Palacio de Invierno - Hermitage, San Petersburgo, Rusia

El Palacio de Invierno de San Petersburgo

El Palacio de Invierno, que hoy alberga el Museo Hermitage, es uno de los edificios más espléndidos de San Petersburgo.

 

 

Posiblemente el edificio más famoso de San Petersburgo, el Palacio de Invierno, no solo domina el paisaje de la Plaza del Palacio y el terraplén sur frente al río Neva, sino que también jugó un papel político, simbólico y cultural central durante tres siglos de historia de esta nación.

 

Antes de comenzar los nuevos proyectos, la primera residencia imperial en el lugar del Palacio de Invierno, era una casa de madera de estilo holandés construida en 1708 para Pedro el Grande y su familia. Más tarde, en 1711 fue reemplazado por un edificio de piedra, sobre cuyos restos se cimentó el Teatro Hermitage. Partes de este palacio original ahora se han restaurado y están abiertas al público.

 

La emperatriz Anna Ioannovna fue la primera de los descendientes de Pedro el Grande en reconstruir el palacio. En 1731, encargó a Bartolomeo Francesco Rastrelli la creación de un nuevo palacio en el sitio. Era uno de los nuevos arquitectos de la corte y quien se convertiría en el reconocido maestro del barroco tardío en Rusia. Este nuevo edificio, terminado en 1735, solo se utilizaría durante 17 años antes, hasta que la emperatriz Isabel, Elizaveta Petrovna, encargó la ampliación del edificio nuevamente Rastrelli. Después de dos años estudiando los proyectos para adaptar el viejo edificio, se decidió reconstruir completamente el palacio, y su nuevo diseño fue confirmado por la emperatriz en 1754.

 

La construcción de la nueva residencia invernal se hizo al estilo barroco de moda, y demandó más de ocho años, el total de lo que quedaba de su reinado y del breve gobierno de Pedro III.

 

En este video puedes ver como era en sus inicios el Palacio de Invierno en San Petersburgo.

 

 

Palacio de Invierno - Hermitage, San Petersburgo, Rusia

Escaleras de Gala en el interior del Palacio de Invierno – Hermitage, San Petersburgo, Rusia

La reconstrucción de Catalina

Para el otoño de 1763, la recientemente coronada emperatriz Catalina II viajó desde Moscú a San Petersburgo, se instaló en el nuevo palacio y lo hizo su centro de poder. Casi todos los gobernantes de la dinastía de los Romanov, a partir de Catalina la Grande, residirían allí.

 

Pero su idea era que éste eclipsara, en lujo y belleza, al resto de los principales palacios reales europeos. Este trabajo de decoración y reconstrucción requirió enormes sumas de dinero e involucró a un gran número de trabajadores. Entre las más de 4.000 personas, se incluyeron a los más grandes especialistas de Rusia.

 

Los contemporáneos describen la lujosa decoración de los salones de estados y otras habitaciones, más de 460 en total. Pero hubo cambios sobre el proyecto original, de estilo barroco, ya que Catalina la Grande era seguidora de la nueva tendencia arquitectónica, el neoclasicismo. Esta cambio de rumbo requirió encontrar nuevos diseñadores y arquitectos. Catalina eliminó a Rastrelli del proyecto, pero sus diseños para el exterior del edificio se mantuvieron casi por completo, y son los que perduran hasta la actualidad.

 

El nuevo edificio forma una gran patio o plaza al que se accede a través de tres arcos. Las fachadas ricamente decoradas cuentan con dos niveles de columnas jónicas ricamente decoradas, y los parapetos del edificio están decorados con estatuas y jarrones. Originalmente las decoraciones eran de piedra, pero fueron reemplazadas por réplicas más livianas entre los años 1892 y 1902. El edificio posee 22 metros de altura, y regulaciones incorporadas en la planificación urbana impedían, e impiden en las inmediaciones actualmente, superarla.

 

Dentro del Palacio de Invierno, se realizaron mejoras y revisiones continuas en los interiores a lo largo de los siglos XVIII y XIX. En las décadas de 1780 y 1790, Giacomo Quarenghi e Ivan Starov crearon una nueva enfilada de salas estatales con vistas al río Neva.

 

 

Museo Hermitage - San Petersburgo, Rusia

Pasillos en el interior del Palacio de Invierno – Hermitage – San Petersburgo, Rusia

Últimos cambios en el palacio

En diciembre de 1837, se produjo un incendio en el Palacio de Invierno, que destruyó casi todos los interiores del palacio. Solo se logró impedir que se extendiera a las colecciones de arte en el Hermitage. Para frenar el fuego se apeló a la destrucción de los tres pasajes que conectan ambos edificios. El Zar Nicolás ordenó que la reconstrucción del palacio se completara en un año, un esfuerzo monumental considerando las tecnologías de construcción de la época. Los lujosos interiores fueron recreados bajo la supervisión de Vasily Stasov, mientras que su colega arquitecto Alexander Briullov agregó nuevos diseños en estilos más contemporáneos.

 

Alejandro II fue el último de los zares en utilizar el Palacio de Invierno como su residencia principal. La decisión se tomó después de su asesinato en 1881, ya que se consideró que debido a la magnitud del palacio era imposible de controlar la seguridad.

