Kyoto, Japon

Castillos, santuarios y templos de Japón

En las últimas temporadas, las compañías de cruceros premium como Princess o Holland America Line, así como algunas de lujo,han incorporado en su programación itinerarios durante casi todo el año alrededor de Japón. Estos cruceros son el complemento perfecto para visitar y conocer a fondo el país nipon.

 

Temporada a temporada la oferta de viajes en crucero se ha incrementado y las posibilidades de realizar itinerarios más inmersivos en el destino se ha hecho realidad. Hoy es uno de los destinos en Asia con mayor cantidad de itinerarios, puertos y meses del año con cruceros activos.

Una cosa que sabemos es que, quienes viajan a Japón, esperan conocer los numerosos castillos, santuarios y templos, obras maestras de la arquitectura que proporcionan una mirada fascinante a la historia y la cultura de Japón.

 

Hay tanto para ver que sería difícil enumerar y describir todo en una sola nota, pero con la finalidad de ayudarte a planificar tu próximo viaje hemos destacado algunos de los sitios más importantes.

 

De castillo en castillo

Los castillos en este país se remontan al siglo XVI cuando fueron construidos para ser fortalezas defensivas. Desde el puerto de Kobe, puedes visitar dos ejemplares increíbles de estas construcciones.

 

Castillo de Himeji, Japon

Castillo de Himeji, Japon

El Castillo de Himeji, en la ciudad del mismo nombre, es considerado por los especialistas como el mejor ejemplo de la arquitectura clásica japonesa en castillos. Data del 1333 y permaneció habitado y en uso hasta el año 1868.  La impresionante red de 83 edificios que conforman el complejo y las avanzadas defensas feudales lo convierten en una visita obligada. Se encuentra tan solo 47 kilómetros de la ciudad de Kobe y fue designado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. También es conocido como «Castillo de la garza blanca» y su emplazamiento al tope de la colina lo hace más imponente aún y visible desde gran parte de la ciudad. Es uno de los tres famosos castillos de Japón, junto con el de Masumoto y Kumamoto.

 

El castillo de Kumamoto, en el sur del país, está abierto al público para las visitas turísticas. La construcción original de madera, de principios de siglo XVII, es la que prevalece del original, siendo que fue saqueado e incendiado durante la Rebelión Satsuma. Parte del atractivo del castillo reside en las paredes de roca curvas, construidas de esa manera para evitar que los enemigos penetren en la fortaleza. Lamentablemente sufrió daños importantes en los terremotos de 2016.

 

Castillo de Kumamoto, Japon

Castillo de Kumamoto, Japon

 

Castillo de Matsumoto, Japon

Castillo de Matsumoto, Japon

En la prefectura de Nagano, en la ciudad que le da el nombre se levanta el Castillo de Matsumoto, que nació como Castillo Fukashi. Es parte del Tesoro Nacional de Japón, al igual que los anteriores mencionados, y hoy en día conserva su construcción original de mediados del 1500. Un verdadero exponente del arte hirajiro, con sus típicos muros de color negro. Las torres de vigilancia fueron construidas posteriormente. Son fabulosas las vista desde la torre hacia el valle.

 

El Castillo de Nijo forma parte del complejo de edificios históricos de la antigua Kioto y se construyó en el año 1679. Los jardines circundantes, ubicados entre los dos anillos principales de fortificaciones, cuenta con hermosos ciruelos y cerezos que en la época de floración son un espectáculo en sí mismo.

 

Varios castillos en Japón también han sido bellamente restaurados y remodelados y son dignos de visitar. El Castillo de Kanazawa, que se mantuvo en función desde la creación en 1580 hasta 1871, fue destruido en gran parte por un incendio en 1881 y por suerte restaurando, y vale la pena ser visitado junto con los imperdibles jardines adyacentes de Kenrokuen. Otros castillos que fueron reconstruidos fueron los de Kokura en Kitakyushu y el de Hiroshima debido al desgraciado bombardeo atómico de 1945.

 

Castillo Nijo, Japon

Castillo Nijo, Japon

 

Santuarios, el hogar de las deidades

Los santuarios sintoístas son las viviendas de los kami, como se las llaman a sus deidades.

