a
HomeGuia de viajeEuropaTrogir, un vecindario medieval con el encanto del Adriático
Vista de Trogir, Croacia

Trogir, un vecindario medieval con el encanto del Adriático

Trogir claramente es una de las ciudades mejor conservadas de toda Europa y ha sido designada como Patrimonio Mundial de la UNESCO. Es un lugar fascinante y fácil de recorrer. Pequeña, hermoso, familiar, y a su vez, sofisticada.

 

Llegar hasta aquí es muy simple desde cualquier lugar de Croacia, y está a una corta distancia desde Split, y mucho más cerca desde su aeropuerto, a tan solo un par de kilómetros.

Si arribas en un crucero a Split, y tu estancia es de 6 horas o más, te aconsejamos considerar la visita de Trogir. Split es una hermosa ciudad pero los puntos de interés tampoco te demandarán más que unas tres horas.

 

El corazón medieval de Trogir radica en una pequeñísima isla conectada al continente por un corto puente. Justo a escasos metros de la estación de buses y de los parking públicos en caso de que llegues en automóvil. Es una ciudad perfecta para ser recorrida a pie, y al menos si cuentas con unas horas podrás ver lo básico de ella. El resto del tiempo que puedas dispensarle es solo para el disfrute.

 

Parte de ese disfrute se consigue caminando a través de sus calles y callejones. Cruzarla una y otra vez sin dejar rincón por visitar. Descubrir que como una gran vecindad, Trogir se abre a los visitantes. Muchas de las antiguas casas se han transformado en comercios, y sus patios, en restaurantes y bares al aire libre.

Esta fisonomía tan propia que posee me ha hecho recordar a los patios familiares durante el verano. Los parrales, árboles y parasoles ofrecen la sombra necesaria para un descanso justo de tanto andar. Las calles, todas peatonales, repletas de tiendas y restaurantes, también sirven de lugar de juegos para niños que cruzan con sus triciclos o corriendo. No es de extrañar encontrar a escasos metros de una mesa de café una soga con ropa tendida al sol.

Cualquier rincón de la ciudad puede detonar algunos recuerdos de la infancia. Sin embargo, todo esto transcurre, en esa maravillosa ciudad medieval, donde piedra y mármol se confunde en paredes y pavimentos.

 

Los hermosos patios en Trogir convertidos en restaurantes y bares

Trogir fue fundada por los colonos griegos en el siglo III a.C. A lo largo de la historia fue ocupada por los romanos, los bizantinos, los húngaros, los venecianos y, finalmente, Napoleón. En la Edad Media tuvo su mayor esplendor cultural, humanístico y arquitectónico. Se construyeron las murallas y la torre del casco antiguo, lo que modeló la base de la ciudad. Gracias a los numerosos edificios románicos, góticos y renacentistas Trogir hoy es considerada la ciudad de estilo románico-gótico mejor conservada de Europa Central.

 

Además de caminar la ciudad, durante la visita a Trogir hay algunas lugares y monumentos que no debes perderte, siempre que tú tiempo y el día en que visites lo permita.

Una de ellas es la visita a la plaza principal donde se encuentra la Catedral de San Lorenzo, la logia, el Ayuntamiento y el Palacio Ćipiko. La otra, el Palacio Garagnin Fanfogna, convertido en el Museo de la ciudad.  La visita a este último solo puedes hacerla en días y horarios específicos.

 

Catedral San Lorenzo

La Catedral de San Lorenzo (de San Juan de Trogir) ocupa el lugar principal entre todas las iglesias de Trogir por muchas razones. Una de ellas, su riqueza arquitectónica y artística. También, porque ingresar a la iglesia y subir al campanario te ofrece la mejor vista posible que puedas tener de toda la ciudad.

En este edificio se mezclan los estereotipos del románico, el gótico, el renacimiento y hasta el barroco. Alberga valiosas obras de arte desde el momento de su construcción en la Edad Media entrado el siglo XIII.

Son imperdibles los relieves de la puerta principal, que fueron recientemente recobrados a un excelente estado gracias a un proceso de limpieza láser. También el órgano, en su interior ha sido restaurando y  gran parte de la belleza de la capilla del Beato Juan, construida en el siglo XV, repleta de hermosos esculturas y relieves, ha conseguido ser premiada en el 2002 como una de las mejores de Europa.

