a
HomeGuia de viajeEuropaVisitando a Kafka en Praga
Escultura cinética de Franz Kafka de David Černý. Praga,

Visitando a Kafka en Praga

El verdadero legado de Franz Kafka solo se encuentra en sus páginas escritas. Sin embargo, su espíritu impregna calles, plazas y edificios de la hermosa Praga.

 

 

La ciudad que lo vio nacer, hoy lo honra y lo hace presente con la mismo ingenio con el que él mezclo lo real y lo fantástico. Una buena escusa para conocer más sobre él, su obra y su vida y llevar marcado en un mapa los lugares que nos cuentan su historia mientras caminamos por Praga.

 

Franz Kafka se convirtió en una de sus figuras más notables y representativas de la ciudad, además de la literatura checa. El mismo marcaba su relación contradictorio con Praga, de amor-claustrofobia, en una de sus famosas carta a su amigo Oskar Pollak: «Praga no te deja ir, esta querida y pequeña madre tiene garras afiladas». Para cualquiera de nosotros permanecer en Praga es un placer, y nos debemos durante nuestra visita, explorar el lado Kafkiano de Praga.

 

 

El lugar de nacimiento de Kafka

Un lugar que teóricamente sería el primero en la lista del recorrido por la Praga de Kafka, su lugar de nacimiento. Este lugar cerca de la Iglesia de San Nicolás, donde Julie y Hermann Kafka trajeron al mundo a su hijo el 3 de julio de 1883 ya no está en pie. En la esquina del edificio hay una pequeña placa que conmemora este evento. La plaza que se abre desde allí pasó a llamarse como el hijo pródigo de la ciudad, Franz Kafka Square.

Ubicación en Google Maps

 

 

Casa del Minuto (Dům U Minuty)

Esta casa es parte del complejo del Ayuntamiento de la Ciudad Vieja. Es un típico ejemplo de la arquitectura urbana renacentista checa con su fachada adornada con esgrafiados con escenas bíblicas, mitológicas y leyendas. Aquí residió Kafka, con sus padres, entre los años 1889 y 1896.

 

Hasta 1712 esta casa pertenecía a Matěj Bartl, un farmacéutico de la ciudad, y era llamada la Casa de León Blanco. El nombre posterior “Casa del minuto” (Dům U Minuty), derivó de la palabra “minucioso, menudo”,  ya que allí se vendía tabaco al menudeo.

Estuvo a punto de ser derrumbada junto con la vecina casa de Pecold para emparejar el bloque de casas entre la Plaza de la Ciudad Vieja y la Pequeña. Por suerte la comisión de monumentos históricos se opuso al descubrirse los esgrafiados del frente de la casa vecina, y en 1905 decidieron conservar ambas.

 

Recién en 1919 durante unas reparaciones se descubrieron los esgrafiados del frente de la Casa del minuto. Las figuras y ornamentos hallados eran sorprendentes y se abocaron a su restauración. La primera parte estaba datada en la primera parte a finales del siglo XVI, época en que la casa pertenecía a Karel Přehořovský z Kvasejovic, la segunda, en los años 1603-1610, durante la propiedad de Tito Cantagali.

Ubicación en Google Maps

 

Casa del Minuto, en el centro de Praga

Casa del Minuto, en el centro de Praga donde vivió Kafka con su familia

 

 

Dentro de la mente de Kafka en su Museo

A partir de una exposición “Ciudad K – Franz Kafka y Praga”, que viajo a través del mundo desde 1999, nació este museo en 2005. La muestra se instaló definitivamente en el espacio expositivo de la antigua fábrica de ladrillos Herget. Ahora es una visita obligada para cualquier persona que visite Praga y sienta interés por la literatura.

Se centra en el mundo del famoso escritor praguense y su obra literaria, entre las más importantes de la literatura del siglo XX.

La colección cuenta con la mayoría de las primeras ediciones de sus obras, así como cartas, diarios, manuscritos, fotografías y dibujos que nunca habían sido expuestos con anterioridad. Además, objetos relacionados con la vida del autor, y cinco programas audiovisuales y música compuesta especialmente para la muestra. Tiene dos partes: la primera, titulada “Espacio existencial”, recorre los acontecimientos principales de su vida y el contexto histórico en el que transcurrió. Las segunda, titulada “Topografía imaginaria”, muestra de qué manera la vida real y las lugares de Praga en los que el se desarrolló se transformaron “metafóricamente” a lo largo de su obra.

Las muestras están perfectamente acompañadas de fotografías de lugares y personas relacionadas con el escritor, o de manuscritos y libros expuestos en instalaciones concebidas de manera ingeniosa. Cada detalle atrapa al visitante gracias a las técnicas audiovisuales perfectamente aprovechados, donde la palabra, la imagen, la luz y la música forman un todo armonioso. Con efectividad la atmósfera misteriosa de este museo evoca la naturaleza surrealista de sus escritos y proporciona el contexto ideal para otros lugares de la ciudad relacionados a su vida.

Revisa horarios y tarifas actualizadas del museo en este enlace.

