a
HomeCrucerosConsejos para prevenir el mareo en un crucero

Consejos para prevenir el mareo en un crucero

Cuando planeas tus vacaciones de crucero, y tu primer objetivo es divertirte, en lo último que quieres pensar es en la posibilidad padecer mareos mientras navegas.

 

«¿Me marearé a bordo de un crucero?» es una de las primeras preguntas que se hace todo crucerista novato. Y si bien no contamos con la respuesta precisa, ya que depende de cada individuo, sí te acercamos algunas alternativas que te ayudarán a evitarlos o mitigarlos.

Muchas personas, la mayoría, no sufre de mareos y disfrutan de cada actividad y cada momento simplemente como si estuviese en tierra. No se sabe cuáles a ciencia cierta las razones por las cuales unas personas sufren de mareos y otras no.

«Mejor prevenir que curar» cita el refrán, y en lo aplicaremos para el caso de los mareos, por lo que te acercamos algunos consejos para evitar padecer este mal y así puedas disfrutar al máximo tu próximo viaje de crucero.

 

Medicamentos comunes de venta libre

Existen medicamentos muy conocidos, de venta libre, para las náuseas y mareos con diferentes nombres en cada país, y tanto en pastillas o gotas, son realmente muy efectivos.

Si prefieres consultar a tu médico, puedes hacerlo, pero no suelen tener ninguna contra indicación para su uso. Si no estás preparado, ten en cuenta que una vez a bordo, en los cruceros puede proveerte gratuitamente de unas pastillas para evitar el mareo.

 

Remedio natural: pulseras para el mareo

Si prefieres no ingerir ninguna medicación, una alternativa son las pulseras contra el mareo por movimiento. Con muy buenos resultados para quienes las han utilizado, es una manera sencilla de contra restar anticipadamente los posibles mareos.

Una de las opciones es la llamada Sea-Band, una pulsera de muñeca elástica que funciona sobre con presión, a modo de acupuntura, con un pequeño botón plástico. Puedes tenerlas contigo y utilizarlas en caso de que aparezcan las náuseas o mareos una vez a bordo, y sirven tanto para adultos como para niños.

Si en tu país no las consigues, puedes asegurarte de comprarlas en alguna farmacia cuando arribes anticipadamente a la ciudad del puerto de embarque (no requiere de recetas o prescripciones médicas).

 

Elegir la ubicación más apropiada de la cabina

Si no estás seguro de marearte o temes sufrirlo levemente, y quieres prevenir, una buena alternativa es optar al momento de la reserva de una cabina ubicada en el lugar donde el barco menos se mueve. Esto equivale a pisos más bajos y cabinas más al centro del barco.

Las cabinas en los extremos del barco, y más aún en la proa, suelen tener más movimiento, que también se incrementa cuanto más superior es el piso.

 

No te encierres, sal al aire libre

Elegir una buena ubicación de la cabina, no implica que la mejor opción implique quedarse encerrado aún durante los mareos. Salvo que el movimiento sea muy intenso que te impida desplazarte con facilidad, lo que es raro que ocurra, mejor salir y caminar, descansar en una reposera o tumbona al aire libre y aprovechar para tomar un poco de agua o un té.

 

¿Comer o no comer?

Cuando estás mareado uno de los primeros impulsos es dejar de comer, pero sin embargo estar mareado con el estómago vacío es un gran error.

Lo indicado sí, es tener en cuenta que la cualidad de los alimentos si puede influir, por lo que es aconsejable no comer alimentos grasos, pesados o picantes. Las frutas, especialmente las manzanas son una muy buena opción. Y si tienes acceso a jengibre o caramelos de jengibre mejor aún.

 

Deja de lado el alcohol

Si bien algunas personas creen que un buen trago te ayuda, al menos, a calmar tu nerviosismo, no es una buena idea. El primer impacto puede ser positivo, pero el efecto adverso llegará pronto, especialmente si estás tomando algún medicamento para el mareo.

 

No esperes hasta que sea demasiado tarde

El mareo es un síntoma que se alivia mejor cuanto antes se medique o prevenga. Por lo tanto, te recomendamos que frente a la posibilidad o indicio de que puedas sufrir de mareos, comenzar a tomar la medicación antes de que el barco zarpe. La prevención realmente funciona para el mareo.

 

Ten en cuenta estos consejos, y seguramente tendrás una experiencia relajada y podrás disfrutar a pleno de tu próximo crucero. Hoy día el mareo no puede ser una limitación para que decidas o no realizar un crucero. ¡Solo anímate y previene!

Compartir con:

Durante muchos años ha trabajado en la organización de viajes, con especialización en cruceros. También profesional del diseño y comunicación, fusiona en Discover Travel News sus dos pasiones. Ahora pasa gran parte de su tiempo estudiando e informándose para contar todo lo interesante, atractivo y diferente, con ideas reales y concretas, que el mundo tiene para ofrecernos.

[email protected]

Sin comentarios

Mil Disculpas. Cerramos momentáneamente la posibilidad de comentar en este post.