Teatro alla Scala, Milán, Italia.

Teatro alla Scala. Visita imperdible más allá de la música

El arte y la historia, aunque no sean las únicas, siempre se encuentran entre las principales razones de cualquier viaje a Italia. Y si incluyes Milán en tu itinerario, no deberías dejar de lado la visita al maravilloso Teatro alla Scala.

 

Este teatro es sin dudas el más famoso en el mundo de la ópera. Si no cuentas con la suerte, o el dinero, para adquirir alguna localidad para asistir a un espectáculo en el auditorio, al menos invierte unas horas de tiempo y has la visita al Museo que incluso te permite conocer la sala.

 

Es un lugar mítico para el mundo de la ópera y la música clásica, y eso se evidencia cuando vemos la lista de las obras que fueron estrenadas en este escenario. Verdi, Rossini, Boito, Meyerber, Puccini, Donizetti, Bellini, entre tantos otros, dieron el puntapié inicial a algunas de sus obras maestras: Madame Butterfly, Norma, Nabucco o Turandot.

De hecho, muchas veces estos compositores no solo escriben la ópera que se está representando, sino que también actúan como el director de orquesta para las presentaciones de estreno.

 

 

Un poco de su historia para imaginar su magia

 

El primer Teatro alla Scala abrió sus puertas en 1778 sustituyendo al antiguo Teatro Ducale que había desaparecido víctima de un incendio dos años antes.

El archiduque Fernando de Austria ordenó la construcción de la nueva sala en otro lugar, donde se encontraba la iglesia de Santa María alla Scala. De esta iglesia es que obtuvo su nombre. Después de rechazar algunas propuestas, la emperatriz en persona María Teresa I acepto el plano para su construcción.

La iglesia fue desconsagrada y demolida; y en dos años el teatro se encontraba terminado recibiendo el nombre de Nuovo Regio Ducal Teatro alla Scala, e inaugurado con la ópera L’Europa riconosciuta del maestro Salieri.

La estructura original fue renovada en 1907, cuando se cambió al diseño actual. Pero durante la Segunda Guerra Mundial, en 1943, un escuadrón de la fuerza real bombardeó la ciudad y ocasionó graves daños al edificio.

Una vez finalizada la guerra se comenzó la reconstrucción y fue reestrenado el 11 de mayo de 1946 con un concierto dirigido por Arturo Toscanini.

El teatro fue nuevamente cerrado para su restauración en enero de 2002, en un proyecto dirigido por el arquitecto Mario Botta. Durante los dos años que duraron los trabajos la compañía se trasladó al Teatro degli Arcimboldi. Pese a los temores que se tenía acerca de las pérdidas que podía ocasionar la restauración, los trabajos estuvieron enfocados en devolver a La Scala es esplendor original, eliminando las modificaciones posteriores. También modernizar aspectos técnicos y de las edificaciones adyacentes al teatro. Se recuperaron decoraciones originales del siglo XVIII y de algunos de los palcos más importantes.

A lo largo de su historia, el Teatro alla Scala fue lugar de estreno de algunas de las óperas más importantes de la historia como Nabucco y Otello de Verdi, o Madame Butterfly de Giacomo Puccini.

 

Interior de la sala. Teatro alla Scala

Interior de la sala. Teatro alla Scala, Milán, Italia. Foto gentileza Teatro alla Scala

 

Llegó el momento de la visita

 

La visita al Museo del Teatro alla Scala incluye además, el Gran Vestíbulo y el acceso a alguno de sus palcos para conocer la sala.

El Museo del teatro posee una gran colección de pinturas, bustos, trajes, instrumentos musicales históricos, elementos escenográficos y objetos relacionados al mundo de la ópera que fueron donados por sus propios dueños o artistas, e incluso recuerdos de representaciones que se llevaron a cabo en el teatro durante sus años de historia.

La muestra se extiende a través de un conjunto de salas que te irán conduciendo a través del tiempo por la exhibición. La mayor parte de las piezas corresponden a los grandes compositores italianos, en especial Giuseppe Verde.

Se podría decir que la larga carrera de Verdi tuvo sus comienzos en el este teatro debutando en 1839 con la ópera Oberto, conte di San Bonifacio y tres años después con Nabucco.  Por esa razón, en la sala 4 muestra muchos objetos del compositor, inclusive un retrato de Achille Scalese y de las dos mujeres que marcaron su vida, Margherita Barezzi y Giuseppina Strepponi.

Además, encontrarás pinturas, bustos y algunos objetos que pertenecieron a algunas de los artistas que brillaron en la nueva sala, incluyendo a María Callas, el innovador conductor Arturo Toscanini y el maestro y compositor Giacomo Puccini.

Pero la exhibición también incluye algunos detalles que nos llevan a los comienzos de la ópera italiana, a la Italia del renacimiento cuando en sus calles y plazas tenía lugar las representaciones de La Commedia dell’Arte. Su recuerdo se hace presente a través de grabados y reproducciones de cerámica y porcelana de alguno de sus personajes más famosos.