Ubicación en Google Maps

 

Muestra del Museo Franz Kafka

Muestra del Museo Franz Kafka en Praga, República Checa. Foto cortesía del Museo

 

 

Escultura de Kafka en el Barrio Judío de Prag

Escultura de Kafka en el Barrio Judío de Praga, República Checa

Honrando la obra de Kafka en el Barrio Judio

En el Barrio Judío de Praga podemos ver uno de los monumentos que honran al escritor. Esta escultura de bronce fue creada por el escultor Jaroslav Róna y nos muestra un traje de hombre vacío que lleva en sus hombros a una persona más pequeña, representando al escritor. Róna, miembro del grupo Tvrdohlaví (The Stubborn), se inspiró en la historia de Kafka “Descripción de una lucha”. En ella el narrador viaja, sobre las espaldas de un personaje llamado “el conocido”, a través de paisajes surrealistas e imaginarios.

 

Esta escultura que mide 3.75 metros y peso 800 kg fue colocada allí por David Vávra, gracias a la iniciativa de la Sociedad Franz Kafka a principios de la década de 1990. Fue inaugurada en 2003 y en 2004 recibió el premio Gran Premio de la Comunidad de Arquitectos.

 

Ubicación en Google Maps

 

 

Café Louvre, su lugar social favorito

Este café, inaugurado en 1902, y que ahora es un lugar de encuentro para todos los visitantes de Praga, fue alguna vez el lugar favorito de la élite cultural de Praga, incluido Franz Kafka. Él solía ir a este café a escribir, discutir sobre filosofía y encontrarse con su amigo Max Brod. El era su mayor confidente, quien eventualmente publicaría gran parte del trabajo de Kafka después de la muerte del escritor. Otros visitantes famosos al Café Louvre a lo largo de los años incluyen a Albert Einstein y el dramaturgo checo Karel Čapek.

Aprovecha una parada en tu recorrido para beber un café e imaginar aquellos días, con Kafka sentado en alguna de sus mesas.

Ubicación en Google Maps

 

Café Louvre Kafka. Praga,

Café Louvre frecuentado por Kafka. Praga, República Checa

 

Escultura cinética Kafka

Escultura cinética de Franz Kafka de David Černý. Praga, República Checa

La cabeza de Kafka en transformación

Otra de las obras que honran a Kafka en Praga es la imponente escultura de la cabeza. Como legado de la naturaleza surrealista de su trabajo, el artista contemporáneo checo David Černý, realizó una escultura cinética de la cabeza del escritor en grandes dimensiones.

 

Está compuesta de 42 niveles movibles, que alcanzan la altura de once metros, y forman la cara del Kafka. La obra, de estilo semejante a la escultura de Černý titulada Metalmorphosis, situada en Estados Unidos, está realizada con 24 toneladas de plancha de metal inoxidable, y dividida en cuarenta y dos secciones movibles, que rotan de forma independiente cada una gracias a un mecanismo que funciona con un kilómetro de cableado interno. Esto permite que la cara vaya cambiando y tome diferentes formas de acuerdo al momento en que se visite.

 

Se instaló en noviembre de 2014 junto al nuevo centro comercial Quadrio, sobre la estación de metro Národní Třída.

Ubicación en Google Maps

 

 

La última morada de Kafka

Kafka, quien provenía de una familia judía, pasó la mayor parte de su vida en o cerca del barrio judío de Praga. Hoy este barrio es uno de los más visitados por sus lugares históricos y la proximidad al centro de la ciudad.

A su muerte, con 40 años, en un hospital cerca de la ciudad de Viena en 1924, su cuerpo fue trasladado de regreso a Praga y enterrado en el Nuevo Cementerio Judío de Praga. Este cementerio es muy visitado por todos los turistas, y dentro hay señales que te guían hasta el lugar de descanso final de Kafka. Hay una piedra blanca junto a las lápidas de sus padres, y cerca están enterradas sus hermanas quienes murieron en la Segunda Guerra Mundial.

Cada 3 de junio, el día de su muerte, sus fanáticos hacen una peregrinación para presentar sus respetos al escritor más famoso de Praga.

Este cementerio, con incontables lápidas de valor artístico, fue fundado en 1890. Además de la tumba de Kafka, aquí está el Monumento a los judíos checoslovacos, víctimas del holocausto y de la resistencia, de 1985.

 

Ubicación en Google Maps

 

Tumba de Kafka en el Nuevo cementerio Judío

Tumba de Kafka en el Nuevo cementerio Judío. Praga, República Checa. Foto cortesía Prague.eu, Židovská obec PrazeKafka.

Compartir con:

Durante muchos años ha trabajado en la organización de viajes, con especialización en cruceros. También profesional del diseño y comunicación, fusiona en Discover Travel News sus dos pasiones. Ahora pasa gran parte de su tiempo estudiando e informándose para contar todo lo interesante, atractivo y diferente, con ideas reales y concretas, que el mundo tiene para ofrecernos.

[email protected]

Sin comentarios

DEJANOS TU COMENTARIO