 

In situ: Durante nuestra visita a la Catedral hemos tenido la suerte de presenciar, sin haberlo programado, el repiqueteo de las campanas en el momento en que realizábamos la visita al mismo. Por supuesto, fue necesario cubrirnos los oídos por el estruendoso ruido, pero la experiencia fue maravillosa. Con las mejores vistas de la ciudad, en el momento de las campanadas del mediodía, en pleno campanario.

 

Garagnin – Palacio Fanfogna

El complejo del Palacio Garagnin – Fanfogna consta de dos bloques de casas románicas y góticas que, según el proyecto de Ignacio Macanović, se ampliaron y unificaron en un todo en la segunda mitad del siglo XVIII. Hoy alberga el Museo de la Ciudad de Trogir, que está abierto para los visitantes durante todo el año.

La entrada principal al palacio, con una antecámara y una escalera estaba en el lado este del edificio, en la calle principal de la ciudad, donde hoy se encuentra el área de exposición y una de las entradas a la exposición permanente del Museo. Éste alberga a la rica biblioteca Garagnin – Fanfogna, la colección arqueológica con la historia más antigua de la zona de Trogir y la fundación de la propia ciudad. Una verdadera colección de la historia cultural de la Edad Media y Moderna, sobre la ciudad desde el siglo XIII hasta principios del siglo XX. Además, sobre la vida cotidiana de los siglos XVII y XVIII se exhibe en un ambiente original, en el salón de la familia Garagnin.

Si uno ingresa desde la entrada de la puerta norte, desde el patio podrá ver primero la Exposición de piedra, una colección de monumentos de piedra que atestiguan la construcción y la tradición artística de los talleres de Trogir. Se pueden ver las capas urbanas más antiguas de la ciudad: restos de casas desde el siglo I a.C. hasta el siglo II, y restos de una tumba del siglo IV.

También se exhiben obras de artistas muy reconocidos de la ciudad y de Croacia, como del famoso pintor Cata Dujšin del Ribar y de Zlata Radej.

Desde octubre a mayo, está abierto los días laborables de 09:00 a 14:00; en junio y septiembre de lunes a sábado de 10:00 a 13:00 y de 17:00 a 20:00; en julio y agosto, todos los días de 10:00 a 13:00 y de 18:00 a 21:00.

Más información en el sitio web.

 

Los palacios Ćipiko

Los dos palacios Cipicco o Ćipiko, el grande y el pequeño, fueron creados mediante la unificación de edificios de estilo románico. Tanto el portal del sur en el palacio grande, como la escalera que da al patio interior y la puerta en el palacio pequeño son trabajos realizados por el famoso arquitecto Niccolò Fiorentino. En el dintel, hay esculpidos unos ángeles con la inscripción que significa «Conócete a ti mismo».

En esta puerta hay un relieve con la figura de Alviz Cipiko. Era un supracomita de Trogir que, con otro nombre participó en la Batalla de Lepanto en 1571. Según la tradición, Alviz Cipiko capturó y hundió al famoso barco turco Rooster al mando del Capitán Ali. La figura que estaba en la parte delantera de la nave, el Rooster, fue llevada a la ciudad como trofeo de guerra y se exhibió en el atrio del palacio en una escultura que representaba la mano alzándola. El original se encuentra en el Museo de la ciudad.

Otra curiosidad es que en la biblioteca de la familia Ćipiko, se encontró un fragmento de la Cena de Trimalchio de la novela Satirikon de Petronius Arbiter (actualmente en París). El palacio alberga hoy la escuela de música de la ciudad.

 

Torre del Reloj frente a la plaza principal en Trogir, Croacia

 

El palacio comunal – el ayuntamiento

El Palacio Comunal o Ayuntamiento, ya aparece mencionado en los documentos del siglo XIII. Sin embargo, el aspecto que hoy presenta se puede atribuir a la renovación que tuvo lugar en el siglo XIX. En ese momento se colocaron los escudos de armas de las familias nobles de la ciudad, así como otras espolias que devuelven su aspecto renacentista original. El patio interior tiene características estilísticas góticas con una escalera construida por Matej Gojković. En un comienzo se cree allí vivía el duque de la ciudad y desde allí gobernaba. Avanzando en el tiempo, conoce que el primer piso servía como un pequeño teatro. También en la planta baja del edificio había cárceles.