 

Museo Teatro alla Scala, Milán, Italia

Museo Teatro alla Scala, Milán, Italia. Foto gentileza Teatro alla Scala, Francesco Maria Colombo

 

Vestíbulo. Teatro alla Scala

Vestíbulo. Teatro alla Scala, Milán, Italia. Foto gentileza Teatro alla Scala

Al finalizar el recorrido por el museo puedes visitar el Gran Vestíbulo del teatro, de una decoración sobria y armónica, y con algunos bustos, antes de pasar a la frutilla del postre: la vista a la sala.

 

La visita solo permite el acceso al pasillo de palcos, donde siempre se abren un par de ellos para que puedas desde allí observar y apreciar el esplendor de esta sala, la más famosa del mundo.

El auditorio, al igual que los palcos, están revestidos de terciopelo rojo, con detalles y ornamentos en estucos en colores dorados. Su capacidad total es para 2015 personas, y si bien originalmente poseía cinco niveles de palcos, en 1909, se eliminaron las paredes divisorias entre los palcos del último nivel y se convirtió en la primera galería. Hoy también hay una segunda galería, llamada “loggione”, sector donde la vista es casi nula pero la acústica es perfecta.

Los palcos son similares entre sí pero no iguales, e inclusive en algunos del segundo y tercer nivel poseen algunos detales de la decoración original.

La sala está coronada por una araña central, réplica exacta de la original que fue destruida durante el ataque aéreo de 1943. Contiene 383 lámparas y fue esta sala, el primer edificio público de Milán con luz eléctrica en el 1883.

 

Es importante que tengas en cuenta que, algunos días en que hay representaciones en curso, durante ese día, o ensayos generales, el acceso a los palcos puede estar cerrado. Por lo tanto, te aconsejamos consultar en la boletería si no está aclarado en los carteles, ya que por lo general hay indicaciones en esos casos.

 

Palco. Teatro alla Scala, Milán

Palco. Teatro alla Scala, Milán, Italia. Foto gentileza Teatro alla Scala

 

Una noche de Ópera en el Teatro alla Scala

 

La temporada teatral del teatro se lleva a cabo durante casi todo el año, salvo en la época de verano, siendo la inauguración cada 7 de diciembre, día de San Ambrosio, santo patrono de Milán, y una de las fiestas más importantes de la ciudad.

La manera más sencilla de adquirir las entradas por anticipado es online a través de su sitio web. El método es sencillo, pero no lo es conseguir buenas localidades, y menos aún a buen precio. El costo es bastante alto, pero puedes considerar también la sección de la galería,  y la galería más alta o «loggione«.

Como en todo teatro de ópera clásico, ten en cuenta que en muchas ubicaciones la visión es casi nula.

Si tienes planeado un viaje a Milán te recomendamos chequear anticipadamente el programa para esas fechas y obtener las entradas con anticipación. Piensa que en el mismo día que salen a la venta las mejores localidades se venden.

Si prefieres arriesgarte y comprar los boletos en persona debes saber que la taquilla del teatro solo abre dos horas antes del comienzo de cada espectáculo. También hay una taquilla en la Piazza del Duomo, en la Galería del Sagrato.

Ten en cuenta que aún hoy día, La Scala tiene un código de vestimenta que exige a “los caballeros usen traje para las noches de estreno, y chaqueta y corbata en el resto de las representaciones. No se aceptarán prendas de vestir que no cumplan con el decoro teatral adecuado.»

 

Entradas de último momento.

Hay dos maneras de aprovechar tu estancia y jugar a la suerte para poder ver algún espectáculo en el teatro.

Cada día que hay una representación, la taquilla del teatro ofrece 140 boletos numerados para la galería, y cada persona solo puede adquirir un solo ticket.

Si aún quedan entradas, una hora antes del comienzo, se venden las entradas que puedan quedar disponibles con un 25% de descuento.

 

Detalles e información de la visita

 

El Museo Teatrale alla Scala está abierto todos los días de 09:00 a 17:30 horas.

Algunos días festivos se encuentra cerrado: 7, 24, 25, 26 y 31 de diciembre; 1 de enero; domingo de Pascua, 1 de mayo y 15 de agosto.

Puedes sacar la entrada anticipadamente a través del sitio web u obtener la información actualizada

http://www.museoscala.org/en/visit/tickets-and-reservations/

De cualquier manera, te sugerimos sacar el ticket en el lugar para asegurarte que el acceso a ver la sala esté disponible.

También se ofrecen dos tipos de visitas guiadas para las cuales debes pre-reservar (en el sitio que indiqué aquí arriba): para la visita guiada de 45 en inglés, italiano o francés; y para los talleres del teatro, que están en otra locación fuera del centro de la ciudad.

 

Actualmente la visita del museo también ofrece una aplicación que se puede descargar gratuitamente, e incluye las guías de audio en siete idiomas, que incluye el español.

 

 

Museo Teatro alla Scala, Milán, Italia

Museo Teatro alla Scala, Milán, Italia. Foto gentileza Teatro alla Scala

Compartir con:
Valorá este artículo

Durante muchos años ha trabajado en la organización de viajes, con especialización en cruceros. También profesional del diseño y comunicación, fusiona en Discover Travel News sus dos pasiones. Ahora pasa gran parte de su tiempo estudiando e informándose para contar todo lo interesante, atractivo y diferente, con ideas reales y concretas, que el mundo tiene para ofrecernos.

sergio@discovertravelnews.com

Sin comentarios

Mil Disculpas. Cerramos momentáneamente la posibilidad de comentar en este post.