lugar de belleza tan singular que no podrás olvidar. A solo una hora de Masterton te entrarás con ese pueblo de película. Te sorprenderá una playa deslumbrante y un gran faro, en los altos de un acantilado de 162 metros de altura. Encontrarás señales de calaveras y huesos cruzados a lo largo del arrecife de piedra caliza, donde los pescadores han desaparecido debido a las rebeldes olas. El faro ha estado manteniendo el paso de los barcos a salvo desde 1913.

Cerca del faro, una gran pared de roca, forma el lugar más perfecto para los amantes del surf.  Castlepoint es un lugar ideal para pasar la noche, las vistas en cada lugar son maravillosas.

 

Castlepoint, Nueva Zelanda

Castlepoint, Nueva Zelanda

 

#8 Los quesos de Greytown

Distancia desde Masterton: 25 kilómetros

De regreso a la ruta principal en pasando nuevamente por Masterton, la localidad de Greytown es una parada obligada. La tienda especializada en quesos C´est Cheese, es un clásico en la región por la variada producción y la amplia variedad de comida gourmet, elaborada localmente en la región de Wairarapa. Algunos de sus quesos más notables incluyen los galardonados Kingsmeade y Cwmglyn (pronunciado coom-glin). Se ofrecen degustaciones que te ayudarán a reconocer las opciones que más te satisfagan.

 

C'est Cheese en Greytown, Nueva Zelanda

C’est Cheese en Greytown, Nueva Zelanda

 

#9 Stonehenge Aotearoa

Distancia desde Greytown: 18 kilómetros

El Stonehenge Aotearoa no tiene tanto misterio sobre sus orígenes como la versión inglesa de 4.000 años de antigüedad. Un astrónomo de Kiwi, Richard Hall, tuvo la idea de crear esta estructura y reunió a la Sociedad Astronómica de Phoenix y a sus 250 miembros para estudiarla, planificarla y construirla. Con 30 metros de diámetro, el propósito de esta belleza circular es el de un reloj astronómico: para rastrear las estaciones y los cielos del sur. Abierto de miércoles a domingos puedes visitarla o hacer un recorrido donde aprenderá los mitos antiguos de los solsticios y equinoccios, cómo piedras y sombras se utilizaron para desbloquear los misterios de la tierra y el cielo.

 

Stonehenge Aotearoa, Nueva Zelanda

Stonehenge Aotearoa, Nueva Zelanda

 

#10 Viñedos de Martinborough

Distancia desde Stonehenge: 18 kilómetros

Nuestro recorrido pasa tan cerca de Martinborough que sería un pecado no dar un vistazo a sus encantos. En la región hay más de 20 viñedos, pero si solo tienes tiempo para uno, dirígete a Ata Rangi. Difícilmente encontrarás una mejor lista de Pinot Noir que en este viñedo. Galardonado con el Tipuranga Teitei – ‘Grand Cru‘ de Nueva Zelanda, los vinos de Ata Rangi se disfruta en todo el mundo. Son pioneros en la conservación y la viticultura sostenible.

 

Viñedos de Martinborough, Nueva Zelanda

Viñedos de Martinborough, Nueva Zelanda

 

#11 Wellington

Solo 80 kilómetros nos separan desde Martinborough hasta Wellington, donde finalizaremos nuestro viaje.

Sobre esta hermosa e importante ciudad hay mucho por contar, pero merece un apartado especial.

 

Wellington, Nueva Zelanda

Vista panorámica nocturna de Wellington, Nueva Zelanda

 

Compartir con:

Durante muchos años ha trabajado en la organización de viajes, con especialización en cruceros. También profesional del diseño y comunicación, fusiona en Discover Travel News sus dos pasiones. Ahora pasa gran parte de su tiempo estudiando e informándose para contar todo lo interesante, atractivo y diferente, con ideas reales y concretas, que el mundo tiene para ofrecernos.

[email protected]

Comentarios
  • Muchas gracias Sergio! Tus comentarios son completisimos y nos dan ganas de conocer estos lugares ya!

    febrero 23, 2019

Dejános tu comentario.