a
HomeCrucerosCruceros marítimosLa fiesta gastronómica a bordo del Koningsdam de Holland America
Dinning Room, Koningsdam

La fiesta gastronómica a bordo del Koningsdam de Holland America

Una ofertas gastronómica variada, personalizada y de calidad, para todos los gustos a bordo del Koningsdam de Holland America Line.

 

A la hora de embarcarse en un nuevo crucero muchas son las expectativas. Una parte en lo relacionado al itinerario y los lugares que conoceremos, otra, sobre barco, nuestro hogar por el tiempo en que dure la travesía.

En esta ocasión quería conocer alguno de los nuevos navíos de Holland America Line, lo de la clase Pinnacle, y el elegido fue un itinerario por el Mediterráneo en el Koningsdam.

Comparto aquí mi experiencia con la finalidad de convertirla en algo útil para todos ustedes, los lectores, considerando los distintos aspectos del viaje, a la hora de tener que escoger un crucero de estas características.

Comienzo “mi viaje” relatando la experiencia gastronómica que puedes disfrutar a bordo del maravilloso navío Koningsdam.

 

 

La experiencia gastronómica

Todo crucerista tiene muy claro la importancia que se le da a este aspecto a bordo de cualquier navío. Un punto altamente considerado por muchos a la hora de su elección.

El Koningsdam, al igual que la mayoría de los cruceros de hoy día, ofrecen multiplicidad de opciones para satisfacer los paladares de todos los huéspedes.

 

El comedor principal, Main Dinning Room, cuenta con dos niveles (pisos). El superior dedicado a quienes han preferido, al momento de realizar su reserva, por un turno con horario y mesa fija. Estos son a las 18.30 y 20 horas de cada noche. El nivel inferior, recibe cada noche a quienes han reservado con turno abierto (libre). Esto implica llegar al restaurante, como lo puedes hacer en cualquier ciudad, durante el horario en que está abierto (18 a 21.30 horas) y solicitar la mesa para la cantidad de comensales que sean. También puedes optar por compartir una mesa con otros huéspedes que también así lo desean, solicitándolo en el mismo momento al ser recepcionado. Además, puedes indicar tu preferencia de idioma.

Al llegar sin un horario reservado de antemano, la ubicación en las mesas es prácticamente inmediata, sin problemas de espera. También, si tienes alguna preferencia sobre el horario, ubicación o cualquier sugerencia, para cenar en grupo, por ejemplo, puedes acercarla al maitre durante algún momento del día y este la solucionará sin ningún inconveniente.

 

La cena es a la carta y con opciones que varían cada noche. Hay una selección de platos que están fijos todas las noches, unos clásicos. Sin embargo, los menús no se repiten durante el mismo crucero. Usualmente constan de tres pasos: entrada, plato principal y postre. En algunas ocasiones especiales se suman alguna opción intermedia, como sopas o consomés.

La calidad de las comidas, en general, es buena, y acorde a la categoría de Holland America Line, un buen 4 estrellas, también llamados cruceros de categoría premium. Son platos bien presentados, con buenos sabores, que mantienen cierta simpleza en los ingredientes y elaboración. Durante todo el crucero mantuvieron un nivel parejo.

Las opciones del menú son variadas entre carnes rojas, aves y pescados, y también, algunas opciones 100% vegetarianas. Un detalle que no puedo pasar por alto es que, si bien para mi paladar resultaba muy agradable, la comida era por demás picante.

Se ofrecen menús escritos en español, pero habitualmente deben ser solicitados al camarero ya que no son entregados de manera automática, en el caso de reservas en turno abierto, sin mesa pre asignadas. En algunas oportunidades, debido a que siempre los camareros saben el idioma de cada huésped que entra al salón, lo ofrecen. Aquí se marca también la disparidad en la calidad de servicio entre unos y otros

En algunos casos contar con el menú en español puede ser una buena opción, ya que suelen estar indicados los platos con nombres y características poco habituales. No son tan claros en los ingredientes o tipo de platos, y se hace conveniente preguntar a los meseros. Estos, por lo general ofrecen una información confiable de las características de cada plato.

 

El servicio de cena se completa con agua fresca y café (regular) incluidos. El resto de las bebidas, alcohólicas y no, tienen un cargo adicional. Y como en todo crucero, recordar que sobre las tarifas publicadas en la carta deben sumarse el 15% de tasa de servicio.

Casi todas las noches, como también suceden en otros lugares del barco, los postres y opciones dulces, son de mejor calidad que las opciones saladas. Son postres pequeños, de buena confección, sabores variados y buena presentación, por lo que valen la pena ser probados.

La atención en el salón comedor es correcta, pero la experiencia puede ser más o menos gratificante de acuerdo al camarero que toque en suerte.

