Puertas del Palacio Real en Fez, Marruecos

Un día en Fez, Marruecos

Fez tiene la cualidad de ser la ciudad imperial más antigua y, posiblemente, más fascinante de Marruecos. Visitarla es sumergirse en el túnel del tiempo y aparecer en el siglo VIII, en la medina medieval más grande del mundo, Fez el Bali.

 

Posiblemente Fez no esté a la altura de Marrakech cuando comparamos su hotelería y gastronomía, pero es notoria su constante progreso. Sus antiguos palacios se reinventan como hoteles boutiques y excelentes chefs han llegado para trabajar con los productos locales y convertirlos en verdaderas delicias gourmet.

Allí los zocos, talleres, curtiembres y mezquitas, se mezclan en sonidos, colores y olores al ritmo del muezzin, los llamados a la oración. Un laberinto de más de nueve mil callejones te invita a perderte en la ciudad.

A pasos de la Puerta Azul, la Bab Boujeloudte sorprende la ciudad nueva, El Jdid construida en el siglo XIV por la dinastía Merenid para su sede de gobierno. Siguió siendo el centro administrativo de Marruecos hasta 1912.

Los franceses también han dejado su huella. Al sur, el barrio de Ville Nouvelle fue construido en la década de 1920, con sus bulevares a la sombra de las palmas y edificios art deco.

Por tal motivo la visita de la ciudad debe incluir las tres secciones, lo que puede resultar un esfuerzo, pero de seguro valdrá la pena.

 

Visita de la antigua medina

 

Zocos en Fez, Marruecos. Gentileza Much Morocco

Ingresa a Fez el Bali, la antigua medina, por Bab Boujeloud (Puerta Azul) y comienza la visita por una de las dos calles principales, la Talaa Kebira. Lo primero será buscar la Madrasa Bou Inania, el hermoso edificio que funcionaba como instituto educativo y como mezquita. Repleta de magníficos azulejos zellij (de diseño geométricos), estucados y tallas en madera. Fue la última madrasa construida por los Marinidos, y llego a obtener el estatus de Gran Mezquita. Es uno de los pocos lugares religiosos con acceso para los no islámicos.

Justo frente a la mezquita, se encuentra la pared del reloj hidráulico, el Dar al Magana.

Continúa por Talaa Kebira, paseando por las tiendas y los antiguos fondouks (posadas), hasta Souk el Attarine y el pintoresco Place an Nejjarine. Una parada para ver la maravillosa Mezquita Karaouine que no está abierta para los no musulmanes en su interior. Fue construida en el año 859 y expandida con las años hasta convertirse en la más grande de la ciudad. Como centro educacional alberga a una biblioteca, tan rica en volúmenes, que en el siglo XVII supero los 320 mil ejemplares. Hoy solo cuenta con unos 30 mil, pero sigue siendo una visita de gran valor cultural.

Ahora estarás preparado para ver algunas de las icónicas curtiembres de Chaouwara. ¿Dónde encontrarlas?, podrás sentir el olor antes de verlas. Lo interesante es realmente ver el proceso antiguo con que se realiza el trabajo allí.

 

Un buen descanso vale la pena, y la recomendación es una parada en uno de los históricos cafés. El Cafe Clock es sirve un delicioso té de menta y si tu dieta te lo permite, las famosas hamburguesas de camello.

Tendrás que pasar algún tiempo visitando el zoco, y armarte de paciencia para el regateo. ¡No hay que aflojar! Lo mejor del mercado sin duda son los artículos de cuero y cobre; y todas las especias aromáticas. Pero no solo se consiguen buenos productos en el zoco, también en las contemporáneas tiendas como Medin ‘Art en Talaa Seghira.

 

Curtiembre en Fez, Marruecos

Curtiembre en Fez, Marruecos

 

Extender la visita en Fez

Si elijes permanecer en la ciudad, hay variedad de alternativas y opciones para pasar unos hermosos días. Ninguna visita a Fez estará completa sin degustar sus platos típicos. Sobre todo si disfrutas de la cocina fassi, y aprovechas tu estadía para tomar algún curso o un tour gastronómico por lo mejor de la comida callejera. Una excelente alternativa en estos tours la ofrece Plan-it Morocco.

Pero sobre todas las cosas, Fez es la base perfecta para visitar la ciudad imperial de Meknes, la ciudad santa de Moulay Idriss, las ruinas romanas de Volubilis y los pueblos bereberes de Azrou y Sefrou, todas a menos de dos horas de automóvil y sin tener que mover tus maletas.

 

Festivales de Fez, Marruecos

Festivales de Fez, Marruecos. Gentileza Much Morocco

 

Recomendaciones

 

¿Cómo llegar a Fez?

El aeropuerto de Fes-Saiss se encuentra a 13 km al sur de la ciudad. Desde allí hay taxis con tarifas fijas muy accesibles, y si prefieres ahorrar dinero, un bus que sale una vez por hora tiene un costo menor al dolar.

Si llegas de otra ciudad del país, el autobús es la forma más común de transporte en Marruecos. La compañía nacional de autobuses CTM es la opción más rápida y confiable; y puedes obtener los tickets de forma anticipada.

El ferrocarril tiene su estación en la zona de Ville Nouvelle, pero la red ferroviaria es limitada en el país.

 

¿Cuándo viajar?

La mejor época para visitar esta región de Marruecos es entre abril y junio o septiembre y octubre, cuando el clima es más fresco. Julio y agosto suelen ser muy calurosos (hasta 40º), y si bien estamos en África, diciembre a marzo suelen tener días bastante fríos.

 

¿Donde alojarse en Fez?

Hoteles boutique de lujo: Riad Karawan un riad palaciego del siglo XVII convertido en hotel boutique muy tranquilo, con un hermoso patio y bar en la azotea.

Hoteles de gama media: Riad Idrissy

Hoteles económicos: El tranquilo e íntimo Dar Arsama

 

Algunos datos de importancia:

Recuerda que es importante para tu salud beber siempre agua purificada o embotellada.

La moneda oficial es el Dirham marroquí (MAD), y todos los precios en la ciudad son muy accesibles.

El sitio web oficial de Turismo de Marruecos cuenta con muy buenos recursos para todos los viajeros.

Compartir con:
Valorá este artículo

Durante muchos años ha trabajado en la organización de viajes, con especialización en cruceros. También profesional del diseño y comunicación, fusiona en Discover Travel News sus dos pasiones. Ahora pasa gran parte de su tiempo estudiando e informándose para contar todo lo interesante, atractivo y diferente, con ideas reales y concretas, que el mundo tiene para ofrecernos.

sergio@discovertravelnews.com

Sin comentarios

DEJANOS TU COMENTARIO