 

Alejandro III y Nicolás II establecieron sus residencias familiares en palacios suburbanos, el primero en Gatchina y el segundo en el Palacio de Alejandro en Tsarskoye Selo. Sin embargo, el Palacio de Invierno todavía se utilizaba para ceremonias y recepciones oficiales. El último de los grandes eventos se celebró en 1903, con un espectacular baile de máscaras para conmemorar el aniversario del reinado del zar Alexey Mikhailovich, el segundo zar Romanov.

 

 

El final del edificio como residencia de estado

En 1095 la Plaza del Palacio fue el escenario de la «Masacre del Domingo Sangriento», en la que miles de trabajadores en huelga que protestaban pacíficamente fueron acorralados por las tropas con órdenes de disparar a voluntad. Si bien Nicolás II no fue el responsable directo de esta tragedia, el episodio signó el principio del fin del poder imperial. La familia del zar se mantuvo en su residencia suburbana y solo regresó al Palacio de Invierno para dos eventos.

 

En 1914 el Palacio fue despojado de muchas de sus riquezas y transformado en un hospital temporal para soldados heridos. Y tres años más tarde, después de la abdicación de Nicolás II y la Revolución de Febrero, el Palacio de Invierno se convirtió en la sede del Gobierno Provisional de Alexander Krenskiy. Contra este nuevo gobierno las fuerzas revolucionarias lideradas por los bolcheviques sitiaron y luego asaltaron el palacio en octubre del mismo año, 1917. Gran parte de las riquezas fueron saqueadas, incluidas las enormes bodegas imperiales, y salvándose el Hermitage.

 

Disfruta en este video de un recorrido en español de los Salones de Gala del Palacio de Invierno.

 

 

La visita del Palacio de Invierno y Museo Hermitage

El palacio tiene cientos de habitaciones y salones; y casi todos los interiores se conservan hasta la actualidad y están abiertos a los visitantes. Pero la visita al Palacio de Invierno no incluye únicamente la exhibición de sus hermosos interiores, ya que también alberga al museo de arte más importante de Rusia: el Museo del Hermitage. Está posicionado entre los mejores museos de arte de Europa y del Mundo, a la altura del Louvre de París, el Metropolitan Museum of Art de Nueva York, la National Gallery o el British Museum de Londres.

 

Su colección cuenta con obras maestras de grandes pintores como Leonardo da Vinci, Rafael, Tiziano, Giorgione, Rembrandt, Rubens, Van Dyck, Hals, Velásquez, Goya, El Greco, Reynolds, Gainsborough, Monet, Manet, Degas, Renoir, Matisse, Picasso, Van Gogh, Gauguin, Kandinsky y muchos otros. Exhibe más de 3 millones de objetos de arte, no solo pinturas sino también antiguas esculturas, arte medieval aplicado, joyas de los siglos XVIII y XIX, una colección numismática, y colecciones de oriente y África.

 

Algunas de los destacados en su colección son los carruajes imperiales con finas tallas de madera y recubiertos en oro, con tapizados de terciopelo y decorados con pinturas en el techo.

La magnitud y opulencia de los salones es abrumadora. Desde la gran escalera de Gala del Estado, cubierta con una alfombra de terciopelo rojo, escoltada de esculturas, enormes espejos y bellos frescos decorando el techo.

 

El Palacio de Invierno fue declarado parte del Museo Estatal del Hermitage el 17 de octubre de 1917. Pero inicialmente la idea era utilizar las instalaciones como Museo de la Revolución. La política bolchevique eliminó todos los símbolos imperiales del palacio. La restauración al edificio actual transcurrió durante las décadas de 1940 y 1950, luego de que el edificio sufriera grandes daños durante el Sitio de Leningrado.

 

 

Puedes realizar una RECORRIDO VIRTUAL DEL HERMITAGE completo por el museo; y si necesitas información y detalles actualizados para la visitaingresa aquí.

 

Museo Hermitage, San Petersburgo, Rusia

Salas del Museo Hermitage, San Petersburgo, Rusia

 

Te acercamos algunos consejos para la visita, ya que el palacio es realmente enorme, y cuenta con un área total de 60.000 metros cuadrados. Por esto mismo, al igual que en otros grandes museos, siempre aconsejamos saber de antemano que salas y obras nos interesa ver. Al menos necesitarás 2 a 3 horas para la visita.

Hay muchas visitas guiadas disponibles para el Palacio / Museo, y pueden resultar una excelente opción. Los guías no solo conocen bien las ubicaciones en este gran complejo, sino que podrán brindarte detalles sobre la historia del edificio y las obras.  Para evitar las grandes aglomeraciones, el museo obliga a moverse a grupos de personas de más de 5 personas en una única dirección. Siempre puedes volver realizando todo el recorrido desde el comienzo.

 

 

Compartir con:
Valorá este artículo

Durante muchos años ha trabajado en la organización de viajes, con especialización en cruceros. También profesional del diseño y comunicación, fusiona en Discover Travel News sus dos pasiones. Ahora pasa gran parte de su tiempo estudiando e informándose para contar todo lo interesante, atractivo y diferente, con ideas reales y concretas, que el mundo tiene para ofrecernos.

sergio@discovertravelnews.com

Sin comentarios

DEJANOS TU COMENTARIO