 

Fortaleza de Kamerlengo

La Fortaleza Kamerlengo, levantada en el ángulo suroeste del islote, fue construida entre los años 1420 a 1437, inmediatamente después de la conquista veneciana de Trogir. De planta trapezoidal, con cuatro torres en sus ángulos, de los cuales el más antiguo y el más grande se construyó anteriormente, en el siglo XIV.

A lo largo de los muros de la fortaleza, hay un pasaje que servía para las patrullas de vigilancia. La fortaleza de Kamerlengo está abierta para los visitantes y desde la torre más grande y antigua, hay una vista espectacular de Trogir. En el verano, numerosos conciertos, espectáculos y producciones cinematográficas se llevan a cabo en el lugar.

 

Puertas de la ciudad

La Puerta Norte de la ciudad, la que da al puente, es la más nueva y data del siglo XVII, en el momento de la Guerra de Creta. El aspecto actual es de 1763. En la puerta se pueden observar las aberturas para las cadenas que se utilizaban para levantar el puente levadizo del antiguo puente.

También aún se ve el gancho del que pendía el escudo del gobernante Antonio Bernardo, y que actualmente se encuentra en la exposición del Museo de la Ciudad de Trogir.

En el nicho sobre la apertura de la puerta, hasta 1932 había una escultura de un león alado de San Marcos.

La Puerta Sur de la ciudad fue construida en 1593 durante la época del duque Delfino. Esta puerta también estaba decorada con un león de San Marcos, también retirado en 1932.

 

La Logia

La Logia de la ciudad está situada en la esquina frente a la Catedral, al lado de la torre con el reloj de la ciudad, y por el otro lado, la Iglesia de Santa Bárbara. Fue construido a finales del siglo XIII con seis columnas. En una de ellas se puede observar el escudo de armas de la familia Loredan.  En el siglo XVII, se colocó una mesa de piedra en la logia y sobre ella un relieve renacentista de Niccolò Fiorentino (siglo XV) representando a la justicia y a los santos patronos de la ciudad: San Juan y San Lorenzo. En medio del relieve, estaba la figura del león de San Marcos que fue quitado en 1932.

Los techos con pinturas decorativas fueron restaurados completamente durante el siglo XIX, cuando también se reconstruyeron los pisos.

En el pasado, la logia, servía como palacio de justicia, mientras que hoy, durante los meses de verano, es el lugar donde se ofrece los shows con música tradicional de Klapa.

 

 

Otros monumentos religiosos dentro de la ciudad

Iglesia de Santa Bárbara

Esta iglesia croata de tres naves posee tres ábsides semicirculares orientados al este, un campanario en medio de la cúpula y nichos poco profundos en las paredes laterales. Fue construida en el estilo románico temprano en el siglo XI, con uno de los muros apoyado en la logia de la ciudad, que en su momento fue el palacio de justicia. En su construcción, se utilizaron partes rescatadas de monumentos de la antigüedad, en particular las columnas y capitales.

En el interior de la iglesia, hay una viga de piedra con un texto que menciona a la familia que restauró la iglesia, Petar y su esposa Dobrica, lo que nos permite saber que antes había otra iglesia en su lugar. El travesaño de la puerta de entrada pertenece a la antigua iglesia y presenta un motivo decorativo de tres cruces, entrelazadas y rodeada de personajes simbólicos. A partir de la segunda mitad del siglo XIX, se utilizó como almacén y, a finales de siglo, como depósito.

 

Monasterio de Santo Domingo

El monasterio de Santo Domingo se construyó a mediados del siglo XIII. A principios del siglo XIV, se construyó una iglesia de una sola nave con un campanario gótico. Uno de los detalles significativos es que el techo de madera tenga las vigas colocadas a modo de fonde do barco.

Las paredes de la iglesia están decoradas con pinturas con escenas de la vida de santos creadas por Palma Giovane (siglo XVII), Jacob Constanti (siglo XVI) y Giovanni Battista Argenti (siglo XVII). Dentro del Monasterio, hay una colección de arte religioso.