En Tokio, el Santuario de Meiji está dedicado a los espíritus deificados del emperador Meiji y la emperatriz Shoken, a principios del siglo XX. La construcción comenzó en 1915 y se inauguró en 1920. Fue destruida durante la Segunda Guerra Mundial y reconstruida unos años más tarde. Aunque tal vez no sea el más antiguo o más bello de Japón, el complejo del santuario está rodeado por un bosque de 70 hectáreas, y es un verdadero retiro en pleno corazón de esta ciudad tan abrumadora.

 

Fushimi Inari Taisha en Kyoto (cercano al puerto de Kobe) es el santuario principal del kami Inari. Es famoso por sus largos pasillos hechos de miles de torii rojos, o sea de las puertas sagradas japonesas. Es uno de los históricos e importantes, que data del 711, si bien gran parte de su estructura fue construida en 1499. Se encuentra en la base de la montaña, y en el camino hasta el puedes ver muchos otros santuarios más pequeños.

 

El santuario de Itsukushima en la isla de Miyajima, muy cerca de Hiroshima, es conocido por sus torii «flotantes». Durante la marea alta la puerta está sumergida y muchos utilizan algunos kayaks para cruzarla. Se cree que la estructura del santuario data del siglo VI, pero la construcción actual es del XII.  Además de ser parte del Patrimonio de la Humanidad, es uno de los íconos de Japón más fotografiados.

 

Templo de Itsukushima, Miyajima, Japon

Templo de Itsukushima, Miyajima, Japon

 

Los templos

 

Templo Kiyomizudera_Niomon, Japon

Templo Kiyomizudera_Niomon, Japon

Los templos son lugares de culto en el budismo japonés y están presentes a lo largo y ancho de todo el país.

Dos templos hacen que la antigua capital de Japón, Kyoto, sea, aún más, uno de los lugares más atractivos para visitar. Ambos templos se encuentran entre los diecisiete monumentos históricos de la antigua ciudad.

El templo de Kiyomizudera en el Monte Kiyomizu fue fundado en el año 778 y la estructura actual data de 1633, y ¡fue hecho sin utilizar un solo clavo! Una cascada corre por debajo del templo desembocando en los estanques que están a sus pies.

 

También en Kyoto, el templo de Kinkakuji, conocido como «Templo del Pabellón Dorado» y por su increíble belleza. A través de la historia se ha convertido en uno de los lugares más famosos y populares de Japón. El salón principal está cubierto de panes de oro y rodeado por un hermoso estanque reflectante. Construido en 1397 como una mansión para un shogun, un señor feudal, fue luego convertido en templo por su hijo. En 1950, un joven monje, obsesionado con el templo, lo quemó hasta los cimientos. Esta historia se hizo famosa en un libro de 1956, «El Templo del Pabellón Dorado» y fue reconstruido completamente en 1955.

 

Castillo Kinkakuji, Kyoto, Japon

Castillo Kinkakuji, Kyoto, Japon

 

Fuera de Kioto, en Kanazawa, se hace imprescindible la visita a Teramachi, región que es hogar de 70 templos, incluyendo el Myoryuji, también conocido como Ninjadera, o «Templo Ninja». Fue construido como un lugar de adoración en 1585, pero fue trasladado a Teramachi en 1643 para utilizar el lugar como puesto de guardia. De ahí datan sus famosas puerta trampa y pasadizos secretos, e inspiró su apodo.

 

En Hiroshima, también puedes visitar el Templo Fudoin, ya que es uno de los pocos edificios que sobrevivió a la bomba atómica y está rodeado de hermosos árboles momiji, arces japoneses que fueron el símbolo de Hiroshima durante mucho tiempo.

 

Descubre más de lo que Japón tiene para ofrecerte en uno de los tantos recorridos en crucero por este bello país.

 

 

Compartir con:
Valorá este artículo

Durante muchos años ha trabajado en la organización de viajes, con especialización en cruceros. También profesional del diseño y comunicación, fusiona en Discover Travel News sus dos pasiones. Ahora pasa gran parte de su tiempo estudiando e informándose para contar todo lo interesante, atractivo y diferente, con ideas reales y concretas, que el mundo tiene para ofrecernos.

sergio@discovertravelnews.com

Sin comentarios

DEJANOS TU COMENTARIO