El diseño del salón, de aspecto muy contemporáneo, tanto en los colores, el aspecto, el mobiliario e iluminación. Lejos del aspecto tradicional que presentaban los antiguos barcos de la compañía. Sin embargo, es un lugar sumamente ruidoso y bullicioso, no importa a la hora que uno llegue. En las mesas más cercanas a la salida de las remesas, el ruido se intensifica aún más. Claro está, que esta característica se repite en casi todos los grandes y medianos barcos de crucero. Uno se pregunta cómo aún la mayoría de las compañías no han encontrado una solución al respecto, buscando otros materiales e inclusive otra distribución.

Nota: Para quienes acostumbramos cenar un poco más tarde, si bien el comedor fija como hora de cierre de presentación a las 21.30, recomendamos llegar hasta las 21 horas. Llegar sobre la hora final equivale a una atención más expeditiva, menos relajada y menos esmerada. 

Mi puntaje del comedor durante la cena: 6/10 

 

 

El mismo Main Dinning room también es utilizado durante dos horarios más del día.  En el nivel 1 (piso 2) se sirve cada mañana, por el lapso de una o una hora y media, el desayuno.

Se ofrece el servicio con un menú completo, pero que se repite cada día. No hay variación. Sin embargo, es una excelente opción considerando, la tranquilidad para tomar el desayuno en contraposición con el Lido Market (buffet). Un ambiente distendido, luminoso, y servido con mayor dedicación. Siempre es menos la cantidad de huéspedes que se acercan al salón para el desayuno.

El menú incluye opciones de platos y variedad de cereales y frutas, una lista de platos salados que incluyen desde huevos benedictinos hasta beigels con salmón, y también una serie de pancakes, tostadas francesas, waffles y crepes. También panificados, como croisants, panes y muffins. Y por supuesto bebidas, jugos varios y cafetería.

Nota: También en el desayuno cualquier opción del café que no sea la regular tiene su costo.

Mi puntaje para el desayuno en el Dinning Room: 7.5/10

 

Desayuno en el Koningdam

Desayuno en el salón principal del Koningdam

 

Cada tarde, de 15 a 15.45 horas, el segundo nivel (piso 3) del restaurante, se convierte en el salón de té. Aquí los camareros, ataviados con guantes blancos, sirven el té acompañado de unos platillos con petits gâteaux y sandwichs. Macarones, pequeñas tartas con frutas y cremas, scones rellenos con queso y dulce de cítricos.

Es una linda opción para disfrutar y saborear al menos una vez durante el crucero. La calidad del servicio y los dulces es muy buena, si bien el horario es un poco cercano al almuerzo. Es una de las razones por la que solo encontrarás más huéspedes disfrutando del servicio durante los días de navegación.

Mi puntaje para el té en el Dinning Room; 8/10

 

Te en el Koningsdam

Tarde de té en el Dinning Room del Koningsdam

 

Como en muchos barcos, el buffet es el corazón gastronómico del barco de cruceros. En el caso del Koningdam no es la excepción. Aquí recibe el nombre de Lido Market.

Luminoso y de un hermoso diseño, incluyendo el mobiliario, completamente en tonos de verdes, y repleto de orquídeas naturales (como lo son en un 99% a bordo del barco).

Las comodidades son muy buenas, pero realmente queda chico cuando el barco está completo, y sobre todo durante las horas pico.

Funciona durante la manaña,, a la hora del desayuno, y dependiendo del día, desde las 7 a las 10.30 horas; durante el almuerzo de 12 a 14.30 y con menores estaciones hasta las 16 horas. Por la tarde noche, abre para la cena de 18 a 20.30, y con menos estaciones de 22 a 23.30 horas.

Solo está cerrado un poco más de 4 horas distribuidas durante el día. Sin embargo, las estaciones que ofrecen café, agua, hielo, agua caliente y té, están abiertas las 24 horas.

Aquí, durante el desayuno también se ofrece sin cargo el jugo de naranja, y durante el resto de las comidas mencionadas agua, té helado y limonada. Nada de esto tiene cargo y uno puede solicitarlo al camarero sin necesidad de ir a servirse.

Durante todos los servicios, la calidad es buena pero muy poco variada y exactamente igual de día en día. Lo bueno, uno puede encontrar exactamente lo mismo en el mismo lugar cada día, por ejemplo, de frutas y cereales durante el desayuno o la estación de ensaladas durante el almuerzo. Algún ingrediente puede variar, en caso que deban suplantarlo por otro, pero en general son siempre los mismos.

Únicamente alguna estación puede ofrecer alguna variante para la cena, con algunos platos regionales o de características distintivas, pero solo algunas noches en particular.