 

Iglesia de San Pedro (St Petar)

La iglesia de San Pedro solía estar dentro del monasterio benedictino destinado a las hijas de los nobles. Una tradición que fue establecida por la esposa de Bela IV en el siglo XIII.

Del monasterio original que se utilizó hasta el siglo XVIII, solo queda un patio con un pozo que tiene el escudo de armas de la familia Marković. Esta familia ordenó la pala de altar a Antonio Molinari (siglo XVII) y el órgano barroco.

La iglesia hoy posee un interior al estilo barroco con techo casetonado en madera y estatuas de San Pedro y San Pablo, mientras que sobre la entrada principal se encuentra el busto de piedra de San Pedro, una obra de arte de Niccolò Fiorentino.

 

Iglesia de San Juan Bautista

La Iglesia de San Juan Bautista, cuando fue construida en el siglo XIII, era una parte integral del monasterio benedictino destinado a los hombres. De estilo románico, con una nave central, un campanario y un portal en el que hay una gran escultura Cordero de Dios, creación en madera del maestro Radovan.

A mediados del siglo XIX se cerró. En las paredes interiores se han conservado restos de frescos. Hoy en día, la iglesia se ha convertido en una colección de esculturas de la iglesia. Entre otros, se encuentran las obras de Alessandro Vittoria (los cuatro apóstoles) y de Niccolò Fiorentino.

 

Iglesia de San Sebastian

La Iglesia de San Sebastián fue erigida a mediados del siglo XV como una iglesia votiva, en agradecimiento por la salvación de las plagas. Es de forma simple, con un ábside semi-circular y con la entrada hacia el norte, ya que con su pared oriental se apoya en la iglesia vecina de Santa María y en lugar de un campanario, posee la torre del reloj de la ciudad. El frente renacentista y las esculturas en el interior son una obra de arte de Niccolò Fiorentino.

A mediados del siglo XIX, se convirtió en un almacén. Hoy en día está completamente renovado y guarda la memoria de los defensores caídos de la Guerra de la Patria.

 

Iglesia de todos los santos

La Iglesia de Todos los Santos fue renovada a fines del siglo XVII y está ubicada entre la Iglesia de Nuestra Señora del Monte Carmelo y Santo Domingo y, con ella, había una hermandad del mismo nombre. En el altar, hay una imagen, una obra de arte de Baldassare d ‘Anna del siglo XVII. Debido a que estaba decrépita, la iglesia fue cerrada a fines del siglo XIX, sin embargo, en la segunda mitad del siglo XX, se usó como galería.

 

In situ: Una curiosidad, hoy en día es una tienda de recuerdos.

 

 

Llegando desde Split

Si llegas en crucero al puerto de Split, justo al otro lado del muelle encontrarás la terminal de buses de larga distancia. Desde allí puedes tomar el bus que sale hacia Trogir y va directo. La duración del viaje es de unos 35 minutos. Dado que la frecuencia es variable de acuerdo al día y época del año, si no puedes enlazar allí deberás dirigirte a la estación de buses de corta distancia que se encuentra en la calle Sukoišanska, a unos 500 metros de la Puerta de Oro. En este caso el autobús irá por la ciudad y tendrá un trayecto más largo de una hora de duración, pero la frecuencia es cada 15 o 20 minutos.

El costo de los billetes adquiridos en boletería es de unos 25 Kuna por trayecto.

 

 

Trogir ha sido una visita perfecta. Corta, sencilla, hermosa y gratificante. Una visita muy recomendada en la costa de Dalmacia.

 

Si has visitado la ciudad y quieres dejarnos algún comentario te invitamos a hacerlo aquí en este post.

 

La hermosa costanera frente al mar en Trogir, Croacia

 

 

Fotos cortesía JM Mirabelli

Compartir con:

Durante muchos años ha trabajado en la organización de viajes, con especialización en cruceros. También profesional del diseño y comunicación, fusiona en Discover Travel News sus dos pasiones. Ahora pasa gran parte de su tiempo estudiando e informándose para contar todo lo interesante, atractivo y diferente, con ideas reales y concretas, que el mundo tiene para ofrecernos.

[email protected]

Sin comentarios

Dejános tu comentario.