a
HomeCruceroCruceros marítimosAuroras boreales navegando por Noruega

Auroras boreales navegando por Noruega

Todo lo que necesitas saber sobre el fascinante espectáculo de luces de la naturaleza, las Auroras Boreales y cómo verlas desde un crucero por el norte de Noruega.

 

Afuera todo es oscuridad y tranquilidad, y de repente un destello de luz en el cielo llama tu atención. Primero pálido, luego más intenso y vibrante. Transformando la ausencia absoluta de luz en una poderosa muestra del poder de la naturaleza. Es hipnótico e imposible de ignorar.

Lo que resulta más extraño es el absoluto silencio, mientras cascadas de verdes, amarillos, violetas y rojos danzan en el cielo en armonía. Podríamos describirlas como un poderoso ballet sinfónico con el sonido apagado.

 

 

Dónde encontrar las auroras boreales

Las auroras boreales también se conocen como la aurora borealis, nombre que recibió del científico y astrónomo Galileo Galilei. Aurora por la diosa romana del amanecer, y Borealis del nombre griego para el viento del norte, Boreas.

Parecen remolinos de colores que bailan en el cielo, rayos de luz proyectados en el espacio, y a veces aparecen como grandes fisuras que se extienden en el firmamento. Se manifiestan como un espectáculo de luces dinámico al norte del hemisferio norte, cerca del Círculo Polar Ártico. Las luces más fuertes se pueden ver justo debajo de los óvalos aurorales, dentro de un radio de 2.500 km alrededor de los polos magnéticos. Navegando cerca o hacia el Círculo Polar Ártico, la posibilidad de ver las auroras boreales aumenta, incrementándose por encima del Círculo Polar Ártico (66 ° 33’N). Por esta razón los cruceros por el norte de Noruega y Svalbard ofrecen más posibilidades y oportunidades para apreciarlas. 

 

 

Temporada de auroras boreales

Técnicamente, las auroras boreales están presentes durante gran parte del año. Pero, simplemente no hay suficientes horas de oscuridad máxima para verlas durante los meses de verano, incluso por encima del Círculo Polar Ártico.

La temporada de invierno en el Ártico dura desde finales de septiembre hasta finales de marzo o principios de abril . Durante este tiempo, el cielo ártico es lo suficientemente oscuro como para que la aurora boreal sea visible en las condiciones adecuadas. Las auroras están más activas alrededor de los equinoccios en marzo y septiembre.

Aparece con mayor frecuencia entre las 17 horas y las 2 de la madrugada. No duran mucho tiempo, y solo se dejan ver unos minutos, y hay que esperar hasta que regresen. Una buena pantalla puede durar no más de 15-30 minutos a la vez, aunque si tienes suerte, podría extenderse a un par de horas o más. Es un requisito indispensable que el cielo esté muy oscuro y sin nubes. Mientras algunos afirman que la salen cuando las temperaturas son más frías, lo que sucede en realidad es que al estar el cielo despejado, la temperatura tiende a descender.

 

 

Desafortunadamente, no hay una garantía del 100% de detectar las auroras boreales. Estar en el lugar correcto, en el momento adecuado es de gran ayuda, invierno al norte de Noruega, pero no suficientemente seguro. Nunca hay una promesa explícita del fenómeno natural, pero si hay pronósticos disponibles. El índice Kp generalmente se considera el más preciso y es mucho más confiable que el pronóstico del tiempo. El Instituto de Geofísica de la Universidad de Alaska tiene un excelente sitio web que te permite ver la actividad prevista en todas las regiones aurorales.

La luz de la luna podría afectar la visibilidad si la aurora es tenue. La luz brillante de la luna hará que sea más difícil de ver o no sea visible. Sin embargo, si hay una aurora brillante, incluso podrás verla a plena luz de la luna. Una opción también es viajar en épocas de luna nueva.

 

 

Auroras Boreales en Noruega

Auroras Boreales en Noruega

 

 

Curiosidades sobre las auroras

 

#1. Agradezcamos al sol por las auroras ¿Qué causa la aurora boreal?

La belleza sobrenatural de la aurora boreal cautiva a todos los que se quedan o viajan en las regiones polares. Como la mayoría de los fenómenos naturales, tiene una explicación prosaica: son causadas por partículas cargadas eléctricamente, altas en energía, que ingresan a la atmósfera de la Tierra, partículas que se originan del sol.

Las luces en el cielo se han producido desde los albores de nuestro planeta. Los dinosaurios caminaron debajo de ellas, tal como lo hacemos hoy. Son una constante de nuestro mundo, siempre ahí, incluso están presentes cuando mucha gran cantidad de luz no nos deje verlas. Pero, ¿qué son y cómo se crean?

 

Durante siglos, la gente compartió historias sobre las auroras. Sin una explicación científica nuestros antepasados se vieron obligados a crear fantasiosos relatos con dioses y monstruos incluidos. A través de ellos enseñaron a las personas a respetar, temer o adorar estas luces del cielo. Pero a medida que nuestra comprensión del sistema solar y nuestro lugar dentro de él aumentó, las historias decantaron en mitos y leyendas. Hoy sabemos por qué aparecen, pero siempre hay más por aprender.

El espectáculo de luces que vemos desde la tierra es causado por partículas cargadas eléctricamente que ingresan a nuestra atmósfera desde el espacio a muy alta velocidad. Estas partículas se originan en nuestra estrella: el sol . El sol está empujando constantemente una corriente de partículas cargadas eléctricamente llamada «viento solar», que es expulsada desde el astro a una velocidad de entre 300 a 500 km por segundo en diferentes direcciones. Nuestro planeta viaja alrededor del sol e intercepta una pequeña fracción de partículas del viento solar.