También en el buffet, lo dulce tiene un poco más calidad que lo salado, he inclusive varios de los postres del salón comedor son los mismos que puedes encontrar en el buffet. La panificación es de excelente factura, aunque también la variedad es escasa. Los helados también durante el almuerzo y cena están incluidos y se puede solicitar tanto en taza como en conos. Hay diversidad de aditivos, cereales y salsas.

 

La limpieza siempre, en todos los lugares públicos que se ofrece comida, es excepcional. Muy rara vez podrás encontrar una tasa o un plato sucio en una mesa donde ya no haya alguien sentado. Es sumamente rápido y eficiente el personal en este sentido.

Si uno llega durante los últimos 30 minutos aproximadamente a la hora de cierre para el desayuno, almuerzo o cena, la reposición de alimentos no es del todo satisfactoria. Muchos ingredientes o platos se van acabando y no son repuestos para quienes pueden más cerca de los horarios de cierre.

Por la calidad de la comida / variedad, mi puntaje sería de 8/10. Sin embargo, el ruido ambiente, y la dificultad y gran cantidad de personas en el lugar, en un barco casi completo, hacen que la experiencia sea un 7/10.

 

Lido Market, Koningsdam

Lido Market, el buffet del Koningsdam

 

Cafetería americana y holandesa

El Explorations Cafe, ofrece cafés especiales en el área del salón panorámico del piso superior (Crow Nest). Está ubicado justo en la zona de biblioteca y salón de internet. También hay opciones de pastelería y dulces para acompañar los cafés o tés especiales, los cuales no tienen costo adicional.

 

El muy particular Dutch Café, es un pequeño salón ocupa un lugar bastante importante en un área del barco enfrentada a la recepción (front desk). Ofrece algunos platos salados y dulces característicos de los Países Bajos.

El diseño del salón, los colores, mobiliario, disposición, mesas, etc, todo es de excelente nivel. Es uno de los lugares mejor diseñados del barco. Sin embargo, las opciones aquí son todas pagas, y con un costo un poco elevado por sobre el nivel del resto del barco. Algunas opciones incluso, no distan de las que uno puede encontrar en otros lugares del barco, como en el Lido Market, e inclusive el Explorations Café.

Por supuesto, hay algunas opciones sobre todo de pastelería y cafetería que se destacan, por sus sabores y calidad. Para quien quiera darse un gustito con algo diferente durante el crucero.

Lamentablemente no hay ningún lugar en el barco donde uno pueda tomar un café especial sin costo alguno.

 

 

Gelato, la heladería

Todos los días puedes saborear de algunos gustos, 3 o 4 de los más clásicos, durante la cena y almuerzo en el Lido Market como ya te contamos. En este caso sin costo alguno, con todos los agregados y salsas que se ofrecen.

Pero, además, Gelato, la heladería que se encuentra en el área central de piscinas, ofrece una gran diversidad de sabores, con helados de muy buena calidad. Se puede optar por conos o tazas.

Si bien los helados tienen un costo, el mismo es bastante moderado, por debajo del valor que podemos encontrar en cualquier heladería de cualquier ciudad.

Esto lo convierte en una buena alternativa, muy por debajo del costo de cualquier bebida, con buenos y ricos sabores, en buena cantidad.

 

 

Dive-in, cocina rápida y deliciosa en alta mar

Durante la hora del almuerzo o por la tarde, en los barcos de la clase Pinnacle de Holland America, podrás saborear comida rápida de estilo gourmet en el área cerca de las piscinas.

En este pequeño grill puedes degustar una gran diversidad de hamburguesas y platos realizados con estándares de alta calidad.

Una de las primeras cosas que notarás, es que todo sale y se elabora en el momento.  Todo pedido sale a la orden. No están previamente preparados y expuestos como suele ocurrir en otros lugares que comúnmente encuentras en barcos de cruceros.

Podrás escoger tu selección de las opciones expuestas en la pizarra, se te entregará un llamador y cuando este se ilumine entonces podrás acercarte al mostrador para retirar tu bandeja con tu comida recién salida del grill.

 

Pero por supuesto, cualquier hamburguesa o hot-dog debe estar acompañada por una buena ración de papas fritas. Dive-in lo tiene en cuenta y prepara unas papas muy especiales. Muy crocantes y doradas por fuera, gracias a un rebozado especial. Tiernas y blandas por dentro. Como tienen que ser.

En nuestra nota dedicada al Dive-in te contamos muchos más detalles.

 

Dive In del Koningsdam

Dive In del Koningsdam

 

Delicias de New York en Deli and Pizza

Una de las ofertas gastronómicas de calidad a bordo del Koningsdam este pequeño resto estilo deli y pizzería.