 

Alrededor del 98% de estas partículas son desviadas por el campo magnético de la Tierra y continúan su viaje hacia el espacio profundo. Un pequeño porcentaje de partículas se filtra a través del campo magnético de la Tierra y se canaliza hacia abajo hacia los polos magnéticos, tanto del norte como del sur. Cuando estas partículas cargadas golpean los átomos y las moléculas en lo alto de nuestra atmósfera, se excitan. Esto crea dos anillos brillantes de emisión auroral alrededor de los polos magnéticos, norte y sur, conocidos como óvalos aurorales. A medida que vuelven a su estado original, emiten colores distintivos de luz. Es esta luz la que vemos cuando miramos la aurora boreal.

 

#2. Diferentes colores de las auroras

Debido a que la atmósfera de la Tierra está compuesta de diferentes átomos, como el oxígeno y el nitrógeno, y son estos átomos los que causan los colores que podemos ver, se excitan y se proyectan a diferentes niveles.

  • El color más común visto en la aurora boreal es el verde. Sucede cuando el viento solar golpea millones de átomos de oxígeno en la atmósfera de la Tierra al mismo tiempo, estos se excitan por un tiempo y luego se descomponen a su estado original. En esta último instancia vemos el color verde.
  • El color rojo también es causado por átomos de oxígeno, pero en partículas más altas en la atmósfera y que emiten una luz de menor energía. En realidad esta aurora siempre está ahí, pero nuestros ojos son cinco veces menos sensibles a la luz roja que al verde, por lo que no siempre podemos verla.
  • Cuando las partículas del viento solar golpean muy fuerte, y alcanzan a los átomos de nitrógeno, se excitan y al momento de su descomposición emiten una luz de color púrpura. Este es un color bastante inusual de ver, y generalmente solo ocurre durante una pantalla particularmente activa.

 

#3. Sonidos de las auroras

Algunas personas que viven en las zonas de auroras boreales, en particular las comunidades inuit, que afirman haber escuchado sonidos provenientes del cielo. Científicamente, no parece factible ya que el sonido no viaja a la misma velocidad que la luz. La aurora se encuentra a 100 km en el cielo, por lo que cualquier cosa que haga un sonido debería propagarse a la velocidad de la luz; de lo contrario, ocurriría tanto tiempo después del evento que no podrían conectarse los dos fenómenos. A pesar de ellos, hay teorías de que una forma de descarga eléctrica de la aurora boreal podría producir un sonido audible para los humanos, pero esto aún no se ha probado.

 

#4 ¿Son iguales las luces del norte y las luces del sur?

Las auroras boreales y las auroras australes , del norte y sur respectivamente, son imágenes especulares entre sí. Cuando no son visibles en el Círculo Polar Ártico en verano, lo son en la Antártida ya que allí es invierno. Es más popular la aurora boreal simplemente porque es más accesible a los viajeros, e inclusive a los habitantes. Durante el invierno, el continente antártico se rodea de una gruesa capa de hielo flotante, lo que hace que sea casi imposible llegar allí. En contraste, la costa de Noruega, Alaska, el norte de Canadá, el sur de Groenlandia, Islandia y el extremo norte de Escandinavia y Rusia son áreas pobladas con muchas oportunidades para que los turistas puedan experimentarlas en vivo.

Ambas son visibles desde el espacio. Los astronautas de la Estación Espacial Internacional tienen una visión de ambas auroras mientras viajan alrededor del mundo. Pero la vista desde el espacio es mucho menos variable que desde la Tierra. Desde el suelo, las estructuras aurorales crecen en el cielo y cambian de forma según su distancia. Hay mucha más variedad de tonos, intensidades, duración, en las auroras que se pueden ver desde la Tierra.

 

 

Hurtigruten en Noruega

Vista de las auroras desde la cubierta a bordo de los cruceros de Hurtigruten en Noruega

 

 

Ver las luces con Hurtigruten

La aurora boreal ha cautivado a la humanidad durante siglos, y hoy continúa llamando la atención de los viajeros que se aventura rumbo al Ártico. Los cruceros de Hurtigruten a lo largo de la costa de Noruega, son ideales para verlas en vivo.

A bordo de estos crucero al norte de Noruega navegarás justo debajo de la Zona Auroral, un área de actividad auroral constante. Además, de los 34 puertos que se visitan entre Bergen y Kirkenes, 22 están al norte del Círculo Polar Ártico, con muchas más oportunidades para verlas.

 

Entre septiembre a abril, época de auroras, Hurtigruten tiene salidas todos los días, cada año.  Algunas salidas temáticas llamadas Astronomy Voyage, incluyen a bordo un equipo de científicos y profesionales que te ayudarán a descubrir y entender al máximo este fenómeno natural. Sin dudas, la mejor manera para apreciarlo.

Para todos quienes han presenciado este espectáculo, saben que permanecerá en el recuerdo para toda la vida. Viajando en la época adecuada, durante un viaje de 12 días, Hurtigruten te asegura en un 100% que podrás verlas, y si no aparecen, la compañía te dará otro viaje clásico de 6 o 7 días sin cargo.

 

 

Compartir con:

Durante muchos años ha trabajado en la organización de viajes, con especialización en cruceros. También profesional del diseño y comunicación, fusiona en Discover Travel News sus dos pasiones. Ahora pasa gran parte de su tiempo estudiando e informándose para contar todo lo interesante, atractivo y diferente, con ideas reales y concretas, que el mundo tiene para ofrecernos.

[email protected]

Sin comentarios

DEJANOS TU COMENTARIO