La propuesta está inspirada y recuerda a los bares neoyorquinos que desde hace años ofrecen un menú repleto de delicatessen (deli es el diminutivo de esta palabra) y pizzas al estilo americano. 

A simple vista parecería una opción más de comida rápida, pero sin embargo la propuesta dista de esto. La preparación es dedicada y personalizada, ya que nada está preparado con anticipación, y todo es realizado bajo pedido.

La propuesta incluye algunos sándwiches de estilo gourmet, paninis, beigels, ensaladas, pizzas y snacks, con un par de opciones dulces.

Lo que lo hace más interesante, y una vez más a bordo de Holland, es que los platos se preparan a la orden y se cocina en el momento. Nada se encuentra pre-preparado y exhibido en vitrinas. Esperar unos minutos se transforma en un placer a sabiendas que la comida está siendo preparada especialmente para nosotros.

Entre las ensaladas puedes disfrutar de las clásicas Cesar y Capresse.

 

La diversidad de pizzas aún es mayor, porque puedes optar por seis variedades o bien construir de una lista de ingredientes tu propia pizza personalizada.Otro clásico de este bar son las patitas de pollo cocidas al estilo coreano. Quizás una de las mayores delicias culinarias que se pueda saborear en todo el barco.

Una buena alternativa para una comida rápida, pero preparada al momento, con la posibilidad de personalizarse, a la que puedes acceder durante todo el día.

En nuestra nota dedicada al Deli and Pizza, te contamos muchos más detalles.

 

New York Deli and Pizza - Koningsdam

New York Deli and Pizza a bordo del Koningsdam

 

Restaurantes de especialidades

La oferta gastronómica no termina con las opciones incluidas en el precio del crucero. Hay seis alternativas para quienes quieran aprovechar algunas de las noches a bordo agasajándose en algunos de ellos.

Algunos de ellos, como el Canaletto, el Tamarind y el Pinnacle requiere de una reserva previa y debes pagar un cargo fijo, diferente en cada uno, para acceder a su menú.

El primero de ellos, el Canaletto, es el de especialidades italianas, uno de los más populares y económicos. El costo es de 15 dólares por persona. El Pinnacle, es la alternativa más sofisticada dentro de los menús con costo fijo. Allí debes abonar 45 dólares por una cena degustación de primera clase.

El Tamarind, uno de los mejores a bordo, es el dedicado a las especialidades asiáticas. El costo de la reserva es de 35 dólares por comensal. En el mismo lugar funciona la barra de sushi Nami Sushi, donde el costo es a la carta pero muy accesible. Puedes leer nuestra nota completa sobre nuestra experiencia en Tamarind en su nota dedicada.

 

El restaurante del famoso Chef Rudi Sodamin, Rudis Sal’d Mer es la estrella del barco, con una carta de carnes y frutos de mar con un amplio menú, donde el costo es a la carta, y la ambientación del lugar ya es un lujo en sí mismo.

 

 

El restaurante exclusivo para las suites, Club Orange

Como parte del nuevo Club Orange, y destinado a todos los huéspedes que reservan las suites Neptune y Pinnacle, el restaurante privado ofrece el servicio de desayuno y cena.

Es parte de una serie beneficios para estos pasajeros, que incluyen el servicio de conserje dedicado, el acceso prioritario y otros detalles.

Si bien el programa Club Orange está incluido para todos los huéspedes de Suites Neptune y Pinnacle, quienes reservan una cabina que no sea suite y quieran hacer el upgrade al Club, siempre que haya disponibilidad puede hacerse y recibirán los mismos beneficios.

 

El nombre del Club Orange tiene su origen en la tradición holandesa de la compañía Holland America Line. Por supuesto en honor a la Casa de Orange y su color distintivo y nacional, el naranja.

El Club se inició con la nueva clase de barcos que incluyen a Koningsdam y al Nieuw Statendam, y durante el 2019 se llevará a bordo del resto de la flota.  Los beneficios del Club sin dudas es una manera de que los huéspedes puedan mejorar aún más la experiencia a bordo de Holland.

El costo del Club Orange para los huéspedes no alojado en suite es de U$S 50 diarios por persona. Siempre debe contratarse previo a la salida del crucero, ya que no está disponible para la compra a bordo.

 

Club Orange

Club Orange, restaurante exclusivo para huéspedes de Suites

 

Compartir con:

Durante muchos años ha trabajado en la organización de viajes, con especialización en cruceros. También profesional del diseño y comunicación, fusiona en Discover Travel News sus dos pasiones. Ahora pasa gran parte de su tiempo estudiando e informándose para contar todo lo interesante, atractivo y diferente, con ideas reales y concretas, que el mundo tiene para ofrecernos.

[email protected]

Sin comentarios

Dejános tu comentario.